Inicio Internacionales Así es el bosque más antiguo del planeta descubierto en Reino Unido

Así es el bosque más antiguo del planeta descubierto en Reino Unido

5 minuto leer
Comentarios desactivados en Así es el bosque más antiguo del planeta descubierto en Reino Unido
0

En los acantilados de arenisca a lo largo de la costa de Devon y Somerset, en el suroeste del Reino Unido, se esconde un tesoro prehistórico: el bosque fosilizado más antiguo del mundo. Un grupo de paleobotánicos de las Universidades de Cambridge y Cardiff ha desenterrado este bosque, que data de hace 390 millones de años.

El descubrimiento supera en unos cuatro millones de años el récord anterior del bosque fósil más antiguo, que se encontró en la ciudad de El Cairo, en el estado de Nueva York, Estados Unidos. Ahora, estos fósiles hallados al sur del canal de Bristol han sido confirmados como los más antiguos conocidos en la Tierra. Se han identificado en una capa geológica llamada Formación Hangman Sandstone. La sorpresa radica en que estos árboles, aunque ancestrales, son los primeros antepasados de nuestros árboles modernos.

Los restos más importantes del periodo Devónico

Durante el periodo Devónico, que recibe su nombre de la región inglesa de Devon, donde se han encontrado algunos de los restos más importantes de este período, la vida en la Tierra experimentó cambios significativos. Este periodo geológico abarcó aproximadamente desde hace 419 hasta 359 millones de años. 

Los fósiles encontrados en estos acantilados pertenecen a la familia de las plantas Calamophyton. A simple vista, el aspecto de la corteza de estos árboles fosilizados se asemejaban al de las palmeras, pero con características únicas: tenían una altura de entre 2 y 4 metros, con ramas formadas por pequeñas ramitas en lugar de hojas, y centros huecos en lugar de madera maciza.

Este antiguo bosque, perteneciente al grupo extinto de plantas Cladoxylopsida, habría sido muy diferente a los que conocemos hoy en día. Sus ramas habrían dejado caer una gran cantidad de fronda, creando una gruesa alfombra que serviría de refugio para los insectos primitivos que habitaban el suelo. 

En el Devónico, las especies de insectos se diversificaron y florecieron. Entre los artrópodos que prosperaron se encuentran los milpiés, que probablemente se alimentaban de los detritos de plantas muertas en el suelo del bosque. Además, las capas formadas por estos sedimentos también habrían influido en la formación de ríos y masas de agua.

La importancia de este hallazgo

Al observar las imágenes de los troncos de los árboles por primera vez, el doctor en paloebotánica Christopher Berry, coautor del estudio, expresó lo siguiente: «Supe de inmediato lo que eran, respaldado por 30 años de estudio sobre este tipo de árbol a nivel mundial».

Sin embargo, la revelación más significativa se produjo al contemplar, por vez primera, estos árboles en sus posiciones originales de crecimiento: «Esta experiencia única nos brinda la oportunidad de examinar directamente la ecología de este primitivo tipo de bosque, interpretar el entorno en el que florecieron los árboles de Calamophyton y valorar su influencia en el sistema sedimentario».

Referencia: 


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Muere a los 62 años la pareja de siameses más longeva del mundo

Los gemelos siameses más viejos del mundo, Lori y George Schappell, han muerto a los 62 añ…