Inicio Opinión CUIDADO CON LOS CISNES BLANCOS.

CUIDADO CON LOS CISNES BLANCOS.

10 minuto leer
Comentarios desactivados en CUIDADO CON LOS CISNES BLANCOS.
0

Por: Luis Tonelli. La Argentina es ese país en donde pintamos de negro a los cisnes blancos. Escenarios posibles negativos son soslayados ante el optimismo de la coyuntura. Y después, nos sorprendemos de que pase lo que era muy previsible. ¿Cómo es que esto pudo haber sucedido? Si, veníamos tan bien.
Lo dijo el Presidente “Pasaron cosas”. Sí, pero pasaron cosas muy previsibles. Quien mirara las cuentas sin ser un experto sabía que la situación que dejaba CFK era muy difícil de enfrentar. Cualquiera que considerara esa dificultad, también podía esperar que dependíamos del financiamiento externo. Y no había que ser muy genio para saber que la llegada al poder de Trump eran malas noticias para los emergentes.
Y esto no es hablar con el diario del lunes. Sin ir más lejos fue tratado por los columnistas de / Miradas en muchas oportunidades. Los integrantes de la Coalición se lo manifestaron en repetidas ocasiones. Tempranísimo, en la primera y casi única reunión de los legisladores radicales con Marcos Peña, en Open Door, a meses de asumido el gobierno.
El senador Luis Naidenoff le pidió a Peña que el gobierno realizara un prolijo inventario de los desmanes K. Tempranamente, también se le advirtió al Gobierno del peligro de dejar que CFK fuera la jefa de la oposición y la alternativa política. Que era una contradicción con elegir a ELLA como opositora y apostar por las inversiones.
Es cierto, gracias a mantener viva a CFK se ganó las elecciones intermedias. Pero también se hubieran si CAMBIEMOS aceleraba con las reformas, pactaba estratégicamente con el peronismo no K y el Presidente encarnaba ese rol de Estadista que la Argentina necesita.
Ya a esta altura del partido, queda claro que ni siquiera es pose, que el Gobierno no es cínico, ni tampoco ingenuo. El Gobierno simplemente se cree lo que dice. Sus funcionarios más que políticos son sacerdotes de un nuevo evangelio: el de la Nueva Política.
De ese modo, creen que no importa lo que suceda, los argentinos ya han elegido a favor del rumbo que encarna el PRO. Que ha sucedido un cambio cultural irreversible, y que todo lo que suene a Vieja Político será vomitado por el electorado.
Lo que intentan siquiera matizar esta fe, directamente son tratados de ignorantes, miopes, y atrasados, desde la soberbia mirada de los Evangelistas de la Nueva Política. Como le sucedió a Beatriz Sarlo y a Tomás Abraham. No se discuten sus argumentos. Simplemente se los descalifica ad hominem. “Son viejos. Ergo, no existen”.
La Revolución de la Alegría no es un discurso político. No es un relato. No es una estrategia de campaña. La Revolución de la Alegría PRO es la filosofía de vida del Presidente y su entorno íntimo. No hay que subestimar a Alejandro Rozitchner. Ni en presencia. Ni en inteligencia. El expresa mejor que nadie ese elán vital que inunda la Casa Rosada y aledaños.

Un vitalismo nitzcheano, una voluntad de poder de la cual, personalmente, no tengo nada en contra, salvo que no es aplicable a las cuestiones públicas. Esa positividad individual, creativa, generativa como bien da cuenta de ello Richard Rorty es esencial y fructífera en términos privados. Es una fantástica guía que nos indica cómo vivir nuestras vidas (de allí que la literatura más adecuada para nuestra época sea para Roztchner Jr. los libros de autoayuda).
Pero Rorty también nos alerta que esa filosofía individualmente vitalista no nos sirve para aconsejarnos en la construcción de nuestra convivencia. Lo privado y lo público están escindidos para el filósofo estadounidense, y no solamente es algo con lo que tenemos que lidiar en nuestras vidas si no que es bueno que estén separadas u en contradicción.
El mundo de lo público es el mundo de la solidaridad, de un “Nosotros” preocupado por los que “quedan atrás”. El mundo de lo público no es el de los que se destacan, el de la meritocracia, el de los mejores. El mundo de lo público es el donde la multiplicidad de perfiles disparatados se funden en ilusiones compartidas. Y en la resolución contingente de las contradicciones emerge esa actividad tan denostada que se llama política.
Que seguramente puede parecerle a los “super hombres” creativos y pujantes, una pérdida de tiempo, de cafés interminables y pedido de favores. Pero detrás de toda esa cháchara se esconde algo fundamental en la argamasa del gobierno, que es la confianza. Y después, está obviamente el saber y la experiencia acuñados en años de observación y práctica.
Esa vieja actividad que, emerge, incólume, cuando los problemas argentinos se muestran como los mismos de siempre, y la incomprensión de los técnicos puristas, más allá de sus poses y tics, también la misma de siempre. Eso que se conoce como “política” (que no importa que sea vieja o nueva; sino solo si es buena o mala).


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • PANDORA | 7miradas

      Pasados estos días, es probable que el Presidente prosigue con algunos ajusten con refer…
  •   ETCÉTERA: EVO VERSUS LAS ETNIAS

    En sus 12 años como presidente de Bolivia, Evo Morales conduce una economía que creció un …
  • BRÚJULA: LA SOJA CHINA | 7miradas

    Mauricio Macri recibió a Wen Xiaodong, CEO de Fosun Infrastructure Group, con sede en Shan…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

PANDORA | 7miradas

  Pasados estos días, es probable que el Presidente prosigue con algunos ajusten con refer…