Inicio Opinión AXEL KICILLOF  DIÁLOGOS SIN CORBATA.

AXEL KICILLOF  DIÁLOGOS SIN CORBATA.

23 minuto leer
Comentarios desactivados en AXEL KICILLOF  DIÁLOGOS SIN CORBATA.
0

Hace unos cuántos años, cuando fue alto funcionario de Cristina Kirchner, Axel Kicillof respondió a preguntas de un grupete de amigos sobre su vida y milagros.  Así nació el libro “Diálogos sin corbata” donde habla libremente de su vida y pensamiento.  Hasta uno de sus preguntones amigos, Carlos Díaz, explica “Por último, en aquella reunión de marzo en la que propuse el formato de entrevistas para el programa, Axel me preguntó cómo se iba a llamar el ciclo. “Sin corbata”, le dije. Él tenía anotado el titulo muy similar: “Economía sin corbata”. Feliz coincidencia que disparó una charla sobre sus motivos para no usar una. No sé si es de autoría, pero el siguiente comentario me pareció muy feliz: “El nudo de la corbata corta el circuito entre el corazón y el cerebro”, me dijo. La frase me quedó dando vueltas en la cabeza y terminó siendo la inspiración para el tema que escribí para el programa y que musicalizaron Leo y Mateo Sujatovich:

 

Afloja ese nudo que ahoga tus sueños,

Que impide que subas, que seas tú dueño.

El nudo que corta la línea ascendente,

Conexión divina, corazón y mente.

Tira esa corbata.

 

Naturalmente estas cándidas estrofas  no anticipan una paradoja: la falta de corbata fue más bien un anticipo del macrismo y símbolo de su particular estilo informal que le diera la victoria electoral.

Al libro lo componen respuestas de Kiciloff a preguntas de uno de sus conmilitones.”

“Ahora bien, yendo más a lo personal y a lo generacional, soy de una generación que nació con la dictadura y llegó después a la “primavera alfonsinista”, una etapa muy importante en la política y de alguna manera también en la economía, cuando asumió Raúl Alfonsín con muchas promesas. Con el programa económica de Alfonsín y lo que significó simbólicamente, así como en términos de experiencia personal, acompañe a mis papás, que eran más radicales que peronistas.”

“Ellos lo votaron y yo fui al cierre de campaña de Alfonsín. También me acuerdo de los cantitos de la vuelta a la democracia, de todos los partidos políticos. Los recuerdos porque en 1983 tendría doce años, y con la vuelta de la política volvió la esperanza asociada a la democracia. Había un eje muy importante, que era los derechos humanos, pero también un programa económico, aquello de que la democracia se cura, se come y se educa.”

“Luego llegó el menemismo, la expresión más cruda del neoliberalismo en nuestra experiencia histórica. El neoliberalismo se inició con la dictadura militar pero hubo una continuidad muy fuerte, aun durante los gobiernos democráticos, con el programa económico liberal. En los noventa hubo un reflujo, una contracción de la actividad militante, y fue una época en la que a nivel mundial el liberalismo armó un discurso político muy fuerte, sobre el fin de la historia, el fin de las ideologías, el fin de los grandes relatos históricos, de las epopeyas, el fin también del pensamiento distinto. Entonces, hubo una enorme desmovilización sindical, de las organizaciones políticas, de las organizaciones partidarias y estudiantiles. A mí me tocó transcurrir mi carrera universitaria durante el menemismo, y fue una época muy difícil, aunque seguí militando con muchos compañeros, con muchos que hoy están conmigo todavía. Y en la universidad, como no había agrupaciones que expresaran nuestro pensamiento, fundamos agrupaciones políticas. Fui fundador con unos pocos de una agrupación política de la Facultad de Ciencias Económicas que se llamó TNT, de la misma manera que Mariano Recalde fundó una agrupación similar en la Facultad de Derecho, NBI. Conformamos un espacio de agrupaciones independientes universitarias, también, con PDI de la Facultad de Psicología, con SLM de la Facultad de Ciencias Exactas, entre otras.”

