Inicio Internacionales Amsterdam: la primera alcaldesa de la ciudad considera cerrar la zona roja

Amsterdam: la primera alcaldesa de la ciudad considera cerrar la zona roja

7 minuto leer
Comentarios desactivados en Amsterdam: la primera alcaldesa de la ciudad considera cerrar la zona roja
0


















Según la alcaldesa Femke Halsema, se necesitan cambios por el incremento en la trata de blancas y el aumento de turistas que visitan el distrito y sacan fotos Fuente: AP



AMSTERDAM.- La primera alcaldesa de

Amsterdam

está considerando cerrar la famosa zona roja de la ciudad debido a las condiciones que soportan las trabajadoras sexuales detrás de sus ventanas.

































En lo que sería la renovación más radical del comercio sexual desde que la prostitución holandesa legalizó hace casi dos décadas, Femke Halsema sugirió que se detenga por completo la práctica de las trabajadoras sexuales expuestas en habitaciones con ventanas.




La alcaldesa de Amsterdam Femke Halsema Fuente: Reuters






















Los cambios son necesarios por las transformaciones sociales, dijo a la agencia Reuters, que incluyen un incremento en la trata de blancas y el alza en el número de turistas que visitan el distrito rojo, donde utilizan sus teléfonos celulares para publicar fotografías de las mujeres.

















“Nos vemos forzados por las circunstancias, debido a los cambios en Amsterdam”, dijo Halsem en una entrevista antes del lanzamiento de su campaña. “Pienso que muchas mujeres que trabajan ahí se sienten humilladas, que se burlan de ellas y esa es una de las razones por la que pensamos en hacer cambios”.

Los planes incluyen cuatro principales escenarios: terminar con las exhibiciones en las ventanas, cerrar los prostíbulos del centro y trasladarlos a zonas más lejanas, reducir el número de locales de servicios sexuales en Amsterdam o dificultar la entrega de licencias para las trabajadoras que aparecen en las ventanas.




















Un teatro peep-show durante la primera jornada de puertas abiertas en el distrito rojo de Amsterdam, en 2006
Un teatro peep-show durante la primera jornada de puertas abiertas en el distrito rojo de Amsterdam, en 2006 Fuente: Reuters






Los escenarios, esbozados en un informe denominado “El futuro de la prostitución exhibida en Amsterdam”, también incluye una propuesta más amplia para un barrio “erótico” en la ciudad que se convertiría en la puerta de entrada al barrio rojo, similar al sistema usado en Hamburgo, añadió.

Las alternativas serán presentadas a los residentes y empresas en reuniones de ayuntamiento de la ciudad este mes, lo que permitirá dejar una sola opción que será sometida a votación más adelante en el año en el consejo municipal, dijo Halsema.









En el pasado, propuestas para regular el barrio rojo de Amsterdam han enfrentado oposición de trabajadoras sexuales y empresas involucradas en el lucrativo negocio. La alcaldesa dijo que no tiene intención de buscar que se prohíba la prostitución.

“Legalizamos la prostitución porque pensamos que eso da a las mujeres la oportunidad de ser autónomas”, declaró. “Criminalizar la actividad, creo, hace a las mujeres más vulnerables”, comentó.









Los cambios, según la alcaldesa, tienen tres objetivos principales: proteger a las mujeres de las condiciones laborales degradantes, reducir el crimen y reactivar el vecindario de 500 años que, junto con los canales de Amsterdam, forma parte del patrimonio mundial de la Unesco.


Reacciones tibias

Las reacciones de las trabajadoras sexuales a los planes fueron tibias. “Si cierran las ventanas, todas las trabajadoras sexuales pasarán a la clandestinidad y necesitarán mucha más gente para regular eso y verificarlo. Entonces, no, no creo que eso vaya a funcionar “, dijo Foxxy Angel, una trabajadora sexual que usa un nombre profesional.

Según ella, muchas mujeres prefieren trabajar desde detrás de las ventanas, donde las condiciones son higiénicas y pueden hacer contacto visual con los clientes. También sostuvo que era cierto que las trabajadoras sexuales tenían problemas con los grupos de gente no guiados y se enfrentaban a conductas irrespetuosas.

“Los turistas no saben cómo comportarse en esta área”, dijo Angel, quien también es miembro de PROUD, un sindicato que defiende los intereses de las trabajadoras sexuales.


Agencia Reuters




















Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Comentarios cerrados

Mira además

“Las tecnologías son la oportunidad para incorporar jóvenes y mujeres a la industria de la construcción”

“Las tecnologías son la oportunidad para incorporar jóvenes y mujeres a la industria de la…