Inicio Parlamentarias Cristina Fernández y los detalles de su simbolismo que dicen más que mil palabras

Cristina Fernández y los detalles de su simbolismo que dicen más que mil palabras

6 minuto leer
Comentarios desactivados en Cristina Fernández y los detalles de su simbolismo que dicen más que mil palabras
0

Como generalmente sucede con todos los ex presidentes democráticos, el Congreso, es el centro donde se realiza el velatorio para dar el último adiós, por parte de familiares,  políticos, personalidades y ciudadanos comunes.

Así sucedió con Raúl Alfonsín y Fernando de La Rúa, excepto con Néstor Kirchner que, por decisión de Cristina y sus hijos, fue velado en la Casa Rosada.

El caso del ex mandatario Carlos Menem la familia decidido acatar este protocolo y el “Salón Azul” fue entonces el lugar designado por el Senado, para que descanse el féretro antes de ser conducido al cementerio de La Tablada, donde esta enterrado su hijo Carlitos Juniors.

Tal lo designado protocolarmente, fue la actual presidenta del Senado, Cristina Kirchner, la encargada de recibir el cuerpo y a los familiares en primera instancia.

Aunque claro está, la presencia de la actual vicepresidenta nunca pasa inadvertida, independiente del contexto en la que aparece públicamente. En esta oportunidad destacó sin decir una sola palabra a la prensa a causa, una vez más, del simbolismo que suele impregnar con sutiles detalles que “hablan más” que cualquier otro discurso.

Es que CFK recibió el cortejo vestida íntegramente con ropa blanca y sandalias, luciendo un llamativo barbijo con la estampa de Néstor, Perón y Evita.

Aquel tapabocas también había sido utilizado cuando posó para la foto al momento de aplicarse la vacuna Sputnik V contra el Covid-19.

Como suele suceder, en las redes no la perdonaron y sus detractores de Twitter lamentaron sus «ansias de protagonismo», pero vale aclarar que no fue casual el color de la ropa.

En primer lugar hay que recordar que Carlos Menem tiene raíces musulmanas, al punto que al asumir la presidencia en 1989, y tomar el poder luego del mandato de Raúl Alfonsín, tuvo que abandonar su religión de origen para, acto seguido, jurar en nombre de la fe cristiana y abrazarla como único camino espiritual.

Fue el propio Menem quien abolió este inciso en la reforma constitucional del 94, donde se estableció el libre culto para quienes ocupen el Poder Ejecutivo.

Volviendo al origen islámico del fallecido mandatario, se pudo ver en las imágenes del velatorio la presencia del símbolo de la luna creciente, imagen que representa al Islam.

En este sentido para los musulmanes el luto se denomina ‘hidaad‘  y refiere a un periodo de tres días durante el cual queda prohibido utilizar vestimenta ostentosa y joyas. Asimismo,  el Corán dicta que las mujeres no deben extenderlo más de tres días, a excepción de que se trate de su marido, en cuyo caso éste dura cuatro meses y diez días.

(Video Gentileza ArchivoFilm)

Y justamente el color que lo representa no es el negro (como en el Cristianismo) sino el blanco, al punto que en los rituales característicos se envuelve el cuerpo en una simple tela de algodón (también blanca) denominada Kafan, puesto que solo los considerados “héroes” pueden ser enterrados con la ropa con la que murieron.

Una vez CFK demuestra con su simbolismo que puede decir mucho y sin necesidad de utilizar su léxico.  Barbijo donde deja en claro quienes, para ella, representa el “peronismo” y color blanco, para que los “haters” reaccionen y el respeto protocolar no se pierda.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Parlamentarias
Comentarios cerrados

Mira además

Datos oficiales: La participación laboral de las mujeres en Argentina

En el Día Internacional de la Mujer, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC)…