Inicio Nacionales Con cuentas en rojo, distritos turísticos esperan guiño para trabajar en invierno

Con cuentas en rojo, distritos turísticos esperan guiño para trabajar en invierno

16 minuto leer
Comentarios desactivados en Con cuentas en rojo, distritos turísticos esperan guiño para trabajar en invierno
1

Con cuentas en rojo, distritos turísticos esperan guiño para trabajar en invierno

De cara a la temporada, los municipios se abroquelan y aseguran que no resisten otro invierno sin vacaciones. Los movimientos que ya se generaron y las expectativas por lo que vendrá.

 

“No es algo que podamos definir en este momento”. Con esas palabras, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, dejó claro que la temporada de invierno es, en la actualidad, una gran incógnita. Más allá del avance cuantitativo en el programa de vacunación nacional, el mapa de calor en relación con los contagios muestra hoy un varietal de situaciones de distintos niveles.

Con el antecedente directo de lo que fue el pasado invierno, con mermas millonarias para las economías locales, los distritos turísticos se encuentran a la espera, pero en movimiento, de lo que podría ser cualquier anuncio en relación a las inminentes vacaciones.

Ante este panorama, Municipios dialogó con los responsables de algunos de los destinos más visitados durante esta época para saber de qué manera se están preparando ante una eventual bajada de bandera. Y cómo reaccionan a una incertidumbre general que modificó de lleno la forma de planificar una actividad que no solo representa esparcimiento sino que es principalmente un motor de trabajo esencial para la economía del país.

El denominador común aparece ante la primera consulta. Y la respuesta es unánime. Los destinos turísticos aseguran que no se resiste otra temporada sin vacaciones. Pero el dato que también sobresale en medio de los preparativos es la expectativa. Más allá de un verano que estuvo por encima de lo esperado, para este receso invernal los municipios esperan un nivel de ocupación cercano al 50 por ciento, algunos más, otros menos.

Y ante la falta de confirmación nacional, cada localidad ya puso en marcha su plan de acción. “Sería importante que Nación anuncie si vamos a tener temporada realmente para que la gente tenga la certeza de que puede venir”, asegura, en diálogo con este suplemento Gastón Burlón, secretario de Turismo de Bariloche.

Vale recordar que la ciudad perdió 25 mil millones de pesos en ingresos por la falta de temporada en 2020. Al momento las reservas solo alcanzan el 10 por ciento cuando en esta época suelen llegar al 75 en una ciudad que suele recibir 300 mil turistas. “Con tener 100 mil sería aceptable, pero es mucha la gente que vive del turismo. No resistiríamos otra temporada sin turismo”, afirma. Y añade que “estamos haciendo un gran trabajo de promoción, segmentando y apuntando a todos los mercados para poder tener una temporada de invierno aceptable. Somos conscientes de que no va a ser una temporada récord, ni mucho menos, pero al momento tenemos confirmados 83 vuelos semanales por las tres compañías aéreas, con la posibilidad de tener más, por lo que en conectividad estamos tranquilos”.

También al sur, pero hacia el este, la mirada cambia de color. “Hay un muy buen nivel de consulta teniendo en cuenta lo que es temporada de ballenas que es una experiencia maravillosa y que ya tiene fecha de salida para el 2 de julio. Estamos con muy buenas expectativas”, sostiene Marcos Grosso, secretario de Turismo de Puerto Madryn. Eso sí, el recuerdo y el planteo es el mismo: “La falta de temporada impactó muy fuerte en la economía local más allá de que en el verano fuimos uno de los destinos más elegidos. Pero no tuvimos la temporada de cruceros y nuestros prestadores están haciendo lo imposible: no es una opción no tener temporada”.

Como parte del trabajo rumbo a la temporada, la Ciudad trabajó muy fuerte en el objetivo de tener vacunado a todo el sector turístico para brindar mayor seguridad. Para sumar, Madryn contará a partir del 8 de julio de con dos vuelos semanales de Aerolíneas Argentinas que llegarán el jueves por la mañana y se irán el domingo por la tarde. “Imaginamos una ocupación al 50 por ciento de lo habitual”, cerró Grosso.

