Inicio Internacionales Despiden a una maestra por “gritar y asustar” a sus alumnos

Despiden a una maestra por “gritar y asustar” a sus alumnos

6 minuto leer
Comentarios desactivados en Despiden a una maestra por “gritar y asustar” a sus alumnos
0


Una maestra de escuela primaria ha sido expulsada de la profesión después de que se haya desvelado que la profesora gritaba a los alumnos y los asustaba, recoge el Mirror.

Según los informes que le han costado el despido, la profesora, Hannah Rhodes, gritó a un alumno mientras este estaba en posición fetal, llorando incontrolablemente y visiblemente asustado.

Un testigo recordó haber visto al maestro de pie junto al niño, conocido en el expediente como alumno A, mientras le gritaba, informa Hampshire Live. En otra ocasión, la maestra les gritó hasta a otros dos alumnos, conocidos como alumno B y alumno C, lo que hizo que tuvieran miedo de pedirle ayuda y, en última instancia, provocó que uno quisiera cambiarse de escuela.

Rhodes, de 37 años, era maestra en la escuela primaria Shamblehurst en Hedge End, cerca de Southampton, cuando estos supuestos casos de mala conducta ocurrieron en octubre y noviembre de 2018. La maestra llevaba tres años en el cargo y fue despedida en 2019.

Tras un panel de conducta profesional de la Autoridad de Regulación de la Enseñanza, se decidió que Rhodes sería excluida de la profesión por tiempo indefinido después de ser declarada culpable de conducta profesional inaceptable.

En el informe publicado ahora, se explica que la profesora Rhodes le gritó al alumno A en octubre de 2018 después de descubrir que este había orinado en un arbusto.

“Por esas razones, el panel concluyó que el alumno A era vulnerable y que las acciones de la señora Rhodes fueron particularmente graves, especialmente dado que un miembro del personal ya se había ocupado del incidente, negando la necesidad de que la señora Rhodes tomara más medidas con respecto al incidente”, dice el texto.

Además, según el informe, en noviembre de 2018, la profesora Rhodes le gritó al alumno B y / o al alumno C, lo que hizo que tuvieran miedo de pedir ayuda. Hubo evidencia proporcionada por la madre del alumno B que explica cómo le habían gritado a su hijo por obtener una respuesta incorrecta a una pregunta en clase.

Otras pruebas reflejan que el alumno B “se asustó tanto de la señora Rhodes que hizo una tabla de marcas para contar los días hasta que dejara de darle clase”. Estas acciones, según las autoridades educativas, “hicieron que el alumno perdiera la confianza y / o pensara que era estúpido”.

La profesora Rhodes no asistió a la audiencia y no estuvo representada, y antes de la audiencia admitió las acusaciones en su totalidad. También admitió que los hechos de las acusaciones en su contra constituían una conducta profesional inaceptable o una conducta que puede desprestigiar la profesión.

“El panel quedó impresionado por el volumen de pruebas, que sugirió que la señora Rhodes tenía una propensión a apuntar a aquellos que eran vulnerables y, al hacerlo, actuar de una manera totalmente poco profesional y, a veces, degradante”, dice el informe.

“El panel consideró que sus acciones equivalían a abuso emocional agravado por el hecho de que la evidencia sugería una regresión en el desarrollo y la confianza de los alumnos y que, incluso después del paso del tiempo, algunos alumnos recordaban tener miedo de la señora Rhodes”, concluyeron.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

500 detenidos en Berlín en protestas no autorizadas contra las medidas anticovid

Varios miles de personas participaron este domingo en Berlín en diversas protestas no auto…