Inicio Opinión PANDORA – 7miradas

PANDORA – 7miradas

Sigue firme la avanzada contra el sindicalismo que anticipamos en esta sección, el turno en esta semana es el del Pata Medina, histórico líder sindical de UOCRA La Plata y enfrentado a Gerardo Martínez. Pocas cosas reditúan tanto al gobierno frente a la opinión pública que enfrentar dirigentes sindicales de esas características. Hay quienes dicen que la lista de sindicalistas a observar la encabezaría Hugo Moyano.

Exultante se lo vió al intendente de Merlo, Gustavo Menéndez en el show que dió el ex Calle 13, Residente en su distrito. De vestimenta juvenil, Menéndez insiste en postularse como candidato a Presidente del PJ de la Provincia de Buenos Aires después de la elección con el objetivo de suceder al neo kirchnerista Fernando Espinoza. Dicen que Wado de Pedro también manifestó su voluntad aunque nadie que conozca el conurbano puede tomarse eso en serio.

Dentro de las huestes de Martín Lousteau el planteamiento es el siguiente: hay que desplazar a Filmus al tercer puesto, si ese objetivo se consolida, Martín es el candidato del peronismo a Jefe de Gobierno en el 2019. Los números por ahora, no son alentadores.

Las autoridades pertinentes investigan a dos argentinos con intereses en Miami: se trata de Cristóbal López y Alan Faena. Ambos por sus intentonas inmobiliarias y en el caso de López por el frustrado casino que instaló y tuvo que cerrar en esas tierras. Con certeza, en Estados Unidos se actuará con celeridad y justicia.

Según trascendidos de buena fuente, del conjunto de personas cercanas al Presidente algunas de las más destacadas consideran que la gestión de la Ministra de Seguridad fenece. No la ayuda su juego de aproximación con los gendarmes, ni sus arrebatos oratorios, ni su obsesión por ocupar espacio en los  medios. En su calesita y frecuentación de distintos partidos políticos siempre ha actuado así. Hasta cuando le tocó enfrentar y vilipendiar a Mauricio Macri. Pero el hoy Presidente es renuente a sacarla de su cargo: es un hombre prudente. Este es un tiempo ardiente previo a las elecciones y agradece el fervor –que tuvo en toda ocasión- y que esta vez no retaceó la señora Bullrich. Aunque está pagando un duro precio en las encuestas.

Esta Semana ha tenido demasiadas novedades judiciales para que la tarea de los Jueces pase desapercibida o ajena a comentarios, a veces buenos y otras veces absolutamente ácidos.  Lamentablemente, parecería que estos últimos le llevan la delantera a los primeros y el Poder Judicial se debate tratando de mejorar su aspecto.

De todos modos, los singulares comportamientos de algunos Jueces se instalan como el paradigma de un sistema ineficiente, y todos los integrantes del Tercer   Poder del Estado, resultan víctimas de los desaciertos particulares.

No pasará sin dejar secuelas el juicio que se inicia contra el ex Ministro De Vido,  al que la opinión pública y los medios empujan al interior de una celda. Podrá la Justicia coincidir con esa sensación? Si lo hace será seguramente reconocida como tal, pero si por ventura decidiese lo contrario, será denostada de un modo irrecuperable. Lamentable disyuntiva para una sociedad sedienta de la paz que brinda saber que la ley ampara a todos por igual y se administra con equidad.

La toma de los Colegios por los educandos,  tiene a la ciudad en vilo desde hace semanas. En debates caprichosos, entre los peores representantes de cada postura,  apareció la voz de la Justicia por boca de la Juez LIberatore, quien sostuvo en su resolución, que la ocupación de los establecimientos era un derecho que la Constitución le otorgaba a los estudiantes.

Para brindar un poco de paz y coherencia, un Fiscal de la Ciudad decidió iniciar actuaciones por la toma de los establecimientos, incluyendo, eventualmente, a los padres de los menores  que hayan decidido habitar en una casa de estudios.

Lo cierto es que nuestra sociedad muestra signos de esquizofrenia cada vez que debe manifestarse, mientras se queja de los piquetes que cortan sus calles, pide que se reconozca el derecho a la protesta social, y mientras piden la cárcel para los corruptos descreen de aquellos que deberían concretar esa misión. En ese constante ir y venir de los ánimos exaltados, algunos Funcionarios no encuentran las palabras adecuadas para definir su derrotero.

El ministro Garavano es uno de los que a veces, encuentra    dificultades para expresar sus ideas. Esta vez, refiriéndose a los sucesos que involucran a la Gendarmería y al desaparecido Maldonado, aseveró “la Justicia no está preparada para investigar casos como éste o la muerte del fiscal Alberto Nisman”.  Muchos creen que el comentario fue un intento por aliviar las presiones públicas sobre la Justicia, aunque en el seno del Poder Judicial lo vieron como una elíptica descalificación de su actividad.

