Inicio Nacionales Takeda: “Argentina sigue siendo un país abierto a la innovación”

Takeda: “Argentina sigue siendo un país abierto a la innovación”

16 minuto leer
Comentarios desactivados en Takeda: “Argentina sigue siendo un país abierto a la innovación”
0

Takeda: “Argentina sigue siendo un país abierto a la innovación”

Gabriela Pittis, presidenta en Takeda para el área SAM para Cono Sur, Región Andina, México & América Central y Caribe, hizo un balance de 2022. Habló sobre los planes a futuro de la compañía.

Takeda es una compañía bio farmacéutica global que nació en Japón hace 240 años. Tiene presencia en unos 80 países, con alrededor de 50.000 empleados alrededor del mundo. Considerada en el puesto 11 del ranking de las empresas del segmento, facturó 29.5 billones de dólares en 2021. “La contribución del área a la cual yo reporto, que es mercados emergentes, es de un 13% al crecimiento global. Dentro de esa estructura todo Latinoamérica pesa un 50% aproximadamente”, cuenta Gabriela Pittis, presidenta del área SAM de Takeda para Cono Sur, Región Andina, México & América Central y Caribe y líder de la Cámara Farmacéutica de Latinoamérica.

 

En octubre, el Comité de Medicamentos para Uso Humano de la Agencia Europea de Medicamentos recomendó la aprobación de la vacuna contra el dengue de Takeda, TAK-003, para su uso en personas de 4 años de edad o más años en Europa y en ciertos países fuera de la UE con dengue endémico. El comité de nuevas moléculas de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, autoridad regulatoria de México, emitió el 7 de noviembre una opinión favorable de la vacuna, lo cual significa un gran paso hacia su aprobación. Se espera para los próximos meses la autorización de comercialización por parte de la EMA, acompañada de avances de las aprobaciones reglamentarias en Latinoamérica. Cabe aclarar que ya fue aprobada en Indonesia.

“Se trata de una vacuna tetravalente, es eficaz contra los diferentes serotipos de dengue, del dengue I, II, III y IV. Es eficaz y segura tanto en personas que estuvieron expuestos al dengue como las personas que no lo han estado”, explica la ejecutiva de Takeda.

Periodista: ¿Cómo está organizada su área de expertise?

Gabriela Pittis: Estamos organizados en tres clústeres: Cono Sur, que maneja la Argentina y Chile, la región Andina, y la región de México. Somos unos 620 empleados, tenemos planta de producción en Naucalpan, y acá en Argentina tenemos un laboratorio de control de calidad que inauguramos en Olivos en 2019, un año antes de la pandemia. Esa fue una inversión muy grande de unos diez millones de dólares. Es un laboratorio de alto estándar, que compite con cualquier laboratorio en el mundo. Es una inversión no solo económica, sino también en recurso humano. Por otra parte, Takeda viene de una evolución de lo que tiene que ver con el portafolios de productos. Era una compañía ligeramente orientada a los cuidados primarios, y fue evolucionando a lo largo de los años, principalmente en los últimos años con la adquisición de diferentes compañías, se fue fortaleciendo especialmente en enfermedades gastrointestinales, en oncología, y lo más reciente fue la adquisición de Shire en 2019 que le contribuyo con el portafolio de enfermedades genéticas y hemofilia, que es una parte de nuestro negocio en Latinoamérica.

P.: Como actores del sector de la salud, estuvieron en la primera línea de batalla durante la pandemia ¿Qué enseñanzas quedaron?

G.P.: Creo que antes y después de la crisis el personal médico por está en la primera línea de batalla. Nosotros, en ese momento estábamos comprometidos en un proyecto global de búsqueda de tratamiento para pacientes con covid. No vacuna, sino tratamiento, en un consorcio de trabajo sin precedentes, porque diferentes compañías que competimos en una misma área, convergimos en el trabajo común para encontrar un tratamiento junto con organizaciones sin fines de lucro como Bill Gates, Google, entre otras. Fue algo sin precedentes en la industria. Takeda apoyó y puso a disposición para la fabricación en sus plantas de algún tipo de vacunas. Digamos que la pandemia generó un ámbito de trabajo que yo en todos mis años en salud no había visto antes. El hecho de compartir información entre todas las empresas farmacéuticas, ya sean las que estaban involucradas en la vacuna o en la búsqueda de tratamientos, haciendo ensayos clínicos al mismo tiempo.

