Inicio Internacionales El huracán Fiona deja al menos dos muertos, cientos de desplazados y devastación en Puerto Rico y la República Dominicana

El huracán Fiona deja al menos dos muertos, cientos de desplazados y devastación en Puerto Rico y la República Dominicana

20 minuto leer
Comentarios desactivados en El huracán Fiona deja al menos dos muertos, cientos de desplazados y devastación en Puerto Rico y la República Dominicana
0

Una persona fallecida, centenares de desplazados, miles de personas sin energía eléctrica, ríos desbordados, la caída de un puente y el derribo de árboles es el panorama que dejó este lunes el huracán Fiona tras su paso por la República Dominicana. El huracán llegó al país tras azotar Puerto Rico, que seguía aún sin servicio eléctrico ni agua, y donde este lunes un hombre murió arrastrado por un río desbordado.

Las consecuencias del fenómeno meteorológico, de categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson sobre un máximo de 5, llevaron a que el Ejecutivo domicano declarara zona de emergencia las provincias más afectadas por las lluvias y vientos asociados al huracán: La Altagracia, La Romana, El Seibo, Hato Mayor y Monte Plata, todas en el este, y María Trinidad Sánchez, Duarte y Samaná, en el noreste.

El presidente dominicano, Luis Abinader, anunció este lunes que se trasladará esye martes a una de las zonas más dañadas, La Altagracia, donde se instalará uno de los dos centros de operaciones anunciados este lunes para atender las necesidades causadas por Fiona, el primer huracán que toca este país caribeño en los últimos 18 años.

Localización del huracán Fiona en el Atlántico, entre Puerto Rico y la República Dominicana, este lunes.
NOAA-NHC / EFE

Los efectos del ciclón y la manera de abordarlos han influido para que Abinader aún no haya decidido si viajará este martes a la Asamblea General de las Naciones Unidas, como se anunció el domingo.

«La prioridad son ahora los temas aquí, en República Dominicana», dijo el gobernante para adelantar que, de producirse el viaje a Nueva York, será por «un tiempo muy reducido».

En el municipio de Nagua (noreste del país), los vientos de Fiona causaron la muerte de un hombre de 72 años que intentaba podar un árbol en el patio de su casa cuando este le cayó encima, según informó a Efe el director en esa ciudad de la Defensa Civil, Franklyn Taveras.

Policías cortan una palmera caída por el huracán Fiona, que bloquea la carretera de acceso a Samaná (República Dominicana).
Policías cortan una palmera caída por el huracán Fiona, que bloquea la carretera de acceso a Samaná (República Dominicana).
ORLANDO BARRÍA / EFE

Un informe preliminar del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) precisó que 789 personas se encuentran desplazadas de sus hogares a causa del huracán, que ha afectado a 54 casas, y que más de 11.500 clientes no tienen fluido eléctrico.

Por otra parte, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones comunicó el colapso de un puente en el norte cerca de la autopista Duarte, la de mayor tráfico del país.

Fiona, tras entrar en República Dominicana con vientos de 150 kilómetros por hora y ráfagas superiores, causó la caída de árboles y postes del tendido eléctrico en provincias del este y del noreste del país.

Dos jóvenes caminan entre los fuertes vientos causados por el huracán Fiona en Nagua (República Dominicana).
Dos jóvenes caminan entre los fuertes vientos causados por el huracán Fiona en Nagua (República Dominicana).
ORLANDO BARRÍA / EFE

Aún permanecen cerrados los aeropuertos internacionales Juan Bosch, de Samaná, y el de La Romana, además del doméstico de Arroyo Barril, también en Samaná.

Este lunes por la atrde, el Aeropuerto Internacional de Punta Cana, por el que llega el mayor número de turistas al país, informó del aterrizaje del primer vuelo tras el paso de Fiona.

El Servicio Nacional de Salud (SNS) informó de que en La Altagracia resultaron afectados los hospitales de maternidad y materno-infantil. En el primero de ellos los fuertes vientos derribaron la verja frontal, y en el segundo, la caída de postes del tendido eléctrico causó un corte de energía.

Lluvias y fuertes vientos en Samaná (República Dominicana), durante el paso del huracán Fiona.
Lluvias y fuertes vientos en Samaná (República Dominicana), durante el paso del huracán Fiona.
ORLANDO BARRÍA / EFE

Con el fin de hacer frente a todos estos efectos, el Ejecutivo emitió un decreto por el que se declaran como una emergencia los procedimientos necesarios para auxiliar a las provincias más afectadas por el huracán.

De esta forma, se autoriza a una veintena de instituciones del Estado actuar de inmediato en cuestiones relacionadas con la provisión de medicamentos, alimentos, sistema energético, aprovisionamiento de agua y asistencia social en general y educación, entre otros asuntos.

Las autoridades pronostican que los aguaceros asociados a Fiona continuarán este martes sobre las zonas más afectadas por el huracán y mantienen en condiciones de alerta a todo el territorio, incluidos la capital dominicana y su provincia, donde las lluvias han tenido un impacto mínimo.

Continúa la preocupación en Puerto Rico

Mientras, Puerto Rico seguía este lunes sin servicio eléctrico ni agua y con muchas áreas anegadas e incluso incomunicadas un día después del paso del huracán Fiona por la isla, cuyas autoridades están preocupadas por la continuación de las lluvias.

El huracán dejó en la isla hasta 30 pulgadas (76 centímetros) de precipitaciones, que provocaron el desbordamiento de varios ríos, inundaciones repentinas y carreteras intransitables.

Un hombre murió ahogado este lunes después de ser arrastrado por las aguas del río La Plata en Comerío, en el centro de Puerto Rico, cuyo cauce ha crecido debido a las fuertes lluvias de Fiona.