No fueron pocos los que señalaron que el Juicio a las Juntas, Malvinas, los atentados a la Democracia o sonados casos de secuestro, ofrecían más complejidades que los utilizados como ejemplo, y, sin perjuicio de ello, llegaron a su fin con decisiones correctas y ajustadas a la ley.

Lo objetivo, de todos modos, es la insatisfacción general en punto al comportamiento de la Justicia como Poder del Estado. Parte de responsabilidad pertenece sin duda a sus miembros, que parecen no alcanzar a comprender las necesidades de una sociedad golpeada,  que pone su mirada en el castigo administrado por el Estado,  como una forma de huir de la venganza privada.

Pero también corresponde añadir entre los responsables de las críticas, a aquellos que creen que descargando sus responsabilidades en la Justicia, evaden ser objeto de reproche. Hay situaciones que deben ser resueltas por la política y que no pueden ser trasladadas a los Jueces para que encuentren una solución a los errores cometidos por otros.

Finalmente, la desjerarquización de la Justicia, a la que pretende asignársele la responsabilidad de todo aquello que irrita a la sociedad, es una pésima receta para el sistema democrático. Justamente es la Justicia la que legitima el obrar de los otros poderes a los que pone límites, resguardando el derecho de los ciudadanos.

El envejecimiento de las leyes, la no modificación de los códigos, y los instrumentos legales actualizados que demanda la sociedad, no pueden surgir de la interpretación de leyes que no dicen lo que se necesita. Así,  los Jueces no pueden modificar  la realidad que los envuelve, si el poder Legislativo y el Ejecutivo no toman la iniciativa del cambio que, ausente, se pone en cabeza de ellos.

La administración de Justicia no es cosa que pueda resolverse con las reglas que la democracia establece para la política. Es una actividad técnica para proteger los derechos que la Constitución le otorga a sus ciudadanos, y el día que esta se aparte de  esas reglas se convertirá, quizás, en lo que la sociedad quiere,  hasta que esta advierta que ha dejado de tener certeza sobre aquellos derechos que creía poseer.

A veces parece   que el encargado de lograr esas modificaciones está distante y distraído de sus objetivos, otras que se encuentra más preocupado en cubrir errores que deberían ser expuestos, antes que ocultados en los pliegues negros de la toga de los Jueces.

El líder del socialismo español, Pedro Sánchez, prometió en un acto en Cataluña que “obligará” al presidente Mariano Rajoy ya los independentistas a negociar para salir de la crisis, al tiempo que criticó a ambas partes. Reafirmó su oposición al referéndum del 1 de octubre,  calificó como un acto antidemocrático que busca “fracturar a Cataluña”. Faltan pocos díass el próximo domingo

“Esto no va de echar a Rajoy, que no engañen en los catalanes. Esto va de romper con España y fracturar Cataluña, porque a Rajoy lo vamos a ganar en las urnas”, aseveró el jefe de la oposición. “Las urnas están vacías de legalidad. Lo han dicho el Consejo de Garantías de la Generalitat, los letrados del Parlament, el Tribunal Constitucional y la Comisión de Venecia”, agregó, al tiempo que  aseguró que obligará a Rajoy a “sentarse a  dialogar y encontrar una solución pactadas.

El líder del socialismo catalán, Miquel Iceta, fue muy crítico con la utilización de la vía judicial para resolver el conflicto político y arremetió contra la denuncia de la fiscalía por sedición contra líderes independentistas. “La única respuesta del Estado no puede ser la legal y la policial.

Es legítimo que el Estado intente evitar el referéndum, pero en ningún sitio se pueden vulnerar los derechos fundamentales de los ciudadanos, ni en Cataluña ni en España. No entendemos que se suspendan actos públicos y todo el mundo ha de poder defender las ideas más locas del mundo”, afirmó Iceta, flanqueado por Sánchez.

El presidente del Círculo de Empresarios pide reformas y sostiene que cada nueva camada de políticos ha sido de peor calidad

En estas fechas se cumplen 40 años de la creación del Círculo de Empresarios, un think thank en el que se agrupan más de un centenar de empresas. Su actual presidente, Javier Vega de Seoane (San Sebastián, 1947), reclama reformas y evalúa el proceso catalán.

