Inicio Opinión EL GIGANTE BONAERENSE: DE LAS OBRAS A LOS ALIMENTOS

EL GIGANTE BONAERENSE: DE LAS OBRAS A LOS ALIMENTOS

8 minuto leer
Comentarios desactivados en EL GIGANTE BONAERENSE: DE LAS OBRAS A LOS ALIMENTOS
0

Por Carlos Lazzarini @calilazzarini

 

Vidal imagina que el recorte que deberá hacer en la Provincia será cercano a los 30 mil millones de pesos. Pero no está segura y no hay manera de estarlo. Quien puede asegurar cuál será la profundidad de la crisis y que, en definitiva, no estará sujeta a su correspondiente recalibracion. Hay quienes dicen que en el ministerio de Dujovne imaginan que el recorte que deberá hacer la Provincia se acerca más a los 40 mil millones.

 

Frente a ese panorama, y a la realidad cotidiana del Conurbano bonaerense, la gobernadora apura medidas de contención. El Banco Provincia respaldará los descuentos de hasta el 50 por ciento para las compras que se realicen con la tarjeta de la entidad en los supermercados adheridos. Se habla de montos promedios de 3 mil pesos. Desde hace tiempo se había notado el firme traslado de los consumidores medios de los supermercados a los mayoristas.

 

Pero no será la única medida con la que Vidal intentará, más que aliviar el bolsillo de los bonaerenses, contener posibles desbordes. También anunciará un aumento de más de 300 millones de pesos en el fondo destinado a la asistencia alimentaria que impacta en los sectores más vulnerables.

 

Se trata de una suba del 16 por ciento (lo que se esperaba fuera la inflación en este año) en la tarjeta para la compra de alimentos correspondiente al plan Más Vida. También una suba de 5 mil pesos para los comedores. Este refuerzo dispuesto hasta fin de año intenta paliar, aunque sea en parte, los efectos de una inflación que en el mes de junio tocó el pico más alto desde hace más de dos años.

 

De los 65 mil millones que la gobernadora había conseguido recuperar de la coparticipación perdida, ya estima que 30 o 40 mil millones de pesos quedarán en el camino, producto del recorte y la segura transferencia de las eléctricas. La inflación hace lo suyo y le quita impacto al monto recuperado que por otro lado se completaría recién el año próximo.

 

Así, Vidal desacelera el plan de obras públicas y apura medidas que apuntan directamente a la contención social. Está preocupada, y le sobran motivos para estarlo. Sabe que asoman meses difíciles caracterizados por una inestabilidad todavía indomable y la necesidad de recortes impuestos por el FMI. Intenta asegurar que por el único lugar donde no pase la tijera sea por el fondo social.

 

Vidal ya se había abocado a esta tarea con las recomposiciones en asignaciones familiares, jubilaciones y el anticipo de los aguinaldos para los empleados públicos.

 

Se trata de anticiparse, más bien, a un escenario cada vez más complicado y de no llegar muy apremiada a los delicados días de fin de año o de medidas de urgencia? Hasta donde cala la crisis hoy? La gobernadora espera, con esta batería de medidas, amortiguar el impacto de la crisis en los sectores más expuestos.

 

Todavía con la mejor imagen entre los dirigentes de Cambiemos, y en general, Vidal palpa en sus recorridas el malhumor social. La cara visible de los que le vienen alertando las encuestas que reflejan el crecimiento de la imagen negativa que, en algunos sondeos ya supera la positiva.

 

Solo un dirigente, por ahora fuera de la grilla de los por ahora posibles candidatos, supera a Vidal en imagen positiva. Se trata de Roberto Lavagna, cuya percepción es inversamente proporcional al rumbo de la economía. Si la economía se hunde, Lavagna crece. Y viceversa. La ponderación de la imagen del ex ministro de economía en la consideración de la opinión pública sirve también para visibilizar la profundidad de la crisis.

 

Más allá de la especulación Lavagna, que eventualmente algunos especulan en el plano presidencial, no surge aún, en la Provincia, un candidato de la oposición que le pueda competir a la actual gobernadora. Pero cada vez son más los que se animan a poner su nombre a consideración. Situación que empezará a acelerarse en estos días.

 

Pero no habrá 2019 sin 2018. Hoy la preocupación principal pasa por conocer la profundidad de la crisis y la dimensión real de su impacto en el territorio más densamente poblado del país. Cuando el conurbano cruje, la política toma nota.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Lautaro de ADN le pega tremendo delire a Iglesias y lo deja RE caliente

Visitá nuestra pagina web de noticias y entérate de TODO source Relacionado …