Inicio Gremiales El estremecedor relato de los estibadores atacados por barrabravas

El estremecedor relato de los estibadores atacados por barrabravas

9 minuto leer
Comentarios desactivados en El estremecedor relato de los estibadores atacados por barrabravas
0

El mundo estibador continúa consternado por los hechos registrados en la madrugada del domingo cuando una patota atacó a tiros y golpes a trabajadores del Sindicato de Unidos Portuarios Argentinos (Supa), mientras se manifestaban frente al Puerto de Buenos Aires en resguardo de sus fuentes de empleo.

Con versiones mediáticas cruzadas y la intención de los empresarios de desligarse de los sucesos, en las últimas horas se conocieron las denuncias oficiales radicas en sede policial por al menos cuatro trabajadores estibadores.

Los relatos son estremecedores y complican a las autoridades de la empresa Terminal 4 SA.

Las declaraciones de los estibadores fueron realizadas ante oficiales de la División Investigación Penal de la Prefectura Naval Argentina.

Cronología del ataque

Eran las 3 de la tarde del sábado cuando los estibadores comenzaron a llegar a sus puestos de trabajo en el puerto porteño. Fueron recibidos por una muralla de metal que impedía el ingreso a la Terminal 4. En simultáneo, comenzaron a recibir mensajes a sus celulares por parte de la empresa informando que iban a prescindir de sus servicios laborales.

Los trabajadores decidieron quedarse en el lugar alertados por la posibilidad de que trabajadores fuera de convenio realizarán sus labores. La decisión fue pasar la noche a la vera del portón de ingreso para impedir que personal contratado llevara adelante las funciones de los estibadores.

Dato: La empresa logró hacer ingresar a trabajadores fuera de convenio por vía acuática burlando la “guardia” de estibadores plantada frene al puerto en los accesos terrestres.

A la madrugada del domingo se produjo el ataque. “De repente veo una caravana de gente que viene por Wilson y dobla hacia el puerto, eran diez autos aproximadamente. Alcancé a ver una Partner Roja, cuya patente no recuerdo, que con anterioridad ya andaba merodeando por la zona, y luego terminó apareciendo con un grupo de personas grandes” con armas de fuego.

Eran las 3.50 de la mañana, según el relato de uno de las víctimas que contó que dos de los autos ingresó a la Terminal 4 autorizados por Prefectura a pesar del pedido de los estibadores por impedirlo. Los testigos aseguraron que quienes ingresar a la terminal portuaria no eran trabajadores.

Minutos después, se aproxima hacia los trabajadores el Gerente de la empresa Marcleo Cimminet junto a cuatro personas “a provocarnos, empujando a integrantes de Prefectura para que, supuestamente, pongan orden”, siempre de acuerdo al relato de los denunciantes.

Abrieron el portón y empezó el ataque a los estibadores junto al otro grupo que formaba parte de la caravana de autos. “En ese momento uno de los que estaba con Cimminet se me acercó y me esgrimió un arma blanca tipo tramontina”, al grito de “eh, salí de acá, salí de acá (SIC).

“Me despertó un tiro que pegó en el parante del auto”

“Acá llegaron los barrabrava de River”, fue el grito escuchado y denunciado por otras de las víctimas ante la Prefectura y que ahora forma parte de la investigación judicial para esclarecer los hechos.

“Yo me encontraba adentro de mi vehículo Ford Focus color blanco, patente AD 837 QP, cerca de la entrada, en el lugar donde habitualmente estacionamos los vehículos, y cuando desciendo me abordan varias de estas personas desde atrás y me empezaron a golpear hasta dejarme inconsciente en el suelo”, denunció otro de los estibadores golpeados, que sufrió lesiones en uno de sus ojos y varios cortes en el cuero cabelludo producto de un arma punzante.

Otro relato es aún más estremecedor. “Aproximadamente a las 3 de la mañana, un grupo de quince autos, con un número que no puedo determinar de personas, a punta de pistola y armas blancas, empezaron a disparar al aire y a las personas que nos encontrábamos en el lugar. Como consecuencia recibo un disparo en la rueda trasera del acompañante de mi vehículo y en el parante del mismo entre las ventanillas”.

Todo lo denunciado fue acompañado por croquis e imágenes de los sucedido en la madrugada violenta del domingo. A pesar de no poder identificar a los agresores, se pudo visibilizar un auto Vento color gris y una Partner color bordó. Todos datos que forman parte de la investigación.

Los estibadores también hicieron constar en actas, a las que Mundo Gremial tuvo acceso, que días previos recibieron amedrentamientos para que desistan la lucha por sus puestos de trabajo. “Días atrás hubo amenazas de personas allegadas al puerto pertenecientes a otras organizaciones gremiales acerca de que esta situación podría ocurrir”, aseguró uno de los damnificados y afiliado al sindicato SUPA.




Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Gremiales
Comentarios cerrados

Mira además

Camioneros convoca a asambleas en la rama recolección y podrían definir medidas

La relación de la familia Moyano con el macrismo es cada vez más espesa. Ahora surgió un n…