P.: ¿Cómo atravesaron y atraviesan internamente los cambios de hábitos en el trabajo?

G.P.: No nos afectó. En realidad, estábamos muy preparados. Estábamos acostumbrado al trabajo remoto. Yo reporto a Singapur, o sea que para mí el día a día es remoto. Hoy nosotros estamos 100% en un modelo híbrido. Hay que fortalecer el trabajo presencial para las interacciones, para la co creación, para la búsqueda y la solución de proyectos con una mayor inmediatez, y a la vez que se busca el bienestar de los colaboradores, poder balancear entre presencial y virtual. Esto ha sido realmente un cambio de paradigma. Por otra parte, la pandemia también nos disparó una revisión interna de todo lo que tenía que ver con beneficios al empleado. Lograr un ambiente más diverso, más inclusivo, y que realmente la gente tuviera oportunidades, independientemente del espacio en que se encuentre. Eso permitió, por ejemplo, valorar todo lo que tenía que ver con las licencias para cuidadores primarios y secundarios. Hoy estamos con una licencia para cuidador primario de 180 días, y 90 días para el cuidador secundario. Contemplar también las diferentes configuraciones, no solamente el nacimiento, sino también lo que es la adopción, la subrogación, y que eso también amplíe los beneficios, todo lo que tiene que ver con cuidado familiar. Tenemos mucho por aprender, y cuánto más revisás, encontrás más espacios que hay que atender, pero la dirección está en ese sentido, y creo que es el camino por el que tenemos que ir.

P.: ¿En qué etapa está la vacuna contra el dengue y cuáles son los avances regulatorios?

G.P.: Primero, cabe aclarar que hoy la organización mundial de la salud pone al dengue entre las diez problemáticas más importantes de salud pública. En este caso se trata de una vacuna tetravalente, es eficaz contra los diferentes serotipos de dengue y es segura tanto en personas que estuvieron expuestos al dengue como en aquellas que no lo han estado. La vacuna ya se aprobó en Indonesia y esperamos que en próximo año esté aprobada en los diferentes países de Latinoamérica, haciendo foco primariamente en México, Colombia y Argentina.

P.: ¿Cuáles son las principales dificultades que enfrenta Takeda en la región?

G.P.: Nuestro mercado es en gran proporción público. Nosotros tenemos medicamentos que en la mayor parte de los países son reembolsados por el sistema de salud, así que encontrarse con un sistema de salud exigido, o en muchos casos quebrado, con mucho déficit, es un problema.

P.: Como referente de la Cámara Farmacéutica de Latinoamérica, ¿cómo ve el sector hoy?

G.P.: El sector farmacéutico de innovación es un gran impulsor de la economía, no solo por lo que desarrolla como tal, sino por todo el partner, no sólo lo directo, sino lo indirecto. Hay muchos desafíos por delante.

P.: ¿Qué rol juega la innovación en el negocio de Takeda?

G.P.: Es clave. la Argentina sigue siendo un país abierto a la innovación. Y en lo que respecta a Takeda, insisto en que somos una compañía basada en valores y en la investigación y desarrollo. Uno de nuestros principales desafíos es incorporar productos innovadores en sistemas de salud que están altamente exigidos. Es una tarea realmente exigente que requiere manejo de data, de información robusta para mostrar el valor que tiene ese producto y cómo repercute en el sistema de salud. Si hoy a un paciente lo diagnosticás tempranamente y lo tratás adecuadamente desde el momento del diagnóstico, seguramente le ahorrás al sistema de salud intervenciones, hospitalizaciones, intervenciones a largo plazo, etc.. Desde una diálisis en un paciente con insuficiencia renal crónica, a un posible trasplante. O sea, el impacto es grande y requiere de parte nuestra un expertice y un conocimiento, no sólo del sistema de salud, sino de la economía de la salud para poder mostrar el valor que tiene el producto y la innovación.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Lavalle celebró su 134° aniversario con entrega de viviendas

El acto central contó con la presencia del ministro de Desarrollo Social, Ángel Niccolai, …