Inicio Internacionales Costa, Draghi, Kallas, Rutte… arranca la carrera para sustituir a Charles Michel al frente del Consejo Europeo

Costa, Draghi, Kallas, Rutte… arranca la carrera para sustituir a Charles Michel al frente del Consejo Europeo

14 minuto leer
Comentarios desactivados en Costa, Draghi, Kallas, Rutte… arranca la carrera para sustituir a Charles Michel al frente del Consejo Europeo
0

La decisión de Charles Michel de presentarse a las elecciones europeas ha provocado sorpresa en el corto plazo y un efecto dominó para el medio, toda vez que ahora los líderes de los 27 tienen que buscar contrarreloj un reemplazo al frente del Consejo Europeo. Tienen, si todo va bien, hasta el mes de junio para elegir un nombre o, de lo contrario, será Viktor Orbán quien asuma las funciones de forma momentánea, al ser ese semestre el turno de la presidencia húngara del Consejo Europeo. La mayoría de voces no quiere que «el caballo de Troya de Putin» en la UE guíe al bloque, aunque sea por unos meses. Y por eso la carrera para sustituir a Michel ya ha comenzado.

«Es pronto todavía para hablar de plazos, pero es evidente que ya se empiezan a mover las cosas«, comentan las fuentes comunitarias consultadas por 20minutos, que no ven como una posibilidad del todo real que Orbán acabe siendo presidente del Consejo Europeo porque el anuncio de Michel, dicen, «se hace con tiempo suficiente» para que los Estados miembros tengan margen de maniobra a la hora de elegir un reemplazo. Lo ideal es que en mayo el nombre ya esté decidido y que quien salga ‘premiado’ sea el que también se mantenga en el cargo después de las comicios europeos de junio. De esa forma se solventa ya una elección de los altos cargos para la próxima legislatura.

Para las fuentes «ese sería el proceso lógico», pero la UE al mismo tiempo siempre está llena de sorpresas. No obstante, en un año tan exigente para la Unión no parece que los líderes acaben por la labor de añadir otro rompedero de cabeza a los ya existentes. Por eso algunos candidatos ya empiezan a estar sobre la mesa aunque «nada está del todo claro todavía». ¿Hay favoritos? Sí. Pero el sustituto o sustituta de Michel tiene que reunir una serie de condiciones muy particulares.

Antonio Costa sale en cabeza de la lista. El primer ministro portugués saliente tuvo que dimitir hace meses por verse salpicado en un caso de corrupción que acabó además con la detención de dos de sus ministros. Con el tiempo se demostró que por un error judicial el luso dejó paso al siguiente y acabaron convocándose elecciones para el 10 de marzo. La Fiscalía le confundió con otro ‘Costa’. Tiene todavía causas pendientes, pero no parece que vaya a salir salpicado. Su nombre ya sonaba para reemplazar a Michel antes de la decisión de este; contaría con el respaldo de líderes de su espacio ideológico, como Pedro Sánchez u Olaf Scholz, pero también mantiene buena imagen entre otros conservadores, como el griego Kyriakos Mitsotakis. 

En favor de Costa está el hecho de que ya no tiene un cargo al que renunciar para dar el paso a Bruselas, algo que también pasa con Mario Draghi, pues el que fuera presidente del BCE y primer ministro italiano lleva tiempo en la segunda fila, pero su figura siempre emerge en situaciones como esta. Su perfil tecnócrata, independiente y conocedor de la realidad comunitaria suma puntos, pero falta por ver qué haría Meloni, otrora opositora feroz de su Gobierno, en el caso de que su favoritismo fuese a más. El ‘salvador del euro’ también puede acabar siendo ‘el salvador’ del vacío que deje Michel. Las quinielas dirán.

El candidato a todo Rutte o la continuidad belga

Esas mismas quinielas que añaden también a Mark Rutte. Igual que Costa y Draghi ya no tiene cargo como primer ministro y tras diez años al frente de Países Bajos quiere otros retos a nivel global. Eso sí, prefiere la OTAN y de hecho, tal como adelantó 20minutos, se posiciona como el nombre preferido para reemplazar a Jens Stoltenberg al frente de la Alianza Atlántica. Podría encajar, eso sí, como jefe del Consejo Europeo, en un momento además en el que los países frugales podrían querer su cuota de presencia en los altos cargos.

Tampoco se descarta para el puesto el actual primer ministro belga, Alexander de Croo. El país celebra elecciones en pocos meses, y De Croo parece que no seguirá en el puesto, por lo que su paso al Consejo Europeo tendría cierto sentido. No es el nombre que suena con más fuerza, pero si podría emerger como una alternativa de urgencia si los plazos apretasen y, sobre todo, si otros mejor posicionados renunciaran a este reto.

Más complicado parece que la elegida salga de entre la primera ministraa estonia, Kaja Kallas o su homóloga danes, Mette Frederiksen. Ambas salieron ya como futuribles para la OTAN, pero tienen en contra que aún conservan cargos a nivel nacional por lo que el efecto dominó en estos casos sería más claro. Kallas sería una opción viable dado el peso de los Bálticos en el marco de la invasión rusa de Ucrania, y además es un perfil que gusta entre el resto de líderes. Los nórdicos, por su parte, podrían ganar relevancia si la elegida fuese una Frederiksen que está bien vista y que ha relanzado el papel de Dinamarca en la UE y en la Alianza Atlántica en los últimos años.

Charles Michel ha ocupado el cargo de presidente del Consejo Europeo desde 2019, después de ser entre otras cosas primer ministro belga. Su paso por Bruselas ha tenido de todo, con dudas durante buena parte de su mandato y una exposición mediática mayor en los últimos meses, sobre todo en una etapa en la que las tiranteces entre los Estados miembros han sido mayores por cuenta de las ayudas a Kiev o la posición en torno al conflicto entre Israel y Hamás. Su valoración ha cambiado para bien ante los últimos acontecimientos y quizá por eso ahora planteé este cambio en su carrera política.

La elección de los nuevos altos cargos de la UE después del paso por las urnas en junio será uno de los grandes temas de este año. Michel se sale ya de la ecuación, aunque no era una opción realista a futuro. Sí que lo son tanto la continuidad de Ursula von der Leyen al frente de la Comisión Europea y de Roberta Metsola como presidenta del Parlamento Europeo, aunque en ambos casos todo dependerá de cómo se pueda resolver el pequeño cisma que hay dentro del PPE.

Von der Leyen tiene la ‘aprobación’ incluso de líderes socialdemócratas, algo que no gusta al líder del grupo en la Eurocámara, Manfred Weber, más partidario de pactos con la derecha radical. En ese domino el papel de Metsola podría cambiar, aunque eso solo se verá una vez que se dé la vuelta a todas las cartas. Tampoco seguirá en su puesto el Alto Representante, Josep Borrell, que además es el representante español en la Comisión. La apuesta de Pedro Sánchez en este sentido para la próxima legislatura parece que será Teresa Ribera, a quien el presidente del Gobierno quiere lanzar para que ocupe la vicepresidencia de Pacto Verde en el próximo Ejecutivo comunitario.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

El municipio intensifica trabajos de desmalezamiento en calle Necochea de la ciudad de La Banda

El intendente de la ciudad de La Banda, Ing. Roger E. Nediani acompañó un importante opera…