Inicio Internacionales Amenhotep III, el poderoso abuelo de Tutankamón salta a la fama tras el hallazgo de su ‘ciudad perdida’ por Zahi Hawass que promete desvelar sus misterios

Amenhotep III, el poderoso abuelo de Tutankamón salta a la fama tras el hallazgo de su ‘ciudad perdida’ por Zahi Hawass que promete desvelar sus misterios

5 minuto leer
Comentarios desactivados en Amenhotep III, el poderoso abuelo de Tutankamón salta a la fama tras el hallazgo de su ‘ciudad perdida’ por Zahi Hawass que promete desvelar sus misterios
0

Si Tutankamón salto al imaginario del mundo entero tras el descubrimiento de su tumba en 1923 es probable, que, si este descubrimiento resulta tan fundamental como se espera, a partir de ahora el nombre de su abuelo Amenhotep III nos suene más. O eso es lo que al menos parecen pretender las autoridades egipcias que ya han determinado que el de la ‘ciudad perdida’ de Luxor es el mayor descubrimiento del país tras el que realizara Howard Carter.

Lo cierto es que, con popularidad o sin ella, Amenhotep III (o Amenofis III) fue un faraón importante. Fue el noveno monarca de la dinastía XVIII, su reina consorte fue Tiy con quien tuvo a su sucesor Tuntakamón y reinó unos cuarenta años, entre 1390 y 1353 a.C. Su momia y la de su esposa fueron dos de las 22 de reyes y reinas de Egipto que desfilaron por las calles de El Cairo hace apenas una semana.

“Reinó bastantes años y durante su época la civilización egipcia se volvió muy sofisticada, en Tebas se celebraban banquetes lujosos, con músicos, etc”, asegura el egiptólogo español José Manuel Galán, profesor de Investigación del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC y director del Proyecto Djehuty.

Estatua de Amenhotep III y el dios Sobek, procedente del templo de Sobek, en Dahamshaen
MUSEO DE LUXOR

“Es un personaje destacado de la historia porque durante su reinado está en el punto máximo de su importancia política en Oriente, es una auténtica potencia mundial”, afirma el también egiptólogo José Miguel Parra.

Las relaciones internacionales de su reinado están muy estudiados gracias a las misivas que su esposa y él se mandaban con las cortes del momento, con hititas, asirios, etc. “Esa correspondecia se conservó en Amarna, la capital de su sucesor”, explica Galán. “Esas cartas te dejan boquiabierto: se intercambiaban médicos y carpinteros, pactaban matrimonios…”

Misterios y dudas por resolver

Los historiadores suelen ser prudentes a la hora de vaticinar hallazgos y, en este caso, se esperan más hallazgos en relación a la vida económica y social de las ciudades del antiguo Egipto. Pero lo cierto es que el hallazgo de este asentamiento industrial vinculado a la corte de Amenhotep III podría desvelar no pocas incógnitas sobre su reinado.

Restos encontrados en la ciudad perdida de Luxor
Restos encontrados en la ciudad perdida de Luxor
Zahi Hawass Center For Egyptolog / EP

Por ejemplo, el debate existente entre los especialistas de si Akenatón, con el nombre de Amenhotep IV, fue corregente con su padre durante los últimos años de reinado. O por qué y cuándo decidió Akenatón abandonar esta ciudad y poner rumbo a Amarna. O la situación del conflicto religioso con los sacerdotes de Amón, que ya sentía en su reinado, y que explotaría con su hijo Akenatón.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Qué propone el Ejecutivo en el proyecto que otorga ‘superpoderes’ al Presidente y en qué fecha el oficialismo espera que se apruebe – NCN

Con la negativa de Juntos por el Cambio que fue anunciada incluso antes del que el proyect…