Inicio Opinión EL GIGANTE BONAERENSE VARIABLES E INVARIABLES PARA 2019

EL GIGANTE BONAERENSE VARIABLES E INVARIABLES PARA 2019

11 minuto leer
Comentarios desactivados en EL GIGANTE BONAERENSE VARIABLES E INVARIABLES PARA 2019
0

 

Por Carlos Lazzarini @calilazzarini

 

El promedio de las diferentes encuestas que circulan muestran a los bonaerenses repartidos casi en partes iguales entre quienes tienen imagen positiva y negativa de la gobernadora Vidal. Esos gráficos de tortas y barra de colores que circulan a diario por los diferentes despachos animan a dirigentes de la oposición que ya no ven a la gobernadora blindada e invencible como se la percibida hasta no hace mucho tiempo. Como lo estuvo también su antecesor Daniel Scioli prácticamente hasta el final de su mandato. Y una sospecha aún más inquietante: será una tendencia difícil de revertir hasta bien cerca del próximo turno electoral.

 

No hay forma que el gobierno provincial evite el impacto de la situación general por la que atraviesa el país, como tampoco certeza sobre la evolución del mismo en los próximos meses. Solo se sabe, a decir del propio oficialismo y las recientes medidas económicas adoptadas, que no habrá buenas noticias. Al menos en el bolsillo de los bonaerenses. Todo lo contrario, en el corazón del conurbano es donde primero y más se perciben los síntomas de la crisis o sucesivas tormentas.

 

Esta situación obliga a Vidal a ajustar su estrategia política casi en continuo. Qué otras cosa que abocarse a contener cualquier posibilidad de desborde social podrá hacer desde ahora al final de su mandato. Cuánto podrá revertir de la actual situación hospitalaria o educativa por dar solo dos ejemplos. Es muy probable que se abrace, como lo hizo desde el inicio de la gestión, a su causa madre: la pelea contra las mafias de la provincia, sean políticas, sindicales, policiales o, como ahora, judiciales. Y eso, seguramente, será lo que ponga a consideración de los bonaerenses cuando deban concurrir nuevamente a las urnas. En el otro platillo de la balanza estará, con certeza, la situación económica. En esto, los gobiernos de la provincia han tenido poco margen.

 

Tal vez con mayor pragmatismo que el gobierno nacional, Vidal no ha tenido inconvenientes, hasta ahora, a la hora de establecer acuerdos con los distintos bloques legislativos. Casi desmarcada del purismo inalterable que pregonan Peña y Durán Barba. Sobre todo en aquellos temas medulares como, por caso, el presupuesto que le permita endeudarse casi en 100 mil millones según sondeos preliminares y borradores oficiales. Hay que recordar que cuando se aprobó el presupuesto para este año, se había autorizado un endeudamiento de 85 mil millones de pesos. En esa oportunidad se había dado luz verde, también, a un ajuste impositivo.

 

La provincia ha financiado sus necesidades, desde 2015, con fondos de Nación y con endeudamiento en moneda extranjera. Ahora el gobierno nacional necesita acelerar la reducción del déficit y le pide a la provincia un esfuerzo mayor. Vidal busca achicar algunas partidas, pero sabe que con el presupuesto volverá a pedir autorización para un endeudamiento aún mayor que el solicitado para 2018. Un tema decisivo será el impacto que tendrán las nuevas variables del acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional.

 

 

Así como Vidal no puede anticipar la profundidad del malestar social según el devenir de la economía y de los recursos de los que pueda disponer en los próximos meses, los intendentes y dirigentes de la oposición se mueven con la incertidumbre del devenir político de la ex presidenta Cristina Kirchner, todavía la referente que mejor mide en sus pagos. Un intríngulis que devela a los jefes comunales: a mayor crisis y debilitamiento del oficialismo, más chance para CFK. Cómo alinearse entre las dos mujeres que parecen llevarse todo en la Provincia? Habrá espacio? Cuál es la Alternativa Argentina en ese corset? Cuál es la Alternativa Argentina de los intendentes? Tal vez esperen más respuestas de la Justicia que de la política. Sobre todo porque adjudican pocas posibilidades al proyecto del massismo para que los intendentes puedan desenganchar las elecciones locales de las generales, según lo resuelvan en cada distrito. Algo que hasta llegaron a ver con simpatía en un sector de Cambiemos, aunque se sabe que la opinión en Cambiemos es cada vez menos uniforme. El histórico tema de las autonomías municipales que el ex gobernador Eduardo Duhalde clausuró en la reforma del 94, en algún momento deberá ser abordado. Hasta el actual oficialismo provincial había amagado con algunos proyectos en ese sentido. En cambio, gobernadores que probablemente se sumen al nuevo espacio de Massa, Urtubey, Schiaretti y Pichetto, tienen la posibilidad de separar sus comicios de los nacionales.

 

Se sabe que el presupuesto provincial se desprende del nacional. Mucho no se puede avanzar sin certezas sobre la dimensión del ajuste que le tocará afrontar a Vidal, las nuevas responsabilidades o competencias (eléctricas y transporte) y establecer qué porción, finalmente, quedará de los más de 60 mil millones conseguidos oportunamente como especie de recuperación del fondo del conurbano y con el que en algún momento la gobernadora pensó transformar de una vez el gran Buenos Aires, una deuda histórica de la política. Ahora Vidal pelea para que ese fondo se actualice por inflación, ya ni siquiera para retomar esa gesta histórica sino para sostener lo indispensable. Pero los gobernadores no estarían dispuestos a conceder esa petición cuando se vote el presupuesto nacional. Ahora bien, esa restricción que le quieren imponer a Vidal, beneficia a una alternativa peronista o directamente a CFK. Además, claro, de perjudicar a los bonaerenses.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Eduardo Valdés y Aldo Pignanelli lanzaron una DURA ADVERTENCIA

Visitá nuestra web de noticias y enterate de TODO source Relacionado …