Inicio Nacionales El histórico viaje de Menem a China en 1990

El histórico viaje de Menem a China en 1990

18 minuto leer
Comentarios desactivados en El histórico viaje de Menem a China en 1990
0

Visita del Presidente Menem a China, 1990, con el Presidente chino Yang Shangkun

*Por Germán Luis Kammerath

En 1990, un viaje del Presidente Carlos Menem resultó un hito histórico para China y tuvo un enorme repercusión en el liderazgo de ese país, que atravesaba momentos aciagos.

 

Los sucesos de Plaza Tiananmen, acontecidos en 1989, que se iniciaron con protestas estudiantiles desde el mes de febrero, tuvieron una extensa duración y un cruento final, provocando la airada reacción de los países occidentales y los medios de comunicación, que generaron un boicot diplomático. Los líderes de occidente suspendieron sus viajes a China, al igual que los CEOs de las empresas occidentales, que hasta ese momento desfilaban por Beijing y Shanghai en la búsqueda de nuevos horizontes y oportunidades.

 

El Presidente Menem había sido invitado a la entronización del Emperador de Japón Akihito, que aconteció el 12 de noviembre de 1990. Durante el largo viaje a ese país, el mandatario argentino tomó la decisión de intentar visitar Beijing en medio de ese boicot internacional. Menem se comunicó desde el avión presidencial con el entonces Ministro Juan Arcuri, a cargo en ese momento de la embajada argentina en China, consultando sobre cómo sería recibido en dicho país. Inmediatamente, las autoridades chinas le hicieron saber, a través del diplomático argentino, que lo recibirían como un “enviado del cielo”, ya que las visitas oficiales internacionales estaban interrumpidas. Luego, el Presidente Menem consultó al Presidente Bush*, quizás uno de los estadounidenses más conocedores de China, habiendo ocupado la embajada de su país allí por varios años. A George Bush le pareció una excelente idea, “ya que es mejor tender puentes con China”. (*conversación del autor con el ex Presidente Menem).

Noticias relacionadas

 Presidente Yang Shangkun en Argentina, en el despacho presidencial, 1990.

Después de asistir al acto de entronización del Emperador japonés, en el que participaron otros líderes mundiales como los Reyes Balduino de Bélgica, Gustavo Adolfo de Suecia, Margarita de Dinamarca, Carlos de Inglaterra, Felipe de Borbón, el Presidente de Alemania Richard Von Weizsaecker, el Vicepresidente de Estados Unidos Dan Quayle, el secretario general de la ONU Javier Pérez de Cuéllar, y otros importantes dirigentes, el Presidente Menem, con el apoyo de la embajada argentina en Beijing, tomó la decisión de visitar la República Popular China.

 

Menem visitó China entre el 14 y el 16 de noviembre de 1990, convirtiéndose en el primer jefe de estado occidental en aterrizar en Beijing después de los sucesos de Tiananmen. Este gesto provocó un enorme impacto emocional en los líderes chinos y tuvo una gran difusión en China, porque en ese momento no podría imaginarse una demostración mayor de amistad y empatía. Fue recibido por el Presidente de China Yan Shangkun, un histórico líder de la Larga Marcha que había visitado Argentina en mayo de ese mismo año, y por el Secretario General del PCCh (y futuro presidente) Jiang Zemin, el elegido por Deng Xiaoping para continuar su tarea modernizadora.

 

La visita resultó mucho más que una tradicional visita de estado. Presentaron al Presidente Menem todo tipo de honores y respetos en reciprocidad por el gesto, seguramente basados en la tradicional cultura ceremonial china, construyéndose desde entonces una sólida relación afectiva y de confianza con Argentina, como el país amigo que estuvo allí cuando lo necesitaban. Argentina se estaba ganando uno de los más poderosos aliados en temas de interés nacional, como el reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas.

 Con el Presidente chino Jiang Zemin durante la segunda visita del Presidente Menem a China, 1995.

La visita tuvo además avances concretos. En esa oportunidad, se firmó el “Protocolo sobre el Sistema de Consulta Política” y otros compromisos en algunas nuevas áreas, como la firma de un convenio consular y otros acuerdos de índole económico y científico-tecnológico.

 

A partir de esa histórica visita, los demás países occidentales comenzaron a seguir los pasos de Menem y organizaron viajes políticos y diplomáticos de alto nivel a China; paulatinamente, los CEOS de las empresas occidentales también cambiaron de actitud. Menem había derribado el bloqueo diplomático que estaba aislando a China.

 

Luego de la partida de Menem, el máximo responsable del Comercio Exterior del Gobierno Chino visitó la embajada argentina para informar formalmente la gratitud de las autoridades chinas por el gesto del Presidente, y hacer saber que estaban decididos a comprar todo tipo de productos argentinos que fueran útiles para ellos en la cantidad que estuviera disponible en Argentina. Igualmente, solicitaron apoyo del gobierno argentino en equipos antimotines, ya que habían entendido que el fenómeno de las protestas sociales, muy común en el mundo occidental, necesitaba de fuerzas especializadas y equipamiento adecuado.

