Inicio Parlamentarias Elecciones: escenario porteño – NCN

Elecciones: escenario porteño – NCN

3

El PRO juega de local en ciudad de Buenos Aires y, con Elisa Carrió como candidata, tiene hoy amplia ventaja. La disputa mayor estaría en el segundo puesto, aunque Unidad Porteña, con Daniel Filmus a la cabeza, se impone frente a Martín Lousteau. Muy lejos, pero aún con posibilidades de conseguir diputados, están 1País e izquierda, con Luis Zamora y FIT.

El escenario en CABA tiene signos de estabilidad. Asimismo, no existen dudas del triunfo del oficialismo. Esta ciudad le da supremacía funcional al PRO, ahora bajo la marca Vamos Juntos. Es más: Elisa Carrió se potencia en ese rol, y su intención de voto en la última encuesta redondea 45 por ciento. De mantenerse así, bloquea una de las fuentes de potencial crecimiento electoral de Martín Lousteau. El Frente de Unidad Porteña, conformó una amalgama electoral que incluye a sectores kirchneristas, peronistas y progresistas de la ciudad. Es el único frente que disputará internas en las PASO de este distrito. Además, y hasta ahora la estrategia les da buenos resultados: la sumatoria de lo obtenido por cada candidato lo ubica en el segundo lugar de intención de voto, con 22,3 por ciento. Dentro de las tres líneas, el candidato más votado es Daniel Filmus, que llega al 18,9 por ciento; superando a Guillermo Moreno (2,1)  e Itai Hagman (1,3)”.

Hoy no se discute el liderazgo de Carrió y el peronismo y Lousteau disputan el segundo lugar, en donde Filmus cosecharía su voto histórico mientras a Lousteau le cuesta hacer pie.

Lilita fideliza el voto del PRO del 2015 y le disputa parte del electorado que votó a Lousteau. Hoy Carrió tiene 6 puntos que votaron a Lousteau en 2015. Esta pérdida lo lleva a Lousteau a una paridad en el segundo lugar con Unidad Ciudadana (FpV). Hay amplio electorado compartido entre Carrió y Lousteau y quien desarrolle una campaña más efectiva entre ambos es el principal factor que hará o que Lousteau recupere parte de puntos que perdió y, así, sea la segunda fuerza electoral, o Carrió crezca y Lousteau termine en el tercer lugar en la elección de octubre.

La gestión de Rodríguez Larreta es una referencia central dentro del oficialismo y tiene más apoyo que antes. La oposición mejoró sus propuestas y candidatos pero sigue más preocupada por la unidad interna y hacer su parte dentro de una elección que la desborda.

En Ciudad de Buenos Aires se combinan en una sola fórmula las dos marcas fuertes: PRO y Lilita, asegurando un triunfo con un guarismo cercano a la suma del segundo y tercero. Lilita estará alrededor del 46 por ciento y la gran sorpresa sería que Lousteau repitiera el segundo puesto de la primera vuelta de julio del 2015. Hoy Filmus mantiene diferencia con Lousteau de 5 puntos, pero Lousteau experimentó en últimos 30 días un incremento sustancial de su imagen positiva. También es cierto que no siempre imagen es igual a voto.

El dominio de Cambiemos parece ser muy nítido, y la segunda minoría, aunque en discusión, ya no tiene en Lousteau una figura indiscutida y consistente, por lo que el escenario está abierto sobre qué fuerza constituirá la principal oposición. Además, Filmus garantiza que Unidad Ciudadana galvanice su electorado y acceda nuevamente a ser segunda minoría, lo que, por circunstancias electorales del distrito, no es poco, aunque tampoco demasiado. En Lousteau, su estrella parece declinar, víctima de la polarización y su trashumancia política que potenció su insustancialidad. Un apunte final para Myriam Bregman, gran candidata que hará buena elección cuyos atributos electorales singulares y potentes están opacados por el corset que impone el espacio del FIT a sus candidatos.

La oposición peronista tiene un voto histórico y casi cautivo de base, pero la situación de Evolución (Lousteau) se presenta más complicada: capta votos de un espacio común con el PRO, pero ahora desde un lugar menos claro que en 2015, por su paso por el Gobierno nacional. El otro aspecto que atenta contra el crecimiento de la oposición que comparte electorado con el PRO es el posicionamiento de su primera candidata, Elisa Carrió, que concentra en su perfil dos aspectos habitualmente excluyentes: ser oficialista y también dar garantía de control.

Hay alrededor del 40 por ciento de intención de voto para el oficialismo con distancia significativa sobre el resto. La alianza Unidad Porteña que presenta tres listas a las PASO está, en la competencia general, en segundo lugar alrededor de su piso histórico. En dicha coalición están el PJ de CABA, conducido por Víctor Santamaría, y otras agrupaciones kirchneristas, con rango que va del 19 al 24 por ciento. Filmus se impone a Itai Hagman y Guillermo Moreno. En tercer lugar aparece el ex embajador en Estados Unidos Martín Lousteau, que perdió mucho en relación con la performance anterior.

La elección en CABA se encamina a amplia victoria de Cambiemos. Elisa Carrió ostenta intención de voto que ronda 45 puntos. Lo más interesante de esta elección será la disputa por el segundo lugar donde hoy está Daniel Filmus con 20 puntos y posibilidad de crecer hasta 25. Y hay que seguir de cerca si la desdibujada candidatura de Lousteau gana volumen. Así, la coalición política que encabeza Filmus probablemente quede consagrada como la principal referencia opositora de la ciudad.

Link de la Fuente

Cargar Más Artículos Relacionados
Cargar más por Mundo Político
Cargar más en Parlamentarias
Los comentarios están cerrados.

Mira además

La gobernadora y el intendente disfrutaron de la Acción Urbana Teatral

– La gobernadora Claudia de Zamora acompaña al intendente Hugo Infante a recorrer la…