Inicio Opinión El liderazgo sinfónico

El liderazgo sinfónico

18 minuto leer
Comentarios desactivados en El liderazgo sinfónico
0

“Me gusta denominar liderazgo sinfónico, cuando una orquesta funciona bien, tiene una buena partitura, instrumentos bien tocados, pero también un director que sabe armonizar cuándo entra un instrumento y cuándo sale otro. El liderazgo busca interpretar la partitura, sin ponerse en el lugar de quien toca el instrumento. Esas son las tres claves que se requieren en términos intangibles.”

Gustavo Beliz, definió así su visión sobre el liderazgo y sobre los desafíos que enfrenta la Argentina y la región. Fue durante el seminario “Desafíos para el Crecimiento y el Desarrollo de América Latina”, (Corporación Andina de Fomento).Planteó una agenda regional, con renovadas demandas sociales y la incorporación de nuevas tecnologías  e innovación en el proceso productivo. “Este es un momento muy importante para Argentina, en especial por proyectos que vamos a dar a conocer.”

“Expuso  ideas sobre presente y futuro, las tensiones comerciales en el mundo. Y dos inquietudes muy pensadas: el “regionalismo bioceánico” para optimizar las cadenas regionales de valor y un “Mercosur +” “integración post contenedor”.”

“Planteó la “importancia de repensar los esquemas de protección social en la región” con una “segunda generación” de programas de transferencias condicionadas de ingresos. Cuestionó a “los paraísos fiscales que ocasionan infiernos sociales” y recordó que según el FMI las “IED fantasma” representan el 38% de las IED globales”.

“Al referirse a la Industria 4.0, evitar el “default ambiental”, establecer “nuevas métricas” para nuevos fenómenos, más allá del PBI y todo lo que tiene que ver con la inteligencia artificial.

Béliz cree que el big data y la tecnología son decisivos para las políticas públicas. “En América Latina se da un fenómeno de integración con doble n: “integración”, que tiene que ver con innovación y con inclusión social. América Latina tiene una gran oportunidad de consolidar una integración que sea, de alguna manera, única en un mundo que se está desintegrando en sus bloques tradicionales luego de lo ocurrido con el Brexit y la Unión Europea.”

“Después hay una relación interesante con el medio ambiente: los latinoamericanos son propensos a pagar de más si un producto es ambientalmente amigable. Existe una fuerte potencialidad en agro negocios (sobre todo, en los países del sur).. Ahí se conjugan elementos como la matriz energética que lo sustenta, el nivel de seguridad alimentaria y la sustentabilidad ambiental.”

“La estrategia de integración debería ser de precisión. Así como en otras áreas productivas hay un fuerte proceso de granularidad en los procesos de innovación y producción, América Latina requiere una integración de precisión que conjugue esfuerzos públicos y privados, que despeje las grandes declamaciones y vaya al detalle, con lo que a mí me gusta denominar “acupuntura” de la integración. Es decir, dónde están los puntos neurálgicos que, destrabándose, pueden fomentar intercambios muy positivos en nuestra región. Que agreguen valor, diversifiquen exportaciones y generen empleo sustentable y de calidad. Y ahí hay varios puntos interesantes. Por ejemplo, la Alianza del Pacífico y el Mercosur tienen una agenda de facilitación del comercio, de ventanilla única y equiparación de estándares de productos que podría destrabar un intercambio mucho más sofisticado entre ambos bloques. Cuando uno ve esa agenda, se da cuenta de que no depende tanto de la orientación ideológica sino de la capacidad de gestionarla para  ponerla en marcha. Lo que falta es un seguimiento más cercano, que identifique esos puntos neurálgicos y los gestione de manera sostenida. Una profesionalización administrativa muy orientada a potenciar la integración. Es decir, más trabajo técnico, de gestión…  Ahí vemos un nuevo concepto de alianza público-privada para ponerse en marcha y de alianza público-pública. Los diferentes sectores de un gobierno deben poder alinearse en pos de un objetivo. ¿En qué otro aspecto deberían modernizarse cuanto antes los gobiernos? Creo que el sector público carece del concepto de cadena de valor. Trabaja con un concepto fordista o weberiano tradicional, no con un concepto de integración como al que está acostumbrado hoy el sector privado. Ese concepto no existe ni de un modo vertical ni transversal en el sector público. Entonces, lo que se ve en América Latina es una gran dispersión y una gran falta de alineamiento. Un concepto de gobierno asociado a la época de la revolución industrial más que a la post industrial. Más de papeles que digital, para ponerlo en términos gráficos.”