Una calle inundada debido a las lluvias causadas por el paso del huracán Fiona en Toa Baja (Puerto Rico).
Una calle inundada debido a las lluvias causadas por el paso del huracán Fiona en Toa Baja (Puerto Rico).
THAIS LLORCA / EFE

En Toa Baja, donde el lunes evacuaron a cientos de personas por las inundaciones, la situación en esta jornada seguía siendo dramática con vehículos varados en mitad del agua y árboles caídos.

Edward Oliveras, chofer de una grúa, vigilaba a la entrada del Barrio Ingenio de Toa Baja que ningún automóvil más se quedara atrapado por el desbordamiento de un caño cercano.

«La gente pasa porque está desesperada por las familias que están allá y estamos dando la mano», dijo Oliveras, quien al momento de hablar con Efe, ya había rescatado dos vehículos.

«Niveles catastróficos»

El director interino del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), Ernesto Morales, alertó de que «las lluvias asociadas a Fiona están causando estragos en el sur e interior de la isla» y que «de seguir este tipo de lluvias habrá niveles catastróficos».

«Lo que nos preocupa es que estamos esperando lluvia en los mismos sectores, en el sur de Puerto Rico y en la cordillera central. Esto es serio», agregó Morales en rueda de prensa.

En la misma línea, el gobernador, Pedro Pierluisi, dijo que «desafortunadamente» se esperan más lluvias para este lunes y el martes, y «continúa el peligro de inundaciones, derrumbes y deslizamientos».

Postes eléctricos caídos por el paso del huracán Fiona en el barrio Colo de Carolina, municipio aledaño a San Juan (Puerto Rico).
Postes eléctricos caídos por el paso del huracán Fiona en el barrio Colo de Carolina, municipio aledaño a San Juan (Puerto Rico).
JORGE MUÑIZ / EFE

Más de 2.100 personas se han cobijado en 113 refugios repartidos por toda la isla, en dos de los cuales se registraron dos fallecimientos «por causas naturales», uno de ellos una mujer de 88 años debido a un infarto en Mayagüez (oeste).

Decenas de carreteras están cerradas e intransitables por la caída de árboles y postes eléctricos, derrumbes de tierra o inundaciones, desde Barceloneta (norte), pasando por toda el área montañosa del centro hasta Ponce (sur), donde el alcalde Luis Irizarry dijo que hay barrios incomunicados.

Un millar de rescatados

El gobernador Pierluisi informó que la Guardia Nacional realizó 30 rescates de un total de 1.000 personas en 25 municipios de la isla y que los bomberos rescataron a otras 83.

«En muchas áreas, el impacto ha sido mayor que en el huracán María [de 2017]», remarcó el gobernador, reiterando como ya dijo ayer que «los daños han sido catastróficos».

En el norte de la isla, también se ha visto muy afectado Cataño, donde han tenido que desalojar a residentes. Por una de las calles inundadas de la barriada Juana Matos caminaba Rafael Pagán Rivera para llevarle un «mandao» (favor) a otro de sus vecinos.

Calle inundada por el impacto del huracán Fiona en el barrio Juana Matos, en Cataño (Puerto Rico).
Calle inundada por el impacto del huracán Fiona en el barrio Juana Matos, en Cataño (Puerto Rico).
THAIS LLORCA / EFE

«La cuestión es servirle a la comunidad para ayudar los mayores de edad, que no pueden ir a las tiendas. Estoy desde las cuatro y pico de la mañana en la calle», detalló.

El hombre admitió que la cantidad de lluvia lo cogió «desprevenido» pero que lo importante es que tanto él como sus ocho hijos se encuentran bien, aunque perdió siete gallos ahogados.

Aunque la previsión meteorológica no es buena, se han podido reabrir gran parte de los aeropuertos y seis puertos marítimos, pero las clases, tanto en las escuelas públicas como en las universidades, fueron suspendidas también mañana, martes.

Restablecimiento lento de la luz y el agua

Todavía no se han contabilizado el número de viviendas afectadas, pero a lo que tuvieron que hacer frente este lunes todos los puertorriqueños fue a la falta de luz y de agua corriente. Algunas gasolineras presentaban colas para recargar los generadores eléctricos, mientras que varios municipios abrieron puntos de recogida de agua.

«Nuestra meta es que en cuestión de días gran parte de los abonados tengan el servicio eléctrico», dijo al respecto Pierluisi, que reconoció que es «imposible» garantizar cuando se recuperará al 100% porque todavía no se han evaluado todos los daños.

La empresa LUMA Energy, encargada de la transmisión y distribución de la electricidad, informó de que ha restaurado el servicio a 100.000 clientes del área norte, pero los abonados en la isla son 1,4 millones.

Una calle inundada por las lluvias causadas por el paso del huracán Fiona, en Toa Baja (Puerto Rico).
Una calle inundada por las lluvias causadas por el paso del huracán Fiona, en Toa Baja (Puerto Rico).
THAIS LLORCA / EFE

El uso de generadores de emergencia para paliar la falta de electricidad tiene, además, sus peligros. Un hombre de 70 años falleció calcinado al explotar el aparato que manipulaba en Arecibo (norte).

El director de seguridad pública de LUMA, Abner Gómez, dijo que la prioridad son los servicios esenciales, particularmente hospitales, refugios y bombas de agua de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA).

En cuanto al agua, unos 800.000 abonados de un total de 1,2 millones no tienen servicio, según la AAA, que explicó que muchas plantes de filtros no están operando por «obstrucción en la toma de aguas crudas» o por «alta turbidez».


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Volvió el ‘Gordo Mortero’ con consejos para alumnos que toman colegios

Sebastián Romero, conocido popularmente como el «gordo mortero» por disparar un mortero ca…