Inicio Opinión El Mundial, el Gobierno y la estigmatización a los trabajadores informales

El Mundial, el Gobierno y la estigmatización a los trabajadores informales

9 minuto leer
Comentarios desactivados en El Mundial, el Gobierno y la estigmatización a los trabajadores informales
0

El Mundial, el Gobierno y la estigmatización a los trabajadores informales

Hace algunos días la ministra de trabajo «Kelly» Olmos quedo en offside al tener una desafortunada declaración donde remarco que un mes mas no nos va a hacer la diferencia con respecto al tema de la inflación. El Gobierno del Frente de Todos es el encargado de bajar la inflación, no de ganar un torneo de futbol.

Estamos transitando la fiesta que implica el Mundial de fútbol, ese evento que nos tiene a todos los argentinos con la ilusión de ver a Lionel Messi poder levantar la copa, en su posible último torneo con la camiseta albiceleste. El acto donde queremos gritar que somos los mejores en ese deporte tan lindo, popular y masivo como es el fútbol, sobre todo quienes nacimos después del ’86 y no pudimos ver a Diego y el gol del siglo.

 

El Gobierno del Frente de Todos es el encargado de bajar la inflación, no de ganar un torneo de futbol. Eso déjenselo a Messi y compañía. Claramente la tarea de bajar la inflación no es algo que se resuelve en un mes. Pero este Gobierno ya tuvo muchísimo tiempo para bajar la inflación y no lo hizo, que ya tuvo tiempo de generar trabajo y tampoco lo hizo, y tuvo tiempo para traer alegría a los argentinos y argentinas y definitivamente no lo hizo. La decisión política de pelear contra la inflación para que no siga subiendo y para que no se coma los bolsillos de los sectores populares no estuvo. Ya sea por una imposibilidad a la hora de actuar, porque simplemente no quisieron, porque estuvieron ocupados en peleas internas o con el macrismo, o todo lo anterior.

La inflación del mes de octubre fue de 6,3% y acumulo una suba del 76,6 % en los primeros 10 meses del año, según datos oficiales del Indec. Un problema que no han querido solucionar ni Martín Guzmán, Silvina Batakis, y ahora Sergio Massa, ya que la prioridad de todos ellos es el pago al Fondo Monetario Internacional.

Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y todo el Gobierno del Frente de Todos pareciera que quiere que los platos rotos de su mala gestión la paguen el pueblo, y no los que más tienen. Esperamos que el congelamiento de los más de 1000 productos sea real, que los formadores de precios no desabastezcan las góndolas y la gente pueda comprar sin ningún problema. Basta de apelar a la participación ciudadana para controlar los precios, el Estado es quien debe regular y controlar que los ciudadanos no paguen de más. También en necesario aclarar que en 4 meses no se resuelve la cosa. El congelamiento de los precios de los alimentos y las tarifas deben llevarse a un año, no solamente queremos pasar las fiestas en paz.

Dentro de la fórmula que el FMI le entrego al Gobierno argentino para achicar gastos y con eso poder pagarle la deuda que contrajo Mauricio Macri y que Alberto Fernández ratifico, no solamente se toma como medida el aumento indiscriminado de los precios, también se encuentra el recorte a los programas sociales como el Potenciar Trabajo, programa que ante la falta de empleo significa un ingreso para los grupos familiares de menores recursos.

La difusión de un informe de AFIP ha intentado demonizar a quienes son beneficiarios de alguna asistencia, dando a conocer que estos tienen registros de compra de dólares en el Banco Central. Dato totalmente falso, ya que una disposición de este banco no permite que un beneficiario de un programa social acceda a la compra de esta moneda extranjera, y una disposición del Ministerio de Desarrollo Social debe cumplir determinados requisitos pasando por un filtro donde no debe registrar bienes a su nombre.

Hace mucho tiempo venimos pidiéndole al Ejecutivo que deje las mezquindades y se ponga la camiseta de los argentinos, de los trabajadores, de los jóvenes, de las mujeres, de las disidencias, de los que menos tienen y gritemos todos juntos el gol. Le pedimos que se saquen la camiseta de las empresas, de los sectores más adinerados, de los intereses que representan los Estados Unidos que nos van ganando por goleada y no han recibido una sola tarjeta amarilla en todos estos años.

Les pedimos a quienes gobiernan que no se les escape la tortuga, deben garantizar el trabajo, la educación, la salud, la igualdad, la posibilidad de un futuro mejor. Dejen a Messi en paz, que ya bastante tiene con la enorme tarea que le toca: tratar de traernos la Copa.

(*) Referente de la juventud Libres del Sur

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Eran pocos y apareció «Lilita» Carrió

A Elisa Carrió le gusta imaginarse como a un bombero, capaz de apagar los incendios cuando…