Inicio Internacionales Messina Denaro, capo de la Cosa Nostra: el ‘último de los corleoneses’ que mató a tanta gente «como para llenar un cementerio»

Messina Denaro, capo de la Cosa Nostra: el ‘último de los corleoneses’ que mató a tanta gente «como para llenar un cementerio»

11 minuto leer
Comentarios desactivados en Messina Denaro, capo de la Cosa Nostra: el ‘último de los corleoneses’ que mató a tanta gente «como para llenar un cementerio»
0

Matteo Messina Denaro, el considerado jefe de jefes de Cosa Nostra, ya está entre rejas. Era el criminal más buscado del país: tiene 60 años y llevaba la mitad de ellos huido de la justicia.

Con varias condenas por los atentados de la Mafia de 1993 -murieron 10 persnas- y numerosos homicidios, la detención del capo mafioso ha tenido lugar en una clínica de Palermo. Ahora deberá cumplir varias cadenas perpetuas.

«Enhorabuena a la policía, a la justicia, a los miles de personas que cada día, en silencio, trabajan para defender la justicia» ha escrito en Twitter el ministro de Defensa, Guido Crosetto. Y Antonio Tajani, ministro de Asuntos Exteriores: «Italia asesta un duro golpe a la mafia… El Estado gana a la mafia».

Italia asesta un duro golpe a la mafia… El Estado gana a la mafia»

Messina Denaro «desapareció» hace 30 años, después de que los Carabineros lograran la captura de Totò Riina, entonces máximo jefe mafioso. Pese a llevar años a la fuga, seguía siendo «la figura criminal más carismática de la Cosa Nostra y, en particular, de la mafia de Trapani», según un informe al Parlamento italiano del pasado abril.

El hijo de Don Ciccio

Nacido en Castelvetrano, en la provincia siciliana de Trápani, era el último de los ‘corleoneses’. Su padre Don Ciccio fue otro capo de la nomenclatura tradicional que murió prófugo en 1998. Cinco años antes, la policía ya le había perdido la pista al joven Matteo.

Se jactaba de haber «matado a tanta gente como para llenar un cementerio»

Además de los atentados de Florencia, Roma y Milán, se le considera el cerebro de las bombas que provocaron la muerte de los dos magistrados antimafia en 1992 Paolo Borsellino y Giovani Falcone, la esposa de éste, Francesca Morvillo, y ocho agentes de la escolta.

Messina Denaro se jactaba de haber «matado a tanta gente como para llenar un cementerio», cuenta La Reppublica. Por todo ello, todos los ministros del Interior, investigadores y jueces de la Italia de las tres últimas décadas han prometido detener al prófugo. Y así, la policía científica se ha venido encargando durante años de actualizar la foto del mafioso, envejeciendo la imagen juvenil que se tenía del jefe.

Diabolik, un apodo de cómic

Esos treinta años, desde la detención de Totò Riina, sirvieron para crear al personaje. Lo que se veía, cuando raramente se le veía, era un amante de las gafas Ray Ban, los Rolex de oro, las camisas con firma y los Porsche. Se le atribuyen dos apodos: U siccu (cabeza de agua), es decir, la fuente inagotable de un río subterráneo y Diabolik, sacado de un comic -no es casualidad, es un ávido consumidor de cómics y videojuegos-.

Era amante de las gafas Ray Ban, los Rolex de oro, las camisas con firma y los Porsche

Ha sido todo un conquistador de corazones y fue padre dos veces, informa RaiNews. De su hijo se sabe que se llama Francesco, como el viejo patriarca de la dinastía, y que nació en 2004 en su misma provincia, la de Trapani. De su hija, que pasó su infancia y adolescencia en casa de su abuela.

Detenido el jefe de Cosa Nostra, Messina Denaro, el mafioso más buscado de Italia
Traslado de Messina Denaro tras su detención.
EFE

Y como en toda mafia siciliana, el negocio era familiar. Ha estado implicados en sus negocios su hermana Patrizia -detenida y acusada de dirigir una red de extorsión-, su hermano Salvatore, sus cuñados y hasta un sobrino.

En realidad, Messina Denaro encarnaba la doble cara de un líder capaz de combinar la dimensión tradicional y familiar de la mafia con su versión más moderna. «Porque se movía entre la ferocidad criminal y el pragmatismo político», se lee en Corriere della Sera.

Se movía entre la ferocidad criminal y el pragmatismo político

Pese a que llegó a haber una recompensa de millón y medio de euros por él, siempre lograba escapar. A cambio, no pudo impedir que el Estado italiano fuera desmantelando su multimillonario imperio. Le perseguía una montaña de órdenes de detención y cadenas perpetuas por asociación mafiosa, asesinatos, atentados, posesión y transporte de explosivos.

El problema para el capo de Trapani es que cuanto menos efectivo tenía a su disposición menos protección podía garantizarse. Frente a la leyenda, el poder de Diabolk no era infinito.

El «más carismático» de la Cosa Nostra

Un informe al Parlamento italiano del pasado el 7 de abril describe a Matteo Messina Denaro como «la figura criminal más carismática de la Cosa Nostra y, en particular, de la mafia de Trapani».

Había crecido una insatisfacción progresiva entre algunos afiliados»

«A pesar de su largo período de fuga, seguiría siendo el principal punto de referencia para tratar las cuestiones más interesantes que afectan a la organización, así como para resolver cualquier disputa en el seno del consorcio o para nombrar a los jefes de las ramas mafiosas, incluidas las de fuera de Trapani», se lee en ese documento.

Sin embargo, y aunque sigue beneficiándose de la lealtad de muchos de sus asociados, en los últimos años «ha crecido una insatisfacción progresiva entre algunos afiliados», dice el informe. Esa insatisfacción está «relacionada con los problemas derivados de la gestión de su largo periodo de fuga, que se ha visto dificultada además por las constantes actividades de investigación que han afectado en gran medida a la vasta red de protección del jefe».

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Un manifestante con ‘fractura de costilla y edema’ por las agresiones de los peones de Lewis

Foto: Pepe Mateos. Joel Sverdlik, responsable del frente de abogados de La Cámpora San Isi…