Inicio Internacionales El Parlamento Europeo rechaza a los dos comisarios designados por Rumania y Hungría | Internacional

El Parlamento Europeo rechaza a los dos comisarios designados por Rumania y Hungría | Internacional

8 minuto leer
Comentarios desactivados en El Parlamento Europeo rechaza a los dos comisarios designados por Rumania y Hungría | Internacional
0


La Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo vetó este lunes los nombramientos de los comisarios designados por Rumania y Hungría al considerar que sus declaraciones sobre activos financieros delatan un presunto conflicto de interés. La decisión, que confirma una primera votación en contra de estos dos aspirantes producida la semana pasada, afecta al húngaro László Trócsányi, propuesto como comisario de Ampliación, y la rumana Rovana Plumb, como responsable de Transporte.

Se trata del primer tropiezo serio que sufre la presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la formación de su futuro equipo. La alemana debe afrontar la delicada tarea de decidir si sigue adelante con los nombramientos e intentar que los eurodiputados cambien de opinión o convencer a Budapest y Bucarest de que presenten nuevos candidatos. Si no lograse ninguno de los dos objetivos, la futura presidenta se expondría a las iras de un Parlamento que debe aprobar por mayoría la toma de posesión de toda la Comisión. Ese voto está previsto para el próximo 23 de octubre, a solo ocho días de que expire el mandato de la actual Comisión, presidida por Jean-Claude Juncker.

La Comisión de Asuntos Jurídicos ya señaló como problemáticos dos préstamos no declarados que había recibido Rovana Plumb, mientras que en el caso del húngaro preocupaban sus vínculos con Rusia y el hecho de que hubiera fundado un despacho de abogados que tuvo relación con diversos asuntos públicos mientras él era ministro de Justicia.

El veto de los dos candidatos se produce en el primer día de las audiencias parlamentarias a las que deberán someterse los futuros comisarios en función de las competencias que vayan a asumir. En anteriores legislaturas, ese examen provocó el rechazo de algunos candidatos o el cambio de cartera, unas decisiones que retrasaron la puesta en marcha de la Comisión en 2004 y 2009.

Esta vez, el derrape ha llegado en un paso previo. La comisión parlamentaria encargada de verificar los intereses financieros de los futuros comisarios dio luz verde la semana pasada para que siga adelante el procedimiento de nombramiento de 24 de los candidatos (incluido el español Josep Borrell), pero frenó el de los dos restantes.

El varapalo del Parlamento atañe a dos países, Hungría y Rumania, que están repetidamente en el punto de mira de las instituciones comunitarias por su presunta violación del Estado de derecho y de los valores fundamentales de la UE. Los dos comisarios damnificados pertenecen además a las dos grandes familias políticas (el húngaro, al Partido Popular Europeo y la rumana, a Socialistas y Demócratas).

Trocsanyi ha sido rechazado por ser fundador de un despacho de abogados que cuenta entre sus clientes al Gobierno húngaro de Viktor Orbán. Trocsanyi asegura que en 2018 vendió su participación y que el despacho no logró ningún contrato con la administración húngara durante su paso por el Gobierno. Pero los argumentos no han convencido a la Comisión de Asuntos Jurídicos, que ha frenado su nombramiento por 11 votos a favor del rechazo, nueve en contra y dos abstenciones, según ha indicado el propio aspirante.

El candidato húngaro, eurodiputado y exministro de Justicia del Gobierno de Viktor Orbán, se ha apresurado a denunciar la decisión como “carente de base” y ha anunciado su intención “de tomar todos los pasos legales necesarios para rebatirla”. Sin embargo, se trata de una decisión política sin posibilidad de recurso. La solución al conflicto corresponde a Von der Leyen que, tras ser informada por el Parlamento, deberá decidir los pasos a seguir.

La comisaria designada por el Gobierno socialista de Rumania, Rovana Plumb, ha sido rechazada por no haber incluido en su declaración inicial de intereses económicos dos préstamos por un valor total de un millón de euros. Las explicaciones posteriores de Plumb sobre esos créditos no han despejado las dudas del Comité de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo, que ha concluido que existe un conflicto de interés por 15 votos a favor, seis en contra y dos abstenciones. Plumb llegaba ya tocada por haber estado involucrada en presuntos casos de corrupción en su país.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Con diversos proyectos se abrió la IX Feria de la Ciencia, Tecnología y Arte de los jardines municipales

Bajo el lema «Defendemos la educación sostenemos el mundo», comenzó a desarrollarse la IX …