Inicio Opinión Entre brasas y nebulosas

Entre brasas y nebulosas

8 minuto leer
Comentarios desactivados en Entre brasas y nebulosas
0

La cuarentena se va extendiendo y con el tiempo, se va convirtiendo en una vieja amiga que nos agobia con sus características, que por momentos nos sumen en la angustia y por momentos parecen extinguirse como las brasas en el fuego. Lo cierto es que nuestro ánimo se desplaza de un extremo a otro, haciéndonos pasar de la angustia a la despreocupación, con la misma sencillez que podría pasarse de la vida a la muerte. Gabriel García Marquez, en «El amor en los tiempos del cólera» relata una escena semejante a la que podríamos estar viviendo en estos tiempos, al describir los efectos de la cuarentena a la que, en su narración, se encuentran sometidos los tripulantes de un barco. Obviamente, su descripción resulta mucho más poética que la que nos toca vivir a los habitantes de esta nueva creación administrativa, que se individualiza como AMBA.

También las palabras que se emplean, suenan más torpes que las utilizadas por Gabo y el designio político parece mezclar los conceptos en procura de encontrar un culpable distinto de aquel que debiere responder por la debacle que atravesamos. Ya casi resulta imposible encontrar un fundamento para tanto infortunio. No es la falta de vacunas o testeos, no es la capacidad instalada de un sistema sanitario en crisis, ni siquiera la falta de previsión de una pandemia que el mundo venía anticipando,  parece ser que una ciudad maldita ha propagado en el país un mal que debió ser la sanción que correspondía solo,  a la Gomorra conducida por Larreta.

La Sociedad se cansa de escuchar a los oportunistas políticos que procuran hallar un culpable fuera de sus huestes,  para  poner a su cargo el sufrimiento que nadie sabe cómo mitigar. Oímos cientos de desconocidos que, con nuevos pergaminos,  intentan transmitirnos el mejor perfil de esta realidad, discursos huecos en los que nadie ofrenda una idea, limitándose a fustigar las de los demás,  que descalifican desde el Olimpo en que se instalan.

Se acerca el fin del mes, y nadie sabe si las medidas habrán de endurecerse, si cerrarán nuevos comercios o si la educación será virtual o presencial, todo permanece en una nebulosa que sólo amplía la incertidumbre que pesa sobre el ciudadano común. La Corte Suprema,  llamada a decidir sobre la autonomía de la Ciudad Estado -así la adjetivó uno de los constituyentes del año 94- y sobre el dictado de las clases presenciales, ha guardado silencio al punto que su decisión, de producirse, lo será sobre una cuestión abstracta -el viernes venidero termina la suspensión decretada por el Ejecutivo Nacional- por lo que poco incidirá su criterio en aquello que vaya a suceder a partir del próximo lunes.

Las instituciones como se ve, han abandona el rol que les corresponde para gobernar un país y han dado paso a una inoportuna decidía, que nos coloca al fondo de los países que solo confían en las fuerzas del Universo para salir adelante. Las fronteras con Brasil, permanecen cerradas por obra del Sindicatos de Camioneros que, en esta ocasión, parece tener razón al pretender que quienes lleguen transportando cargas desde el norte, se sometan a un hisopado que asegure su buen estado de salud. En el sur, comprometiendo el suministro de gas, el personal sanitario que reclama ingresos justos, mantiene cortados los accesos a Vaca Muerta y así,  una suerte de rebelión   silenciosa se apodera de los espacios de un país, que retrocede sin establecer cuál es el punto de llegada. Muchos se detienen a filosofar sobre cómo será el mundo por venir, cuando en realidad ignoramos cuál será la normalidad sobreviviente, y de qué modo habrán de sucederse los días, traspuesto el umbral de la pandemia.

Mientras tanto, multitudinarias movilizaciones reclaman mayores subsidios y ayudas que, por una cuestión ética,  parecen no ser vehículo de contagio alguno, lo que no estamos  seguros que el virus chino sepa.

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  •   HISTORIA DE ARTISTAS | 7 miradas

      Mayo de 1975. En Roma la primavera subraya la belleza y el misterio de la ciudad sin fin…
  • El plan litio

    BMW invierte 334 millones U$S en extraer litio del Salar Hombre Muerto, en Catamarca. Tien…
  • La sombra de Castillo

      En junio se define la frágil situación del Perú, entre Pedro Castillo,  en el ballo…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Rodolfo Legname remarcó la fortaleza de la visión ambientalista de la intendente Fuentes

El subsecretario de Cultura y Turismo destacó la capacidad de desarrollar políticas ambien…