Inicio Opinión El Gobierno gana aire, pero la tormenta sigue

El Gobierno gana aire, pero la tormenta sigue

7 minuto leer
Comentarios desactivados en El Gobierno gana aire, pero la tormenta sigue
0



EXCLUSIVO SUSCRIPTORES

El Presidente y Massa estarán al otro lado del mundo cuando se anuncie la inflación.

El Gobierno ha dado por muerto el plan del kirchnerismo para voltear las PASO. ¿Está muerto ese proyecto? Los forenses están divididos. Quienes se ocupan de contar los votos en la Cámara de Diputados coinciden en que el kirchnerismo perdió hace rato la posibilidad de impulsar iniciativas legislativas en soledad. En La Cámpora, aún aceptando ese diagnóstico, insisten en que la presentación en el Congreso y las declaraciones de los dirigentes de ese espacio tenían un sólo objetivo: acelerar el procedimiento de acoso y derribo para que Alberto Fernández acepte incluir ese proyecto en una convocatoria a sesiones extraordinarias en el verano. Por eso mismo es que prometen hacer todo lo posible por revivir la idea que abrazó Máximo Kirchner para perjudicar las chances electorales de Juntos por el Cambio y dejar al Presidente fuera de las candidaturas del Frente de Todos.

Hoy, según marcan las encuestas conocidas, quien se imponga en la competencia de Juntos tendrá muy cerca la presidencia de la Nación. La oposición tomó esa predicción como una certeza, y por eso tomó velocidad la pelea interna, sobre todo la disputa que mantienen Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich.

Sin muchas otras noticias para festejar, en el oficialismo apuestan a que ese adelantamiento de la competencia termine cansando a los votantes y que comience a engrosarse la franja de indecisos. “El oficialismo está muy mal y no crece, pero si aumenta la cantidad de respuestas ‘no sabe/no contesta’ en las encuestas, eso termina siendo una buena noticia para nosotros”, asegura un funcionario del Gobierno que busca señales para apuntalar alguna clase de optimismo.

Esa búsqueda de buenas noticias para el oficialismo genera muy pocos resultados. El Presidente buscará algún alivio en el viaje que emprendió hacia París e Indonesia para participar en la Cumbre del G-20. Al menos le servirá para algo: él y su ministro de Economía, Sergio Massa, estarán al otro lado del mundo cuando el Indec informe la cifra de inflación de octubre.

Ese número es el que mes a mes carcome las posibilidades electorales del oficialismo y que abre camino a un freno que ya empieza a detectarse en algunos sectores, como el de la construcción y la industria, que acaban de mostrar caídas en septiembre respecto del mes anterior. Ese dato recuerda que hay algo peor que vivir en un país con inflación del 100%: vivir en un país con inflación de 100% y recesión.

Al regreso de Bali, Massa coincidirá con una discreta delegación de funcionarios del FMI que llegarán a Buenos Aires para avanzar en la tercera revisión del programa al que se comprometió el Gobierno cuando firmó el préstamo con el Fondo. El FMI mandará dos funcionarios técnicos de poca jerarquía que no tienen reuniones previstas con el ministro, lo cual en Economía es considerado como un indicio de que el programa marcha según las pautas previstas en el acuerdo y que luego de la tercera revisión el FMI girará los fondos que solventarán los pagos de los futuros vencimientos de la deuda.

Massa especula con que pocos días antes de que se apruebe la tercera revisión, reciba la invitación para viajar a Washington a firmar un acuerdo de información entre la AFIP y los organismos impositivos de Estados Unidos que le permita a la Argentina acceder a información sobre los depósitos y bienes de argentinos en ese país.

Mirá también

Mirá también


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Los fiscales Luciani y Mola apelarán por una pena mayor para Cristina Kirchner

Los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola apelarán la sentencia que condenó a seis años de …