Inicio Opinión EL GIGANTE BONAERENSE EL YA CRÓNICO DILEMA DEL “CENTRO”

EL GIGANTE BONAERENSE EL YA CRÓNICO DILEMA DEL “CENTRO”

9 minuto leer
Comentarios desactivados en EL GIGANTE BONAERENSE EL YA CRÓNICO DILEMA DEL “CENTRO”
0

Carlos Lazzarini @calilazzarini

 

De a poco se fue diluyendo la idea que, solo para quienes perder puede ser negocio, se atreverían a enfrentar a la gobernadora Vidal en el próximo turno electoral.  El descenso de su imagen positiva (aunque sigue siendo la más taquillera) la posibilidad que el impacto de la crisis continúe profundizándose, sobre todo en el gran Buenos Aires, y el supuesto escaso margen para remontar una gestión con  una sensible merma en la disponibilidad de recursos que sin duda habrá en los próximos meses, alimenta las expectativas en el abanico opositor. Ahora, por lo menos, los voluntarios no escasean.

 

Sin embargo, la primera vuelta en los comicios de Brasil vuelven a azuzar un fantasma que ya hizo estragos en las elecciones legislativas de 2017. Hay que recordar que a medida que se fue acercando el día de la elección , los intendentes se fueron corriendo de las posiciones moderadas hacia las filas de la ex presidenta. Hay margen para pelear con Vidal desde una posición más centrista? Se licúa el medio? Se ensancha la avenida? Hay posibilidades que el centro se coma los márgenes? Y finalmente, una pregunta recurrente que una vez más retumba en la cabeza de los jefes comunales de la oposición: qué pasará con CFK? Esto se debate en el propio “centro”.

 

Para ir despejando algunas dudas hay que estar atentos a lo que suceda en lo que queda del mes de octubre. A la espera de avances en el presupuesto nacional, la gobernadora avanza con su propio borrador para la Provincia. Tiene que que conseguir voluntades opositoras en la cámara de diputados para aprobar un presupuesto que incluirá, entre otros ásperos aspectos, la necesidad de tomar deuda por una cifra cercana a los 100 mil. Millones de pesos.  Hay que estar atentos, entonces, al avance de las negociaciones con los distintos bloque de la oposición, pero fundamentalmente con los del Frente Renovador de Sergio Massa y el de los intendentes del PJ que siempre tienen sus bemoles. Por algo la gobernadora se reservó varias vacantes en el Tribunal de Cuentas de la Provincia, algunos en el Banco y otras dependencias.

A Massa, Schiaretti, Urtubey, Pichetto, y muchos más que no comulgan con el presente y el pasado, los entusiasma un contexto en el que, la crisis económica por un lado, y los escándalos de corrupción por otro, se carcomen los márgenes. A tal punto que el electorado buscará una alternativa superadora y ahí estarán ellos para satisfacer esa demanda. Sufren, por ahora, las tensiones y tironeos de quienes pugnan por abrir las compuertas del espacio.

A diferencia de 2017, esta vez los jefes comunales no se juegan tan solo la composición de sus Concejos Deliberantes, instancia que siempre importa mucho porque es la primera línea de corte, sino que ponen en juegos sus propias posibilidades de reelegir. Y saben, porque lo han sufrido en el pasado, pocas veces el peso de la gestión se impone a la ola gestada en la atmósfera provincial y nacional. Más bien se ven arrastrados por esa corriente y por eso intentan evitar los revolcones uniéndose a los cursos más favorables. Un clásico.

Este escenario se vive en la provincia de Buenos Aires como en ningún otro lado del país. Es un dilema propio de la política que se vive en territorio bonaerense. Es en el conurbano donde la ex presidenta cosecha su mayor intención de voto y donde pareciera a mayor crisis más intención de voto. En esos distritos parece no penetrar el relato según el cual la crisis es justamente por responsabilidad de ese pasado que ahora algunos vuelven a ver con simpatía. La comparación se hace directamente en el bolsillo. En las gondolas y en las facturas de gas o luz.

 

Los juicios por corrupción y la crisis económica caracterizarán una campaña que va calentando motores y que estará muy observada. Esta semana se conoció la imputación a la fugaz contadora general de la provincia, Maria Fernanda Inza que, además de haberse desempeñado como secretaria legal y técnica de Vidal, es la tesorera del PRO bonaerense.  La imputación que le hizo la justicia federal plsatense es por la causa de los aportes truchos.

 

Sobre esta causa, que impacta con fuerza en el gobierno bonaerense hay una puja por las competencias judiciales. Algunos creen que, finalmente, podria correrse del fuero penal y ser abordada como una cuestión electoral. Son horas clave para que se determine finalmente en manos de que magistrado terminará esa papa caliente que tiene a maltraer al gobierno provincial.

Corrupción y crisis. Andariveles por los que transita la política argentina y la incógnita sobre el espacio para una alternativa superadora.

 

 

 


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

El gobernador Gerardo Zamora presente en la muestra artística EncontrArte

Hoy 23:59 – El gobernador de la provincia, Dr. Gerardo Zamora recorrió esta noche la…