“Otra cosa que falta es la capacidad de análisis de datos. La principal brecha educativa de América Latina es la carencia de una fuerza profesional, no sólo para el sector privado sino también para el público, con aptitud para analizar todo este fenómeno del big data. Lo estamos procurando instalar en el debate. Cuando se analizan los diferentes ámbitos de provisión de servicios del sector público, salvo el sector impositivo -que es muy sofisticado para cobrar impuestos y tiene manejo de big data-, el resto del Estado (educación, seguridad, salud, justicia) carece de sofisticación analítica. No sólo para la foto de hoy sino, también, para predecir las situaciones que se presentan. Los fenómenos de violencia, por ejemplo, se pueden predecir en tiempo y espacio en los diferentes lugares de una ciudad.”

“En materia de innovación, productividad y crecimiento, es muy interesante la agenda que instaló Chile, con 47 medidas y siete sectores. Se analizan desde las carencias de infraestructura estratégica hasta sectores para promover, emprendedorismo femenino y diversificación exportadora. Hablar de una América Latina es casi una generalidad. Hay muchas Américas Latinas y dentro de cada país, muchos países. Es lo que se denomina globocalización, lo global y lo local.”

“América Latina, a pesar de todos los avances, sigue siendo hoy la región más desigual del planeta. En general tenemos un problema serio, que es la no evaluación de las políticas, asociado a la falta de estadísticas. El punto clave es cómo pensar una segunda generación de programas de transferencia condicionada, asociadas a la innovación tecnológica y la educación. Esta última está pensada en función de las fábricas industriales, no del trabajo en red, como se habla hoy. Hay que repensar instituciones. Si hoy son el lenguaje de la sociedad, no están traduciendo ese lenguaje. Están muy desactualizados los modos de gestión de gobierno y de provisión de servicios.”

Hay un tema clave: el financiamiento de la política en toda América Latina. Cuando uno ve el tema de la productividad, hay muchos factores que son económicos, como desacople del sistema educativo, falta de competencia, inadecuados incentivos. Es la manera irregular en que se financia la actividad proselitista en toda la región. Por eso, para integrar América Latina, si uno analiza los niveles de dificultades de gobernabilidad que ha habido en la región, un tema básico que debería motivar un gran consenso regional es de qué modo se organizan de otra manera las campañas electorales y el financiamiento político. Con discusiones en el sector público, generando transparencia en el gasto América Latina tiene una brecha de infraestructura gigantesca.

“En un país de la OCDE, el promedio de gasto de una pyme en logística es del 8 por ciento; en América Latina puede superar el 40 por ciento. Ahí hay un problema importante. Cómo vincular la obra pública con el impacto productivo tiene que ver con otra cosa, que nosotros llamamos el soft y el hard de la integración. El soft es la cuestión regulatoria, los estándares y lo que supone la parte institucional, y el hard, la obra pública dura. Ambos tienen que dialogar. Un ejemplo: los observatorios de logística y transporte que están poniendo en marcha Uruguay y Colombia. No es sólo cuestión de pensar obras grandes, sino registrar las fallas que existen en el trabajo institucional, como el mal funcionamiento de una aduana o la demora en un trámite. Cuando se mide la productividad hay que hacerlo desde los dos costados. No tiene sentido tener una carretera de primera generación que acorte en un día y medio el transporte de un punto a otro, si cuando se llega a una aduana hay una demora de cuatro días por un tema burocrático o de falta de modernización tecnológica. “

“Cuando se observan ciertos comportamientos en la región, se ve no sólo una dificultad para trabajar en equipo sino también para instalar este tipo de liderazgos, que necesariamente tiene que ser holístico y multidisciplinario. La cantidad de datos que se producen para la toma de decisiones están, hoy, a años luz de su debido análisis y de cómo se pueden fomentar, a partir de eso, políticas públicas. Hay una realidad bioceánica, que trasciende cualquier mirada ideológica. El principal acuerdo entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico lo propuso el Mercosur y tiene que ver con facilitación de comercio, con ir a las cosas muy puntuales. Por ejemplo, misiones comerciales conjuntas, con mirada regional. El acuerdo comercial es un medio para lograr un fin, que es la diversificación exportadora y el empleo de calidad, sustentable. No atarse sólo a los aranceles.”

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • AL FILO DE LA NAVAJA.

      Nada será como supo serlo. Trump, Macron, Johnson, López Obrador, Bolsonaro y un mo…
  • COMO NOS VA. | 7 miradas

       Sergio Berensztein, cada vez más activo como analista político, ha dado a conocer una e…
  • CASO A CASO.

      Se ha armado un consenso de especialistas que operan cercanos al Gobierno. El fin i…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

AL FILO DE LA NAVAJA.

  Nada será como supo serlo. Trump, Macron, Johnson, López Obrador, Bolsonaro y un mo…