Inicio Nacionales Noticias en POLÍTICA : Randazzo como Moreau, el ‘stand-by’ alemán y ¿quién es Gladys?

Noticias en POLÍTICA : Randazzo como Moreau, el ‘stand-by’ alemán y ¿quién es Gladys?

Mariano Spezzapria en el diario platense El Día acerca de la posibilidad que Florencio Randazzo termina como Leopoldo Moreau:

“(…) Entre quienes no ocultan ese temor, recuerdan lo que le pasó a la UCR tras el desastre de la Alianza, cuando el candidato presidencial fue Leopoldo Moreau y ni siquiera llegó a obtener el 2,5% de los votos. “Eso es lo que van a sacar con Randazzo”, afirman con tono socarrón en el kirchnerismo, mientras ultiman los detalles del acto de este martes en el estadio de Arsenal.

Allí, Cristina Kirchner blanquearía su candidatura a senadora nacional por la Provincia, junto a Daniel Scioli y a dirigentes con peso en el Conurbano, como el matancero Fernando Espinoza, quien afronta la paradoja de ser el presidente del PJ bonaerense y, al mismo tiempo, impulsar a otras fuerzas políticas de cara a las elecciones legislativas. Por eso algunos piden su renuncia.

Pero difícilmente Espinoza les vaya a dar el gusto. Mientras tanto, la ex presidenta hablará el Día de la Bandera para hacer un crudo diagnóstico sobre la realidad económica y social del país. De acuerdo a los pocos dirigentes que intercambian opiniones con ella, el discurso buscará dejar en claro que Cristina Kirchner es la única opción de mayorías para los opositores más acérrimos.

Esto es, para el tercio de los votantes bonaerenses –suponen- que no tienen ningún tipo de contemplación con el gobierno del presidente Mauricio Macri ni el de la gobernadora María Eugenia Vidal. Tanto es así, que Cristina Kirchner acusaría a otros dirigentes opositores –como Randazzo y especialmente Sergio Massa– de ser funcionales a los intereses de Cambiemos.

Claro que fiel a su estilo, la ex mandataria nunca los mencionará con nombre y apellido, pese a que los señalará como miembros del “pan-oficialismo”, que le permitió a la administración de Cambiemos tomar deuda en el exterior para financiar el Presupuesto nacional. “Si esto sigue así, la Argentina termina en un desastre”, advirtió Axel Kicillof, quien podría estar en la nómina K. (…)”.

Eugenio Paillet en el bahiense La Nueva Provincia acerca de la realidad que si CFK quisiera hacerle un daño a Mauricio Macri, no tendría que ser candidata en 2017 en Provincia de Buenos Aires:

“(…) Hay otro dato que los entusiasma a falta de buenas noticias del propio ruedo que es el comportamiento del llamado ‘electorado’, que puede utilizar las internas de agosto para castigar y no para premiar o por convicción partidaria.

(…) En todo caso lo que habría que decir es que a Macri, obligado por una realidad económica que sigue siendo dura, le sirve la candidatura de Cristina más que su eventual renuncia a competir. A este paso, más que pedirle al electorado un voto en octubre que premie la buena letra hecha hasta ahora, el presidente le reclama a la gente un voto castigo para su antecesora. Y de paso les advierte, como lo hace, sobre el caos que sobrevendría en caso de una vuelta al pasado.

Ocurre que hay una ecuación simple que no se está verificando en los hechos: para que el país, cualquier país, crezca y se desarrolle y genere expectativas y mejoras en la gente, necesita inversiones. (…) Los empresarios alemanes que vinieron con Ángela Merkel y los que ya tienen intereses aquí repiten ese mismo parlamento de capítulos anteriores en Holanda, España, China y Japón, entre otros destinos. Ellos quieren “ver para creer” antes de decidirse a invertir. (…)”.

Luis Domenianni, periodista de trayectoria radical, en Democracia, de Junin, plantea interesantes interrogantes sobre lo grotesco que resultan las PASO cuando los políticos prefieren no competir:

“(…) ¿Quién encabezará la lista de candidatos a senadores nacionales por la provincia de Buenos Aires ? ¿El ministro de Educación, Esteban Bullrich ? ¿La poco conocida Gladys González? ¿Elisa Carrió queda atenazada en la ciudad de Buenos Aires o existe alguna chance para ella en la provincia?

La indefinición oficialista muestra alguna especie de vinculación con la actitud final que adopte Cristina Kirchner.

Como aún no se sabe, a ciencia cierta, si será o no candidata, en el oficialismo parecen reservarse para alguna jugada de último momento. De allí que las listas permanezcan abiertas, sin necesidad aparente, hasta el jueves próximo.

Ocurre también que el reparte con los aliados del PRO dentro de Cambiemos no está cerrado. Van y vienen negociaciones en las que el partido del presidente Mauricio Macri y de la gobernadora María Eugenia Vidal no se muestra, precisamente, generoso, sino todo lo contrario.

Las disputas pueden parecer artificiales para el gran público, pero no lo son tanto. Para un partido con escasa base militante, abrir espacios en el Estado resulta ser necesario para garantizar continuidad.

No es el caso del cuasi unipersonalismo de la Coalición Cívica de Elisa Carrió, ni del estructurado – por estructura – radicalismo. Lo uno choca inevitablemente con lo otro.

Según los dictados de la gobernadora Vidal, dos resultarían los ejes de la campaña electoral del oficialismo en el más poblado distrito del país : su propia figura y la gestión de gobierno, en particular, la obra pública y lo social.

Probablemente, la táctica resida en una disputa mano a mano con Cristina Kirchner, aunque la Kirchner dedicará su tiempo al presidente Macri.

En la provincia de Córdoba, segundo distrito del país por número de votantes, Cambiemos sufre un tironeo como producto de la resistencia de un sector del radicalismo a aceptar la figura del ex árbitro de fútbol Héctor Baldassi como primer candidato a diputado nacional.

Es el intendente radical de la ciudad capital, Ramón Mestre, quien salió al encuentro de la decisión del PRO local, impulsada desde Buenos Aires. Mestre intenta colocar a su hermano Diego, algo que resisten los demás referentes radicales cordobeses Mario Negri y Oscar Aguad.

Santa Fe y Catamarca resultan los otros distritos con problemas.

Con todo, el radicalismo encabezará las listas de Cambiemos en 14 distritos del país sobre un total de 23.

El distrito 24 es la ciudad de Buenos Aires donde Cambiemos no quedó conformado y donde el radicalismo apoya la candidatura de Martin Lousteau, a raíz de la decisión del jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta de impedir a Lousteau participar de las PASO.

En definitiva, Cambiemos mostrará listas de unidad, posiblemente en la totalidad de los distritos. Ergo, pregunta que flota en el aire ¿Para qué hacemos las PASO? (…)”.

Link de la Fuente

Cargar Más Artículos Relacionados
Cargar más en Nacionales
Los comentarios están cerrados.

Mira además

La prisión domiciliaria de Milagro Sala aún pendiente y con algunas controversias – Télam

La decisión del juez jujeño Gastón Mercau de otorgar la prisión domiciliaria a Milagro Sal…