Inicio Opinión Alberto Fernández y el intento de transformar la debilidad en fortaleza por Pablo Romá

Alberto Fernández y el intento de transformar la debilidad en fortaleza por Pablo Romá

7 minuto leer
Comentarios desactivados en Alberto Fernández y el intento de transformar la debilidad en fortaleza por Pablo Romá
0

Alberto Fernández y el intento de transformar la debilidad en fortaleza

 

El discurso del Presidente en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso expresa la trama de intercambios, de diálogos políticos, sociales y económicos en la que está sumido el nuevo gobierno. Se trató de un discurso sobrio, que apeló a “la ética de la responsabilidad” y a volver a poner en el centro de la escena el diagnóstico de la situación en que se encuentra el país.

La argumentación del Presidente partió de la necesidad de separar el diagnóstico responsable del eslogan electoral. Pretendió con ello alertar contra la repetición, con confundir el actual discurso presidencial con la campaña de la “pesada herencia” del inicio de la gestión de Mauricio Macri. Alberto Fernández quiso despejar dudas, no emitió consignas, sino que habló de un estado de la cuestión, de la urgencia del momento económico y político del país.

Ese diagnóstico fue expresado con cifras y datos. Nada muy alejado de la percepción que tienen la mayoría de los ciudadanos sobre este momento económico crítico, signado por la recesión, la caída de la actividad económica y una inflación que aunque disminuya en términos relativos, se empecina en crecer allí donde es más sensible para los hogares. Este discurso sobrio apuntó a validar estas percepciones, tratando de traducirlas en una jerarquía de medidas, algunas ya implementadas por su gestión y otras que propone implementar en el corto plazo.

Sin embargo, el punto fuerte del discurso fue correr el énfasis de la agenda de la deuda externa, que viene inundando el día a día, y apuntar a otros ejes no necesariamente económicos que van a estructurar el proyecto de gobierno.

Esto no quiere decir que un tema de tamaña importancia no fuera tocado. La deuda fue mencionada, así como la necesidad de su investigación y la urgencia de la negociación con los acreedores, negociación que parte de una mutua aceptación: la imposibilidad del país de hacer frente al peso económico y a su sentido mismo. No es que el tema sea menor, sino que a niveles capilares de la sociedad, y sobre todo en los sectores medios, se esperan respuestas a un conjunto de demandas cotidianas que desbordan ese escenario.

Es por eso que otro camino fue abierto en el discurso. El Presidente respondió a hondas demandas de importantes sectores de la sociedad, como por ejemplo las del movimiento de mujeres con el proyecto de legalización del aborto, la ESI y la atención de las mujeres embarazadas.

Hubo, además, propuestas que apuntan a las demandas de transparencia institucional, como las reformas de la AFI y de la Justicia Federal, el compromiso para la desclasificación de los documentos de la Causa AMIA, así como para desarrollar mecanismos de transparencia en el uso de los recursos públicos, entre las más importantes.

Las referencias a Raúl Alfonsín parecieron marcar este diálogo que intenta ser recíproco con distintos sectores de la sociedad (se enfatizó el termino concertación), sectores que tienen un peso decisivo en la formación de la opinión pública y que son portadores de demandas de democratización del Estado y de la vida pública. Como decíamos al inicio, la trama de los intercambios que evidencia el discurso del Presidente puede resumirse en el intento de transformar una debilidad en fortaleza. Es la marca de la debilidad del momento económico que atraviesa el país lo que lleva el impulso de las reformas políticas del Estado y la vida pública. Reformas que podrían permitir a un sector de la sociedad –aquel al que se le está pidiendo que ponga su cuota de solidaridad mientras recibe menos en el reparto- sostener el tiempo de la espera.

El autor es titular de la consultora Circuitos

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • La pasión de Stamboulian

    Si bien el colectivo de dirigentes políticos considera necesario –y lo es- demostrar conoc…
  • Al filo de la navaja

      Nada será como supo serlo. Trump, Macron, Johnson, López Obrador, Bolsonaro y un mo…
  • COMO NOS VA. | 7 miradas

       Sergio Berensztein, cada vez más activo como analista político, ha dado a conocer una e…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

¿Cuando se vuelve a jugar el fútbol?

los periodistas de C5N te cuentan todos los detalles ¿Podría volver fútbol para todos a la…