Inicio Nacionales Calor, merchandising y liturgia peronista en una plaza repleta

Calor, merchandising y liturgia peronista en una plaza repleta

6 minuto leer
Comentarios desactivados en Calor, merchandising y liturgia peronista en una plaza repleta
0

Calor, merchandising y liturgia peronista en una plaza repleta

La elevada temperatura no impidió que una multitud colmara la Plaza de Mayo para asistir a la asunción de Alberto Fernández. Hubo shows musicales durante toda la tarde frente a la Casa Rosada.

La elevada temperatura no hizo mella en la efervescencia de la multitud que colmó el centro de la Ciudad. Por la mañana, la cita fue en la Plaza del Congreso, donde la militancia siguió de cerca el discurso de Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa: aplausos y cánticos sonaron ante cada definición del nuevo mandatario. Las ovaciones más marcadas se dieron cuando se refirió a la Justicia y la igualdad de género. Hubo, también, abucheos cuando Mauricio Macri dejó el recinto tras ceder el bastón y la banda presidencial.

Luego, acompañando al auto que llevó a Fernández, la multitud se trasladó a la Plaza de Mayo. Para aplacar el calor, un grupo de personas se refrescó en las fuentes, una imagen que pudo resumir a la perfección lo que se vivió en las calles: una jornada en la que la liturgia peronista fue la protagonista.

Lejos, detrás de los globos y las banderas, desde el escenario, las bandas comenzaron a ponerle música a la tarde. Reproducidos a su vez por decenas de pantallas arengaban, entre canción y canción, a las miles de personas que buscaban cualquier porción de cemento que estuviera a la sombra. La avenida Diagonal Norte se transformó en una peatonal gigantesca, con el humo de las parrillas difuminando el Obelisco. En algunos puestos había colas para comprar un choripán o una hamburguesa (a $100). La demanda también fue elevada para los vendedores ambulantes, que ofrecían botellas de agua a $50 o dos latas de cerveza por $160. La estrella gastronómica de la jornada, sin embargo, fue el denominado “pan dulce peronista” elaborado por una cooperativa que se vendió frente al Congreso por $200.

No faltaron, por supuesto, los puestos de venta de merchandising. La mayoría de los productos llevaban la imagen de Cristina de Kirchner, aunque también había banderas con el rostro de Alberto Fernández, que se vendían a $200. Mismo precio tenían los gorros tipo “Piluso”, con la leyenda “Volvimos”. Esa fue, de hecho, la palabra más replicada en todos los productos que se ofrecían en las adyacencias a la Plaza de Mayo. Remeras, de todo tipo y color podían adquirirse por $300. También había pequeños muñecos tejidos de Perón y Evita, láminas con pinturas de los símbolos peronistas e incluso los denominados “flipbook”, cuya secuencia de fotos mostraba a Cristina bailando durante un acto en la cancha de Racing.

Con la temperatura por encima de los 37°, los camiones de AySA que repartían agua en distintos puntos se convirtieron en oasis

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Arabia Saudí y Emiratos Árabes respaldan los “esfuerzos” de Trump por la paz | Internacional

El plan de paz del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, plantea una dicotomía a las…