Inicio Internacionales Ultimátum de Gran Bretaña a Rusia por el caso del espía envenenado

Ultimátum de Gran Bretaña a Rusia por el caso del espía envenenado

10 minuto leer
Comentarios desactivados en Ultimátum de Gran Bretaña a Rusia por el caso del espía envenenado
0











El Kremlin calificó las acusaciones como “un espectáculo de circo en el Parlamento británico” Fuente: Reuters



PARÍS.- El exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, refugiados en Gran Bretaña, “fueron envenenados con un agente neurotóxico de tipo militar desarrollado por Rusia”, denunció ayer


Theresa May
ante el Parlamento. La primera ministra británica le puso un plazo de 24 horas al Kremlin para “develar en forma inmediata los detalles del programa Novichoc”, nombre de ese producto letal, a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas.





“Si no hay una respuesta creíble, llegaremos a la conclusión de que esta acción equivale a un uso ilegítimo de la fuerza por parte del Estado ruso contra Gran Bretaña”, advirtió la primera ministra.

Hablando ante la Cámara de los Comunes después de días de intensa tensión diplomática desde que se produjo el ataque contra Skripal y su hija, el 4 de marzo, en la ciudad de Salisbury, la primera ministra calificó de “altamente probable” la responsabilidad de Rusia. Agregó que su gobierno convocó al embajador ruso en Londres para que explicara si la agresión fue “una acción directa del Estado ruso” o el resultado de “una pérdida de control” de sus depósitos de agentes neurotóxicos.



En función de esa respuesta, Gran Bretaña decidirá qué acciones tomará. Los medios británicos especularon que May podría ordenar represalias como la expulsión de diplomáticos o sanciones financieras contra empresarios radicados en Londres. Incluso se consideró la posibilidad de no enviar una delegación de funcionarios al Mundial de fútbol de Rusia.





Hasta ahora, el Kremlin ha negado toda implicación. Ayer, el presidente ruso,


Vladimir Putin
, descartó una pregunta sobre el escándalo durante un desplazamiento en el sur del país. Que las autoridades británicas “lleguen hasta el fondo de las cosas allí, luego discutiremos”, respondió al corresponsal de la BBC.





May le dio 24 horas al Kremlin para que aclare detalles de un programa de armas químicas Fuente: AP

Sergei Skripal, un exmilitar de inteligencia ruso de 66 años, que trabajó para los servicios secretos británicos, y su hija Yulia, de 33, fueron hallados inconscientes en un banco en el centro de Salisbury. Ambos siguen entre la vida y la muerte. La tercera víctima del ataque, el sargento de policía Nick Bailey, contaminado cuando intentó ayudar a la pareja, continúa en grave estado en el hospital, aunque su condición le permite comunicarse con sus familiares.



Durante su intervención, que se produjo poco después de una reunión que mantuvo con el Consejo Nacional de Seguridad, la primera ministra recordó que Rusia produjo anteriormente el Novichoc y que -a pesar de la prohibición internacional- conserva la capacidad de seguir fabricándolo.

La decisión de apuntar un dedo acusador hacia Moscú se basó en “la tradición de Rusia de cometer asesinatos patrocinados por el Estado” y en la convicción “de que Rusia ve a algunos disidentes como blancos que pueden ser legítimamente eliminados”, dijo May.



Ayer, Estados Unidos condenó el ataque. “El uso de un agente nervioso letal contra ciudadanos británicos en suelo británico es un escándalo”, dijo la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

“El ataque fue temerario, indiscriminado e irresponsable”, agregó Sanders, que sin embargo no culpó a Rusia.

El ataque contra Skripal y su hija es, en efecto, el último de una considerable lista de enemigos del Kremlin muertos en forma misteriosa en Gran Bretaña. El último de ellos fue el exespía ruso Alexander Litvinenko, envenenado en 2006 con polonio 210, una sustancia radiactiva letal.

El exagente encubierto Skripal había sido condenado en Rusia en 2006 por espiar para el Reino Unido. En 2010, en el marco de un intercambio de prisioneros entre Moscú y Washington, recibió el estatus de refugiado en Gran Bretaña.

Tras las declaraciones de Theresa May, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia rechazó nuevamente la acusación, considerándola una “provocación” y un “cuento de hadas”. La vocera de la cancillería rusa, Maria Zakharova, calificó la presentación de la primera ministra como “un espectáculo de circo en el Parlamento británico”.





Los investigadores seguían buscando pistas del caso del espía envenenado
Los investigadores seguían buscando pistas del caso del espía envenenado Fuente: AP

Mientras tanto, los servicios de policía y de contaminación elevaron en las últimas horas el nivel de peligrosidad de la sustancia utilizada, mientras sus equipos continuaban trabajando en Salisbury y sus alrededores. Los expertos advirtieron que unas 500 personas que podrían haber entrado en contacto con el agente neurotóxico deberían lavar ropa y otros artículos.

Esas recomendaciones se dirigen particularmente a todos aquellos que estuvieron en el restaurante Zizi o en el pub The Mill, de Salisbury, entre la 1.30 del domingo pasado y la noche del lunes. Los Skripal estuvieron en ambos sitios el domingo por la tarde. El anuncio causó consternación en la región ya que, cuatro días antes, los responsables habían afirmado que ambos sitios habían sido “segurizados”.

Según las autoridades, este último anuncio responde a “nuevas evidencias”, aunque se negaron a especificar de qué naturaleza.














temas en esta nota


¿Te gustó esta nota?





Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Comentarios cerrados

Mira además

Huawei: cómo es la vida de la millonaria dinastía dueña del gigante tecnológico chino