Inicio Internacionales En el país más poblado de África postergaron las elecciones cinco horas antes de su comienzo

En el país más poblado de África postergaron las elecciones cinco horas antes de su comienzo

8 minuto leer
Comentarios desactivados en En el país más poblado de África postergaron las elecciones cinco horas antes de su comienzo
0


















Personas en Maiduguri, Nigeria tras conocer cinco horas antes que las elecciones fueron pospuestas para la semana que viene Fuente: Reuters



ABUYA.- La comisión electoral de Nigeria pospuso los comicios presidenciales hasta el 23 de febrero en un anuncio realizado tan solo cinco horas antes de la hora programada para el inicio de las votaciones del sábado. Acusó “desafíos” no específicos en medio de reportes de que no se entregó el material electoral en todos los sectores del país.































Habitantes de la nación más poblada de África y la democracia más grande del continente despertaron con indignación. Muchas personas se habían trasladado para tener la oportunidad de votar.















Se anticipaba que más de 84 millones de votantes, de los cerca de 190 millones de habitantes del país, participaran en una cerrada contienda electoral entre el presidente Muhammadu Buhari, de 76 años, y el principal opositor Atiku Abubakar, un multimillonario ex vicepresidente.















El martes, la campaña estuvo enlutada por la muerte de 15 personas en una avalancha humana tras un acto de Buhari, en Port Harcourt (sureste).

La oposición podría beneficiarse del mediocre balance económico del jefe de Estado saliente, marcado por una recesión económica (2016-2017) y un fuerte aumento de la inseguridad en numerosas regiones del país.











Abuja, Nigeria Fuente: Reuters





“Fue una decisión difícil de tomar pero necesaria para el desarrollo exitoso de las elecciones y la consolidación de nuestra democracia”, dijo el presidente de la comisión, Mahmood Yakubu, durante una conferencia de prensa en la capital, Abuya. Indicó que se darán a conocer más detalles más adelante.

Una revisión logística, junto con la determinación de sostener elecciones creíbles, llevó a la comisión a la conclusión de que “no era factible” continuar con las elecciones de acuerdo a lo planeado, comentó.








Nigeria también había pospuesto la elección presidencial previa en 2015 debido a la inseguridad en el noreste del país, que continúa bajo la amenaza de extremistas islámicos.

Ambos se han comprometido en trabajar en una elección pacífica incluso cuando sus simpatizantes, incluyendo funcionarios de alto rango, han causado alarma con advertencias en contra de la interferencia extranjera y acusaciones de amaño.


Entre el entusiasmo y el escepticismo

“En 2015, pensábamos que Buhari haría buenas cosas, pero nos ha decepcionado” afirma Dosu Akanji, quien ahora votará por el opositor “Atiku”.

“Cada mañana rezo para que Dios nos traiga a Atiku”, asegura Tonnoyi Gowono, comerciante de 37 años, para quien el millonario empresario es “mejor en negocios” que el presidente saliente, un exgeneral del ejército.

En Nigeria, uno de los países más religiosos, todo depende de Dios, omnipresente.”Dios ya ha elegido al vencedor. Nosotros nos limitamos a confirmarlo con nuestros votos”, asegura la joven costurera, Ahmad Ado Hasa, en Kano (noroeste).

Pero la mayor amenaza que pesa sobre las elecciones es la compra de votos por los partidos políticos, que buscan así el apoyo masivo de la población.

En tiempo de ralentización de la economía, en un país donde 87 millones de personas viven bajo el umbral de la pobreza, “ya se sabe lo que la gente es capaz de hacer a cambio de un saco de arroz”, comenta un agente de policía de Aba.

“Nuestro deber es garantizar que la gente pueda elegir a su candidato libremente, sin presión, sin tener que mostrar por quién ha votado, tomando una foto con su teléfono móvil, por ejemplo” agrega.

La compra de votos es una práctica habitual en Nigeria. Se efectúa a cambio de unos pocos miles de naires (de 87 a 220 pesos, como máximo).

“Todos los políticos lo hacen” se lamenta un agente de la Comisión Nacional Electoral Independiente (INEC). “Por eso no se denuncian entre ellos. Salvo tras la proclamación de los resultados: el que pierde sí va a quejarse de las trampas del otro”.

Sin embargo, Hasa, la costurera de Kano, no ha perdido su sentido pragmático. Además de sus oraciones, jamás dice no a una pequeña gratificación.

“Si me ofrecen dinero, lo tomo” dice. “No es un crimen, porque de todas formas es nuestro dinero. Nos lo están devolviendo” se justifica.


Agencias AP y AFP

















Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Comentarios cerrados

Mira además

Massa nombró a Tinelli como una figura posible para sumarse a la carrera electoral – Télam

Sergio Massa nombró como quienes “podrían ser parte de esta construcción”, que…