Ha sido una etapa sin parangón en la historia de España. Sin embargo, el estado anímico era mucho mejor en 1977 que ahora. Entonces teníamos un proyecto colectivo, había ilusión, elementos que nos unían, porque queríamos libertad, democracia, entrar en Europa, modernizar el país, construir un Estado de bienestar… Y eso era compartido por todos los españoles. Ahora estamos desnortados, nos hemos quedado sin proyecto. No tenemos la energía positiva que movilizó a los españoles y vertebró un proyecto común con independencia de la ideología de cada uno.

Como no recuperemos un proyecto y una actitud de consenso, los augurios no son buenos. Es constatable que cada nueva camada de políticos ha sido de peor calidad. El promedio va en deterioro porque la política se ha convertido en algo profesional, los políticos han perdido contacto con la realidad social y se concentran en ganar las próximas elecciones. Han hecho mal los deberes. Y, encima, cuando la sociedad se ha hecho más transparente, han salido a la luz comportamientos poco edificantes que les ha llevado a un descrédito mayor.

Algo hemos hecho mal cuando un porcentaje muy alto de catalanes se quiere ir de España. Y, particularmente, en el tratamiento emocional de los temas de Cataluña. El factor desencadenante fue el fiscal, pero con independencia de ello, había un caldo de cultivo al que los independentistas han echado leña oportuna y astutamente. Hemos sido sumamente torpes. Esperemos que no se pierda el control.

Cuando estemos en el día después y tengamos una situación más tranquila, habrá que hacer autocrítica y corregir comportamientos. Tendremos que recomponer las cosas co más sensibilidad y más consideración con aquello que en Cataluña se valoran mucho y aquí poco, como su lengua, la fiscalidad y la inversión pública.

Hemos tratado mal la lengua catalana, que es patrimonio de todos. Si los catalanes hubieran percibido que todos los españoles queremos defender su lengua, la situación no habría ido tan lejos. Otro tema es el fiscal, en los últimos 40 años la brecha entre ricas y pobres sigue siendo la misma. Tendríamos que recomponer el sistema manteniendo siendo muy solidarios, pero exigiendo reformas y planes para que vayan dejando de recibir ayudas. Hay un tercer elemento que son las inversiones públicas, en las que Cataluña ha recibido un porcentaje más bajo de lo que le corresponde a su peso en la economía.

El jefe porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se reunió al interbloque de legisladores locales de Vamos Juntos, el nombre que debió utilizar el oficialismo tras la escisión de la UCR oficial. Se sabe que la UCR, bajo la batuta de Enrique Nosiglia, jugó sus votos por Martín Lousteau., con excepciones evidentes como Facundo Suárez Lastra, Jesús Rodríguez y Ernesto Sanz. El radicalismo de Capital está al filo de la navaja.

“El gorila invisible es un libro apasionante en el que los autores analizan las limitaciones de los seres humanos para ver lo que está ante sus ojos. Esto no tiene que ver solamente con los prejuicios que todos tenemos, sino con las limitaciones que tiene nuestra especie, para acercarse a la realidad. Hay muchas cosas evidentes que nuestra mente no registra. En Argentina a pesar de experiencias exitosas que se han repetido por dos décadas, en el círculo rojo muchos se resisten a discutir siquiera lo que es la nueva política. Felizmente no pasa lo mismo con la mayoría de los ciudadanos.”  Escribe Jaime Durán Barba en el diario “Perfil”.

“A pesar de que Mauricio Macri dirigió una serie ininterrumpida de triunfos durante doce años, cuando llegaron estas elecciones aparecieron nuevamente quienes afirman que lo que hace no tiene sentido. En esta ocasión, varios predijeron que Martín Lousteau ganaría ampliamente en la Capital, que en la Provincia había un triple empate, que Cristina podía estar en el 40% gracias a la errada polarización que promovió el Gobierno. Como pasa siempre, las profecías no tuvieron que ver con la realidad.”

“Hasta el siglo pasado se suponía que el mejor presidente debía militar muchos años en un partido, y ser abogado o militar… Actualmente los conocimientos, la organización social, las relaciones humanas, se volvieron mucho más plurales y complejos. Aparecieron nuevas actividades que generaron otros tipos de liderazgo que incursionaron en la política al mismo tiempo que la población se cansó y rechaza masivamente las viejas formas del poder.”

“Macri empezó a hacer política en el siglo XXI, pertenece a un nuevo tipo de dirigente formado fuera de los ritos partidistas, que llega a la Presidencia formado dirigiendo instituciones más cercanas a la gente real…”

Link de la Fuente

Cargar Más Artículos Relacionados
Cargar más en Opinión
Los comentarios están cerrados.

Mira además

Macri asistió al festejo por los 91 años de Mirtha Legrand – Télam

El presidente Mauricio Macri, junto a la primera dama Juliana Awada, asistieron este viern…