Inicio Opinión EL CARTERO LLAMA DOS VECES.

EL CARTERO LLAMA DOS VECES.

11 minuto leer
Comentarios desactivados en EL CARTERO LLAMA DOS VECES.
0

Los días pasan aceleradamente rumbo a unas elecciones que se ignora aun, que huella habrán de dejar, sin embargo, para aquellos que gustan de las teorías conspirativas ya han comenzado a advertirse en los pasillos de Comodoro Py, danzas y contradanzas que auguran sorpresas respecto de algunas de las decisiones por venir.

Obviamente, no solamente en las proximidades del Puerto de Buenos Aires se advierten cambios o se perciben decisiones inesperadas. También en el edificio que fue pensado para albergar a los Gobernantes de Haití, aunque ahora se asiente  en lo que fuera escenario de la revolución del Parque, comienzan a deslizarse figuras de sombras alargadas que dejan tras de sí,   olor a azufre en los ambientes.

En esta presencia del Poder Judicial en casi todas las sobremesas porteñas, se han ido abriendo paso nuevos protagonistas  que despiertan el celo de los habituales habitantes del edificio federal. Siempre existió la creencia, que eran los Jueces Penales los que generaban preocupación en aquellos   que estaban sometidos a su autoridad, pero el día de hoy trae nuevos personajes  para la preocupación de algunos.

Así ocurre con el tema del Correo, que tramitando tanto en federal como en el fuero comercial –casi ignorado para los aficionados a los temas judiciales- ha adquirido singular trascendencia en este último tiempo. Es que la Fiscal Boquín ha comenzado a ser acompañada por varios otros, dispuestos también, a quitarle el sueño a la familia Presidencial. Cierto es que el tema, desde sus inicios, comenzó tropezando con distintos infortunios.

Quizás parte de los interesados en su solución, sientan que la primera adversidad fue encontrar Presidente de la Nación, a Mauricio Macri. Posiblemente no estén errados, ya que de no ser por el expectable lugar ocupado por el pariente, seguramente el tema hubiese discurrido por senderos más rumorosos y menos expuestos. Sin embargo, el reloj no vuelve sobre sus pasos, y lo que ya ocurrió forma parte de una realidad inconmovible.

El tema, iniciado hace ya varios gobiernos –fue una de las ultimas privatizaciones que disgustó a los miembros de Federal Express que quedaron fuera de una actividad que deseaban- transcurrió sin ninguna trascendencia hasta que MM se encumbró en la escena política. Algunas incipientes negociaciones quedaron al borde del camino, y la primera víctima de la carrera postal, fue el Primer Procurador del Tesoro de este Gobierno –Carlos Balbín (ahora alineado con los Jueces que siguen la doctrina del Papa Francisco) – cuya intervención en el tema le anticipó el alejamiento de un cargo que apenas comenzaba a disfrutar.

Posteriormente, varios fueron los que dejaron jirones de su vida envueltos en los pliegues de una negociación infructuosa. Los tiempos han cambiado y ya nadie recibe aquellas tarjetas de “su” cartero, que   deseaba felicidades en las fiestas   esperando un reconocimiento menor por haber acercado las noticias que llegaban, ensobradas,  desde los lejanos lugares en los que se encontraban las  raíces familiares   o los afortunados viajeros que nos hacían conocer los placeres que disfrutaban.

El correo que perdió su Palacio, adquirió notoriedad y todo lo que se le aproxima, parece arder como los insectos que  se acercan al fuego atraídos por su luz. La fiscal Boquín que se hizo conocer justamente por su intervención en este tema, no está dispuesta a abandonar el lugar que le adjudicara la historia y como un ariete, siembra infortunios a manos llenas. La propuesta empresaria, seguramente, no dista demasiado de la que realizan, habitualmente, quienes se encuentran en concurso, sin embargo, la proximidad presidencial le quita anonimato y permite criticar los detalles que se ignoran de los otros.

Lo cierto es que, como se encuentra presentado el tema, resulta difícil suponer que se podrá avanzar en el mismo. Cualquier cifra que se ofrezca para el pago, resultará irrisoria frente a los números que se han dejado trascender –sean estos los correctos para situaciones semejantes o solo la consecuencia de la proximidad presidencial-, así,  el destino de la empresa se presenta sombrío pues de no resolverse el concurso el sendero que lleva a la quiebra se presenta próximo y, en ese caso, podría comprometer la suerte de otras empresas vinculadas al grupo.

Aun cuando no sea este el ámbito habitual en el que la política interfiere con las decisiones de los Jueces, en esta ocasión se ha convertido en el más palpable de los escenarios y en el más ominoso de los destinos. Ya casi nada podrá resolverse sin que se le acuerde un sentido distinto al que la política quiera asignarle, quizás, como en algún conflicto internacional, pudiera recurrirse a un arbitraje en la que el Estado y la empresa escogiesen un Samore que pudiese decir algo concreto,  que intente restablecer la justicia en un tema que se ha alejado definitivamente de ella,  por obra de la ineficaz gestión de quienes debían resolverlo, no ahora, sino hace mucho tiempo.

Ya se sabe que no es sencillo acordar con el Estado,  que exige los pagos que se le adeudan  pero que no emplea la misma vara para cancelar sus propios compromisos. Sin embargo, ese doble criterio aparece ahora magnificado por la circunstancia de haber incluido el tema en el marco de las luchas políticas y someterlo a los razonamientos de estas últimas, que no buscan que los pasos a dar sean  justos o  jurídicamente correctos.

Así, sin imaginarlo, el tema que tramita en Comodoro Py y que tiene al Juez Lijo como cabeza,  ha quedado rezagado frente a las alternativas que deberán definirse en la Justicia Comercial que, por segunda vez, deberá expedirse en torno a circunstancias que pueden acarrear un perjuicio económico para la familia presidencial.

El cartero llama dos veces.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Gerardo Zamora, sobre el segundo debate presidencial: ¡Muy bien Alberto!

21/10/2019 – A unos pocos minutos de finalizado el segundo debate presidencial en la…