“Milité durante todo ese tiempo y después, ya luego del estallido de las políticas neoliberales, en 2001, a nosotros nos encontramos, como a buena parte de la gente, pidiendo una renovación en la política.  A partir de 2003, hubo otra etapa que nuestra generación reconoce y que se inicia con la aparición de Néstor Kirchner.”

“Estado, como campo de disputa, había sido ganado por las derechas internacionales, por el liberalismo internacional, por los capitales concentrados, por los bancos, las finanzas, los servicios extranjerizados, las compañías, las transnacionales… Era un Estado al servicio de esos intereses. Pero a partir de 2003 vimos en carne propia cómo el Estado se volvió, efectivamente, un instrumento en permanente disputa. Entonces, lo que hizo fue convertir la democracia en algo vació, porque no cumplió con el mandato popular, con el pedido de revertir las políticas económicas del menemismo. Para eso, muchas veces las derechas se valen de programas vinculados – por ejemplo- a la corrupción o la seguridad, dirigidos a problemas que no son el empleo o la industria. Entonces, secuestran al Estado para ponerlo al servicio de intereses ajenos a los de la mayoría. Nosotros votamos a un presidente, en ese momento Néstor Kirchner, primeramente, con muy pocos votos.”

“Ahora bien, si los intereses de minorías son contrarios a los de las mayorías, ¿qué pasa si hay que llevara delante una política económicas a favor de las mayorías? ¿Qué van a hacer las minorías? Protestar, quejarse y, en el mejor de los casos, discutir; en el peor, usar instrumentos mediáticos, judiciales, internacionales, para criticar al gobierno, que no es funcional a sus intereses, para tratar de quitárselo de encima. Las minorías van a ejercer fuerza para apartarlo”

 

“A nosotros muchas veces nos reprochan que queremos discutir con todo el mundo, que no dialogamos, que no consensuamos. Es difícil consensuar porque, por ejemplo, la gente no quiere inflación – ¿quién va a quererla, desde ya?; pero al tipo que fija precios y puede aumentar el de su producto, la inflación no le viene tan mal, significa que va a ganar más plata. En el hecho de intervenir en la fijación de precios, tenes de un lado a todos los que quieren (todos nosotros) precios más bajos y, del otro, al que pretende que su precio esté más alto. Entonces, cuando el Estado se planta con los precios para que no pongan el que les venga en ganas, llegan las críticas: el Estado interviene en la economía, es chavismo, son soviéticos, es socialismo, quieren tirar todo abajo… Dicen que el Estado no consensua y nos deja actuar al mercado.”

“¡Dejémonos de embromar! Eso que ellos llaman “mercado” en la Argentina son tres o cuatros avivados, empresarios que han manejado todo, han puesto ministros a dedo, han hecho las leyes, han volteado gobiernos, han conspirado, y que son dueños de algunos medios.”

“Para mí representa una enorme satisfacción que Cristina me haya nombrado como ministro, y que antes me haya permitido haberla acompañado como viceministro de Economía, como director en Techint, como gerente financiero y después como subgerente general en Aerolíneas, porque en este gobierno la política está por encima de la economía, lo que se eligió es a la presidenta. Mi tarea entonces es interpretar sus opiniones, pero desde el punto de vista técnico-económico y después, como militante y como trabajador del gobierno, aplicar esas políticas, y aplicarles bien.”

Ese plan de cuatro puntos ajuste fiscal, ajuste monetario, apertura de la economía y endeudamiento es el plan permanente del liberalismo y de la ortodoxia. Por supuesto, hay programas económicos heterodoxos. El alfonsinismo temprano intentó alguno.”

“Además me han denunciado por cualquier cosa. Pero cuando se llega al verdadero contacto con la gente, cuando después se ve el resultado, se puede constatar que lo que ocurre en el país no es lo que vociferan en los medios.

