Inicio Internacionales El Partido Comunista chino cumple 100 años y avisa de que el país “nunca será sometido” en plena batalla con EEUU

El Partido Comunista chino cumple 100 años y avisa de que el país “nunca será sometido” en plena batalla con EEUU

10 minuto leer
Comentarios desactivados en El Partido Comunista chino cumple 100 años y avisa de que el país “nunca será sometido” en plena batalla con EEUU
0

China ha experimentado una evolución imparable en términos económicos y de apertura en los últimos cien años. Esa es la edad que cumple el Partido Comunista del país, que lidera los gobiernos en un régimen de formación única y que en los actos de celebración ha reivindicado la importancia de sus planteamientos y, sin decirlo abiertamente, abre ahora una etapa de lucha con Estados Unidos por hacerse con la hegemonía internacional.

Xi Jinping quiso pronunciar un discurso en clave optimista, pero también lleno de avisos hacia otras potencias. Para el presidente, China es ya “una sociedad moderadamente próspera a todos los niveles” y precisamente por eso, añadió, “nunca volverá a ser sometida” ni permitirá que otro país “le intimide”. Esto, para muchos, fue un mensaje implícito a Washington. 

Xi lo tiene claro: China sorteó la crisis del coronavirus a una velocidad sorprendente y su economía no ha dejado de crecer ni siquiera con la pandemia. Por eso su voluntad es equipararse con Mao en cuanto a relevancia histórica. Desde el aperturismo de Deng Xiaoping ningún otro presidente había sido tan relevante como el actual. Xi aspira, viendo la competición con Estados Unidos, a ser el líder del mundo, pero no tanto libre: China, para muchos, sigue siendo una autocracia y ni siquiera el llamado capitalismo de estado le ha hecho despojarse de esa etiqueta.

El partido, en todo caso, oculta cualquier amago de autocrítica, y solo se centra en lo que para ellos son los grandes avances conseguidos. “Esto significa que hemos logrado una resolución histórica al problema de la pobreza extrema en China, y ahora avanzamos con paso decidido hacia el objetivo del segundo centenario: convertir a China en un gran país socialista y moderno a todos los niveles“, sostuvo el presidente.

Hablar del Partido Comunista chino es hablar de China en sí. No hay otra. Y hablar de China es hacerlo a la vez de un contexto internacional multipolar en el que Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea juegan también su propio papel. Es más, la dinámica conduce a la formación de dos bloques bien diferenciados: de un lado, Washington y Bruselas, y del otro Moscú y Pekín (cuyas diferencias, al menos, no se muestran demasiado de puertas hacia fuera).

El discurso de Xi tuvo espacio para todo, pero se centró, más que nada, en ese papel que juega y va a seguir jugando China en el mundo. El presidente recalcó que “el pueblo chino nunca ha intimidado, oprimido o esclavizado a pueblos de otros países. No lo ha hecho nunca en el pasado, no lo hará ahora, ni lo hará en el futuro”. Todo eso a pesar de la persecución a la minoría uigur.

Pero al mismo tiempo lanzó una velada, aunque dura advertencia, en relación con la creciente confrontación con EEUU y otros países occidentales. “Cualquier que quiera intimidar, oprimir o someter al pueblo chino se encontrará con seguridad en un curso de colisión con una gran muralla de acero, forjada por la carne y la sangre de 1.400 millones de personas”, afirmó.

No quiere, además, que el resto de actores internacionales subestimen el poder y la capacidad de Pekín. “Nadie debe subestimar la gran determinación, la firme voluntad y la extraordinaria capacidad del pueblo chino para defender su soberanía nacional e integridad territorial”, advirtió en otra implícita referencia al Gobierno de Washington. Esa idea incluye además el control, que quiere que sea cada vez mayor, sobre Hong Kong. Y tampoco renuncia a la anexión de Taiwán, ante lo que se encuentra la firme oposición de Estados Unidos.

China y solo el socialismo chino

“Solo el socialismo con características chinas puede desarrollar China”. Esa frase resume bien las perspectivas de futuro que tiene Xi Jinping para el país. “Debemos estar preparados para trabajar más duro que nunca para llegar allí”, ha dicho, para añadir que Pekín ya ha demostrado al mundo que ha logrado una “tremenda transformación”, poniéndose en “pie” y “haciéndose fuerte” en base a las ideas que defiende el Partido Comunista, según sus palabras.

Asimismo, ha agregado que se debe mantener el liderazgo “firme” del partido, que es la “característica definitoria del socialismo con características chinas y constituye la mayor fortaleza del sistema”. El relevo de Xi, de hecho, ni está ni se le espera. Quiere seguir al frente del país durante la próxima década como mínimo y ya está preparando el siguiente plan quinquenal con el que pretende “avanzar en las transformaciones del país”.

Por otro lado, ha señalado que China está comprometida con “un país con dos sistemas” en la gobernanza de Hong Kong y Macao, y ha apostado por resolver la cuestión de Taiwán y “lograr la reunificación completa de China”, lo que “es una misión histórica y un compromiso inquebrantable del Partido Comunista”.

El acto de celebración en el que Xi ha realizado estas declaraciones ha contado con una ceremonia cuidadosamente preparada en la que se han incluido actuaciones musicales y se ha adornado el lugar con un centenar de banderas. Una formación de helicópteros ha escrito el número 100 en el cielo. De ellos han colgado banderas con lemas, entre ellos “viva el Partido Comunista”.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Guzmán: “Argentina necesita más tiempo para negociar” – Télam

El ministro de Economa, Martn Guzmn afirm esta noche que “la Argentina no tiene la c…