Inicio Opinión El señor maíz

El señor maíz

8 minuto leer
Comentarios desactivados en El señor maíz
0

 

Héctor Huergo*. La brusca caída del valor de loa granos, pusieron sobre el tapete la influencia de los biocombustibles en los precios agrícolas. El rumor de que el flamante gobierno de Joe Biden estaba por ceder ante la demanda de los sindicatos petroleros de los Estados Unidos (que asumieron la conducción del lobby del sector), y podría reducir el uso de etanol y biodiesel en las naftas y el gasoil, provocó el derrumbe de las cotizaciones del maíz y la soja.

El 40% del maíz producido en los EEUU, esto es, unas 140 millones de toneladas, se destinan a la elaboración de etanol. Son 50 millones de metros cúbicos. La mitad del aceite de soja (7 millones de toneladas) se convierten en biodiesel. Mejor no pensar qué sucedería en estas pampas, y en la economía nacional, si el mayor productor del mundo decide desandar el sendero de los biocombustibles. Están lejos de hacerlo, pero lo cierto es que la suba de los precios agrícolas en los últimos seis meses, con el maíz cerca de los 300 dólares y la soja rondando de nuevo aquellos 600 dólares míticos del 2012, tensaron la cuerda hasta provocar la reacción de quienes están del otro lado del mostrador. Los contrarios también juegan.

Es difícil que el gobierno norteamericano dé marcha atrás con lo que está consagrado por ley. Y menos, laudar a favor del sector petrolero, cuando todo el mundo está alineado en la estrategia de descarbonizar el planeta. La onda verde atraviesa absolutamente todas las actividades, y la humanidad ya decidió que no quiere más energía fósil. Como dijo hace muchos años un jeque árabe, la Edad de Piedra no se terminó por falta de piedras.

La Argentina depende de su sector agroindustrial, y en particular de lo que suceda con los dos principales productos de exportación: los derivados del complejo soja (harina y aceite) y el maíz. Entre ambos, este año aportarán más de 25 mil millones de dólares. Sumemos el trigo y la carne vacuna (ahora castigada por el absurdo recorte de los embarques) y estaremos sobre los 30 mil millones. Sin esto ya hubiéramos saltado en mil pedazos, y no por el obsceno manejo de la pandemia.

Así que cualquier cosa que influya sobre sus precios, impactará en la economía nacional. Entonces, es fundamental mirar con seriedad lo que ocurre con el uso de maíz para etanol. Que ya no solo sucede en Estados Unidos y la Argentina. Brasil, que es el que más tempranamente avanzó con la implementación del etanol de caña de azúcar, ahora también lo produce a partir de maíz. Hay una planta nueva, en una ciudad nueva, Luca de Rio Verde, en el corazón de Mato Grosso, donde se abre paso el maíz a ritmo vertiginoso. Y cerca de allí, en Sorriso, hay una segunda planta que se acaba de ampliar. Ambas pertenecen a la empresa FS, cuyo accionista principal es una de las más grandes compañías de semilla de maíz y soja del mundo. Producen 1400 millones de litros, pero además son las primeras en utilizar una tecnología que les permite “secuestrar” el CO2 que se produce durante la fermentación del maíz.

Según consigna el sitio bioeconomía.info, además de producir biocombustible utiliza tecnología de punta para producir DGS (coproducto destinado a la producción animal) con alta calidad de fibra y proteína, aceite de maíz y bioelectricidad. Es un ciclo continuo integrado con la producción ganadera, que también se expande en la región convirtiendo a Brasil en la mayor potencia mundial de proteínas animales.

Investigadores de la universidad de Wageningen (Países Bajos) sostienen que la verdadera ganadería “regenerativa” es la que aprovecha los co-productos de las nuevas industrias verdes. Y es el camino para resolver el dilema de las emisiones provocadas por los rumiantes. Ya estábamos en esto con nuestra propia industria de etanol en Córdoba. Pero entretenidos en otros menesteres, permanecemos ajenos a las grandes ligas, dejando pasar una marea de oportunidades que están aquí, y ahora.

 

* Héctor Huergo es una destacado experto en asuntos agropecuarios.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • Erotismo y otras cuestiones

    Autoridades del Museo Met se negaron a dejar de exhibir “Teresa soñando” (1938) de Balthus…
  • Biden vs empresas

    Por: James Poliitiy Kiran Stacey. Los grupos empresariales se oponen a la amplia orden eje…
  • India: Negocios & Covid.

      Por: Benjamín Parkin. Los hospitales de la India están desbordados por pacientes en…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Descendió el porcentaje de ocupación de camas UTI en Santiago del Estero

Así lo informó el COE tras la reunión mantenida este domingo. El Comité Operativo de Emerg…