“La cuestión de YPF es emblemática en muchos aspectos. Primero, porque de la serie de privatizaciones que ocurrió con los planes neoliberales a partir del golpe de Estado de 1956, pero particularmente durante el gobierno de Menem en los años noventa con la convertibilidad, una de las más emblemáticas fue la de nuestra petrolera estatal, la empresa de bandera por excelencia. “YPF tenía cualidad también, que todavía hoy posee: es la empresa más grande del país, la que más factura en la Argentina. No habría que dejar fuera de perspectiva el hecho de que las privatizaciones ocurrieron en función de un modelo de país: en este caso, los privados extranjeros tomaron una empresa con mucha pertenencia nacional y un despliegue territorial enorme hasta las estaciones de servicio eran propios, y se quedaron con todo. ¿Qué hicieron? Vinieron al país para llevarse hasta la última gota de petróleo argentino: cuando se estatizó YPF, Repsol era una compañía de estaciones de servicio, ni siquiera realizaba exploraciones petrolera; en cambio, la YPF anterior a la privatización era una empresa que estaba en la Argentina, pero que también tenía yacimientos y producción en muchas partes del mundo. A toda esa estructura la desguazaron con las privatizaciones. Pusieron una bomba de succión en el país y se llevaron el petróleo.”

“Desguazaron la empresa: le quitaron capacidades, la tomaron y la canibalizaron. Y eso se refleja en los números: si se analiza, por ejemplo, la producción de petróleo de YPF durante esa época, se verá que cayó casi en la mitad, a un cuarenta y dos por ciento, para ser más precisos. ¡Un espanto! Y al mismo tiempo la producción de gas cayó aproximadamente en un cuarenta por ciento.”

“Lo que Repsol hizo con YPF fue robar lo que realmente constituye el motor de una compañía petrolera: las reservas, es decir, el petróleo que tiene bajo tierra. Las bombas empezaron a funcionar a todo vapor, sin cuidado por los recursos, para poder sacar todo lo que había y llevarlo al extranjero, exportarlo.”

“¿Por qué es importante, por qué podía exportar? Porque la Argentina la producción se iba a pique, en particular la industria, y también el consumo. En ese contexto, no sólo sacaban todo el petróleo y se lo llevaban muy rápido, sino que la demanda argentina bajaba. Hay números que son impactantes. Tengamos en cuenta que una empresa petrolera está formada por las reservas, pero también por sus equipos de extracción las famosas
“cigüeñas” que se ven en las películas y que también están sembradas a lo largo y ancho de nuestra Patagonia. En esa época en que estaba en poder de Repsol, YPF prácticamente había dejado de usar equipos de perforación, los que sirven para buscar petróleo. Cuando se recuperó la empresa, y él control paso de nuevo a manos del Estado, sólo había treinta equipos de perforación; simplemente se llevaron todo, a sabiendas de que una petrolera no es un barril sin fondo.

El problema para Repsol era que el tipo de petróleo que hay allí no les resultaba económicamente rentable. Esto es una prueba clara de que a los dueños anteriores jamás les interesó desarrollar la empresa explotando nuevos recursos.

Así, se pudo dar vuelta la compañía y eso es una realidad: mientras la producción de petróleo había caído casi a la mitad con Repsol, hoy creció prácticamente el veinte por ciento, y en sólo cuatro años ya recuperó el veinticinco por ciento.

Me preguntabas, además, por el papel estratégico de YPF y acerca de lo que vamos a hacer, que as una cuestión central. Al neoliberalismo no le importa la producción ni la industria nacional, le daba igual tener o no tener YPF, porque era un modelo extractivo: quería vaciar el país. En nuestro caso, estamos reindustrializando la Argentina, y si no contamos con energía propia estamos en problemas. Desde 2003, bajo el control de Repsol, mientras YPF iba hacia abajo, la economía iba hacia arriba, de ahí que nos hayamos quedado sin recursos tan rápidamente. Sin embargo, hoy tenemos una petrolera que es el motor central, la locomotora.”


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  •  LOS CONSAGRADOS. | 7miradas

    Allá por los cincuenta y tantos hubo un rebrote mágico en la Argentina, en particular sobr…
  • UN GOLPE FATAL. | 7miradas

    John Plender, Financial Times   A medida que escala la pelea arancelaria entre EE.UU y Chi…
  • ¿MADE IN BREXIT? | 7miradas

    Qué cambio radical para David Cameron. Hace unos tres años perdió el referéndum. El Brexit…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Sabagasta festejó un nuevo aniversario con inauguración de viviendas

24/08/2019 – Con un emotivo acto, la localidad de Sabagasta, Departamento Salavina c…