“Obviamente no está restringida la posibilidad de circular entre los distintos distritos”, con esas palabras el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, dejó claro que por el momento el turismo es una posibilidad. Eso sí, la provincia no lo fomentará. Por eso la acción de los distritos para captar visitantes es granítica.

“Estamos yendo a buscar a los turistas en destinos de proximidad por eso empezamos con una campaña en CABA y vamos a continuar en Rosario, Junín, Olavarría y Bahía Blanca, donde vamos a convocar a las personas a regresar a Mar del Plata”, asegura Bernardo Martín, presidente del Ente Municipal de Turismo de Mar del Plata.

El objetivo es claro. Alcanzar al menos los 250 mil turistas que ayudaría a cumplir las exigencias de una ciudad acostumbrada a recibir 330 mil personas para esta época. “Estamos llevando adelante todo tipo de acciones, sosteniendo a los hoteleros y a los prestadores de servicios y trabajando mancomunadamente para lograr la mejor oferta posible”, agrega. Y suma que “lo que nos enseñó la pandemia es que las reservas se hacen a último momento. Se perdió la planificación, que era uno de los ejes del turismo y la compra de pasajes anticipados. Hoy el turismo es diferente, pero el que venga a Mar del Plata se va a encontrar con una ciudad abierta. Con protocolos y cuidada. Hoy podemos decir que Mar del Plata es uno de los destinos más seguros del país”.

En Merlo, San Luis, se está trabajando internamente en la calidad a través del sello propio que en esta segunda etapa está dirigido a la accesibilidad. “Estamos mejorando el producto con nuevos senderos y creando rutas como las de la fe, los sabores, astro turismo, de los museos y circuitos culturales, pero todo lo que estamos haciendo está supeditado a que la Nación nos dé luz verde para largar y poder tener las vacaciones que den alivio económico al sector y a los turistas les sirva para tomar un respiro de la crisis pandémica”, manifiesta el intendente Juan Álvarez Pinto.

Y agrega que “nuestra ciudad vive del turismo y la construcción, en un porcentaje importante una va acompañada de la otra, o sea se construye para ampliar la oferta o mejorar la existente y con los réditos del turismo se construye de manera privada para mejorar la calidad de vida de la gente. Como consecuencia, tenemos una economía deprimida. Pero con expectativas de salir adelante, por suerte tuvimos una muy buena temporada de verano que nos dio un alivio pequeño”.

Por el momento, la ciudad no tiene una gran cantidad de reservas, pero la esperanza está puesta en repetir lo sucedido en diciembre de 2020 cuando se empezó a reservar a último momento. Las expectativas están. “Aspiramos a mantener el 70 por ciento promedio durante diez días las vacaciones de los centros emisivos más importantes y en un 40% promedio sobre las vacaciones de las provincias más chicas sobre un total de 13000 plazas”.

En los últimos, Villa Carlos Paz comenzó a posicionarse como destino invernal y con el correr de las temporadas fue subiendo sus niveles de ocupación hasta alcanzar el 60 por ciento para una parada obligada del verano que reúne a más de un millón de personas en período estival. Por eso, la merma del año pasado significó un golpe. “Nuestra principal industria es el turismo. Tuvimos contención con el sector hotelero y gastronómico y la Provincia también aportó con la eximición de rentas, pero fue una merma muy importante”, dice el secretario de Turismo local, Sebastián Boldrini. Y, a su vez, asegura que la ciudad “se está preparando de la misma manera que lo hicimos para el verano. No tuvimos ninguna situación grave y se desarrolló con mucha normalidad. Con controles de acceso y seguimiento”. Eso sí, por el momento, no hay reservas. “No queremos cometer el error de mayo pasado que iba a ser un finde muy bueno y el DNU obligó a suspender y ocasionó prejuicios en el sector”.

A pocas semanas del inicio habitual de la temporada, los municipios esperan un guiño de parte de Nación para poder acomodar uno de los principales motores de su economía.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

La espectacular demolición de cuatro chimeneas de 90 metros de alto

Cuatro torres de refrigeración de 90 metros de altura fueron demolidas en la antigua centr…