Inicio Opinión Bolsonaro: Plan de juego

Bolsonaro: Plan de juego

8 minuto leer
Comentarios desactivados en Bolsonaro: Plan de juego
0

Bryan Harris. En estos días Jair Bolsonaro multiplica sus amenazas contra las instituciones de Brasil. Tanto que inquieta a quienes lo eligieron para la presidencia en 2018. Temen perturbe sistema.

La última crisis irrumpió cuando Bolsonaro, ante la caída de sus índices de aprobación, dijo que «no habrá elecciones» el próximo año si Brasil no modificaba su sistema de votación electrónica para incluir boletas de papel. El Presidente insiste que son necesarias para evitar el fraude.

Los principales tribunales del país abrieron investigaciones sobre esas afirmaciones. Eso incomodó a Bolsanaro, quien amenazó con actuar fuera de las «cuatro líneas», o límites, de la Constitución. A continuación, detalló su amenaza a los jueces: «Juego dentro de las cuatro líneas de la Constitución, y juego, si es necesario, con armas en el otro lado».

La pregunta que los brasileños se esfuerzan ahora por responder es: ¿qué pretende el Presidente?

A pesar de cierto apoyo en las bases militares, no está nada claro que las Fuerzas Armadas vayan a respaldar cualquier tipo de aventura de  este ex capitán del Ejército. Sus ataques a la democracia ahondan su distanciamiento de los principales electores que le votaron hace tres años. Se desilusionaron  de su estilo de gobierno; en particular, con su caótica gestión de la pandemia de Covid-19.

Los analistas dicen que Bolsonaro es consciente del rápido deterioro de sus números en las encuestas: un estudio publicado la semana pasada sugiere que si se celebraran elecciones ahora, el Presidente perdería frente a su némesis política, el ex líder de izquierda Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva, por casi 20 puntos porcentuales.

Bolsanaro elabora una estrategia que recuerda a la de Donald Trump en Estados Unidos, quien continuamente sembró dudas sobre la integridad del sistema electoral y luego impugnó los resultados de la encuesta en noviembre del año pasado.

«Está siguiendo los pasos de Donald Trump al tiempo que se asegura de no seguir el destino de Trump», dijo Thomaz Favaro, director para Brasil de Control Risks. «Si bien algunas de las críticas de Bolsonaro hacia el sistema de votación preceden a la derrota electoral de Trump en 2020, está claro que el presidente brasileño se siente empoderado

por lo sucedido en EE.UU. y espera que una ofensiva sostenida pueda permitirle retener el poder incluso en el caso de una derrota electoral».

La debilidad de las instituciones brasileñas puede hacer que tenga más éxito que su mentor estadounidense. El Poder Judicial ha intentado con un éxito limitado frenar los excesos de Bolsonaro, el Congreso se demuestra dispuesto a plegarse a la voluntad del ex paracaidista.

La moción para introducir boletas impresas sólo fracasó porque necesitaba pasar un umbral de tres quintos: una mayoría de legisladores (229) votó a favor de la demanda del Presidente, mientras que 218 votaron en contra. El presidente de la Cámara Baja es uno de los aliados de Bolsonaro, mientras que el titular del Senado mantiene una postura ambigua.

«Bolsonaro ha defendido el derecho de las personas a manifestarse libremente y que tengamos elecciones con posibilidad de auditoría», dijo Carla Zambelli, legisladora del derechista Partido Social Liberal y aliada de Bolsonaro.

Bolsonaro: «Juego dentro de las cuatro líneas de la Constitución, y juego, si es necesario, con armas en el otro lado»

Desde esta perspectiva, el presidente ha tomado la decisión de centrarse en su base más firme con la esperanza de que este grupo del 20% de los votantes lo empuje a la segunda vuelta en las elecciones. En la etapa final, podrá objetar un resultado adverso.

Este plan de juego ha confundido a los observadores de Brasilia. Muchos creen que tendría más posibilidades en las elecciones si se mantuviera callado y se centrara en cosechar los beneficios de una economía que mejora gradualmente.

En cambio su retórica produjo una serie de investigaciones judiciales, que pueden acabar con su inhabilitación en las urnas, y se suman  a la caída de sus cifras de popularidad.

Sus aliados en el Congreso han evitado hasta ahora las múltiples peticiones de impeachment. A medida que la pandemia cede y los manifestantes vuelven a salir a la calle, es probable que su temple se vea pronto puesto a prueba por la implacable fuerza de la opinión pública brasileña.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  •   CHINA: LA REVANCHA DEL SAQUEO.

      El colonialismo del siglo 19 hizo un arte de la rapiña. No es por cierto una costum…
  • UN HOLLYWOOD COREANO. | 7 miradas

        Corea del Norte es una extraña Hollywood oriental donde la ficción se entrelaza con el…
  • LA DERROTA Y SUS ORIGENES.

      Por Jorge Raventos. Las PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) del domin…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

CRUJE EL FRENTE DE TODOS, PRESUPUESTO 2022, PARO GENERAL EN URUGUAY | EL NOTICIOSO 16-09-21

Alberto Fernández no aceptó ninguna renuncia (hasta ahora) pero le paró el carro a Cristin…