 Con el Hu Jintao durante su visita a Argentina en 1994 como miembro del Politburo.

Al regreso del viaje, probablemente nadie percibió la importancia diplomática y política que éste había tenido, en virtud de que en esa época los éxitos económicos chinos eran aún eran incipientes y China no era ni por asomo lo que es hoy. Argentina pasó a ser un “Gran Amigo”, sumando además a uno de los más relevantes aliados en la política de defensa de la soberanía argentina en las Islas Malvinas. China, que sufrió el desmembramiento de parte de su territorio por potencias europeas como Gran Bretaña, Alemania, Portugal, Italia, en lo que se denomina el “Siglo de la Humillación”, tiene un compromiso militante con nuestra causa nacional. En especial, debido a que nuestro conflicto de soberanía sobre las Islas Malvinas tiene gran similitud con el que mantienen China y Japón sobre las Islas Diayou.

 

En los mismos momentos en que se creaba este “puente de plata” con China al más alto nivel político, el gobierno de Menem estaba impulsando la más fantástica revolución agrícola. Se acababa de iniciar la gran expansión sojera, de la mano de las variedades transgénicas, que facilitaban la siembra directa y el avance sobre tierras invadidas por malezas perennes. Los frutos de esa revolución, con la inyección además de know-how agrícola, maquinaria, y las inversiones en el más importante complejo portuario del mundo en materia de granos, sentaron las bases para generar una gran complementación comercial entre los dos países, basada inicialmente en la soja y sus derivados. China pasó a ser uno de los más relevantes socios políticos, comerciales, diplomáticos y de inversiones de Argentina.

 

A continuación del viaje de Menem a China, comenzaron a llegar a nuestro país, su país amigo, los más importantes líderes de ese país como Wei Jianxin (Bureau del Comité Central del PCCh), Qiao Shi (Presidente de la APN, Asamblea Popular Nacional, el parlamento chino), Hu Jintao (miembro del liderazgo del PCCh y futuro Presidente), Zhu Rongji (entonces Vice Primer Ministro), Wu Banggguo (Presidente del Comité Permanente de la APN). Uno de los muchos líderes chinos que nos visitaron fue Xi Jinping, entonces jefe político de la Provincia de Fujian, quien viajó a Buenos Aires en 1996, en donde además participó de una reunión con una importante cámara comercial y de la producción e hizo una visita turística a las Cataratas del Iguazú. Declaró que su visita era en el marco de la camaradería creada con Argentina con motivo del viaje de Menem de 1995.

 

La relación entre China y Argentina, en esta era de una China con economía de mercado, se fortaleció de modo firme y decidido. Los líderes chinos siempre distinguieron a Menem de modo especial, como en la visita de estado del Presidente Jiang Zemin a Argentina (año 2001), en donde mantuvo una reunión de camaradería con el ya Ex Presidente Menem, o la visita que hizo Menem a China en mayo de 2000, siendo recibido por el Primer Ministro Zhu Rongji. Se distinguió al ex Presidente con un Doctorado Honoris Causa otorgado por una de las más prestigiosas universidades chinas. Es más, durante este último viaje recibió por parte de Hu Jintao una invitación especial a visitar Tibet.

 

La relación cercana entre China y Argentina

 

Un hecho posterior consolidó la cercanía entre China y Argentina: la creación del G-20, que fue la ampliación del G-7, integrado por las grandes potencias occidentales tradicionales. En 1999, el Presidente Clinton impulsó la creación de este foro mundial, al que se sumaron India, China y Rusia, incluyéndose a Argentina, Brasil y México como países emergentes. Al final de su mandato presidencial, Menem coronó su intensa y exitosa actividad de inserción de Argentina en el mundo con este nuevo rol, que nació para generar un ámbito de discusión de los temas financieros internacionales luego de la crisis asiática de 1997. Argentina, como integrante del G-20, participa de un evento en donde los presidentes o jefes de estado, los ministros de finanzas y los presidentes de los Bancos Centrales se encuentran año a año. Allí, en mi opinión, se terminó de consolidar la relación cercana entre China y Argentina, con eventos que creaban las condiciones de encuentros usuales entre los jefes de estados y sus colaboradores.

 

A pesar de estar tan lejos, China y Argentina consolidaron una cercanía impactante; el primer viaje del Presidente Menem fue el paso histórico que fundó una relación de verdaderos “amigos” (“朋友们”/ Pengyoumen) y de gran empatía, ya que estuvo cerca de China en sus momentos más difíciles.

 

Ese viaje recuerda aquella frase de Lao-Tse, el filósofo chino: “Un viaje de mil millas comienza con un primer paso”. Fue el inicio de la etapa más fructífera de las relaciones entre ambas naciones.

*Ex Secretario de Comunicaciones



Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

barrios de zona sur, con la oferta de inmuebles más baja de CABA

P36_ALQUILERES 3X8.jpg Caída Tomando como referencia el mismo portal, en barrios que se es…