Inicio Opinión CUMBRE EN VERONA

CUMBRE EN VERONA

6 minuto leer
Comentarios desactivados en CUMBRE EN VERONA
0

En Verona, gobierna desde hace años  la ultraderecha. Allí se celebró el Congreso Mundial de las Familias con el auspicio de Matteo Salvini.: promueve el movimiento político de grupos y países soberanistas con las organizaciones del fundamentalismo cristiano. Funciona la red internacional de derecha extrema contra los modelos liberal democrático, las leyes que aplican el divorcio y el aborto, el matrimonio igualitario, las uniones civiles, los derechos de los homosexuales y las conquistas feministas.

Hubo una gran manifestación organizada por el grupo neofascista Fuerza Nueva. Los auspicia el gobierno italiano. La Iglesia tampoco sostiene el Congreso, aunque el obispo de la ciudad, monseñor Zenda, simpatizante de la Liga de Salvini, llevó un mensaje del Papa sobre la familia, lo mismo el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, segundo del partido del ex premier Silvio Berlusconi. El alcalde de Verona, Federico Sboarina, un ultra, puso a disposición de los congresistas el palacio Gran Guardia para las deliberaciones. La atención se concentra en quienes se mantuvieron  las bambinas, dirigiendo los hilos de una estrategia que llevó a adelantar el mitín a solo seis meses del anterior Congreso, celebrado en Moldavia, porque desde Verona parte una ofensiva en favor de los partidos soberanistas, con la Liga de Salvini a la cabeza, en las elecciones del Parlamento Europeo, el 26 de mayo.

Política y religión representan un radicalismo ultra conservador y nacionalista de los ´90 con impulso de asociaciones fundamentalistas norteamericanos contra el aborto, multimillonarios rusos cercanos a Vladimir Putin, que financian la extrema derecha europea, vinculado a la Iglesia Ortodoxa y sus campañas contra aborto y homosexuales.

Los personajes rusos principales son Alexey Komov y el oligarca Konstantin Malofeev, promotores de Rusia Unida, vinculado a la Liga de Salvini. Malofeev concede generosas financiaciones a los soberanistas europeos y a las asociaciones tradicionalistas católicas.

En la primera línea hay que incluir al arcipreste ortodoxo Dimitri Smirnov, que en Verona, se manifiesto en mensajes ultras contra el “homosexualismo”.  “Hombres y mujeres no son iguales. Los varones “tienen una inteligencia superior”. El aborto es “una masacre” quienes los practican “son caníbales que deben ser cancelados de la Tierra”. Los fundamentalistas creen además que el aborto debe ser combatido porque es el culpable de la “catástrofe demográfica” que envejece a Europa y en general a todo Occidente. Italia es el segundo país con más viejos después de Japón.

Steve Bannon opina que “la homosexualidad degrada a la naturaleza humana. Ser gay destruye el mismo sentido del ser humano”.

En Rusia fue aprobada una ley naturalmente apoyada por Putin, contra la “propaganda homosexual”, condenada por la Corte Europea de Derechos Humanos como “discriminatoria de la libertad de expresión”.

Una de las mentes principales de la política de ultraderecha y la región tradicionalista es el católico norteamericano Steve Bannon, fundador de “El Movimiento” que busca impulsar al poder a los soberanistas. Bannon es un ideólogo y financiador que considera a Salvini hombre clave de la victoria anti liberal. Fue asesor de seguridad de Donald Trump y sigue la línea de su ex jefe, similar a la de Putin, de buscar descalabrar a la Unión Europea.

Salvini estuvo acompañado en Verona por el ministro de la Familia, Lorenzo Fontana, veronés, ultra católico preconciliar. Y por el Ministro de Educación Marco Bussetti. En fin, no faltó nadie ni nada en Verona.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Inauguraron viviendas sociales en la ciudad de Sumampa

26/05/2019 – La ciudad de Sumampa, departamento Quebrachos, conmemoró el día de la P…