Inicio Internacionales Escudo: los aliados fieles que resisten la presión y sostienen a Maduro

Escudo: los aliados fieles que resisten la presión y sostienen a Maduro

22 minuto leer
Comentarios desactivados en Escudo: los aliados fieles que resisten la presión y sostienen a Maduro
0


















Pese a las protestas opositoras y los esfuerzos de países americanos y europeos para sacarlo del poder, el presidente aún tiene el respaldo de la cúpula militar, algunos gobiernos extranjeros y los grupos que se beneficiaron con el chavismo Fuente: AFP – Crédito: YURI CORTEZ



CARACAS.- El presidente venezolano,

Nicolás Maduro,

resiste a

la presión de la comunidad internacional

atrincherado tras sus 2000 generales, defendido por los batallones de las fuerzas especiales y aconsejado por Cuba, que apostó con fuerza en 2012 para que Hugo Chávez eligiera a “nuestro hombre en Caracas” como su sucesor. Una corte de aliados internos y un poderoso grupo de potencias internacionales, que lo amparan con su escudo por razones geoestratégicas y, sobre todo, para salvaguardar sus negocios y deudas millonarias.





























Al chavismo no le asusta aparecer como la revolución paradójica, aquella capaz de navegar siempre al borde del naufragio, pero decidida a no abandonar jamás sus naves, sin importar el número de ahogados ni el fragor de la tormenta. No solo pretende derrotar una vez más a sus detractores, sino convencer de la “justicia” de su batalla contra el imperio a la izquierda radical de países europeos y americanos, captados algunos de sus líderes a base de ideología y dólares. Y mucha propaganda, empeñada en disparar con su “artillería del pensamiento” suficientes bombas de humo para desdibujar la realidad. El trabajo es arduo: nada queda de la “revolución bonita” de Chávez, mucho menos de la “suprema felicidad” de Maduro.

Estos son los apoyos internos y externos que aún sostienen a Maduro en el poder.
















1 Alto Estado Mayor y generalato















La cúpula militar acompaña a Maduro en todas sus exhibiciones militares: corre junto a él, monta en vehículos anfibios y repite sus órdenes sin pestañear, por algo son los grandes beneficiados del actual modelo económico, encargados de la importación y distribución de alimentos, medicinas y productos básicos. “Hagamos un plan especial para mantener movilizada a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana [FANB] y desmontar cualquier provocación extranjera”, ordenó Maduro anteanoche a sus generales. Son muchos, en torno de 2000 según Washington, un número sin parangón en el mundo.

El senador norteamericano Marco Rubio advirtió esta semana que se les agota el tiempo, incluso señaló a los seis militares más influyentes, que tienen “en sus manos el futuro de la democracia”: el general Vladimir Padrino López, ministro de Defensa; el comandante estratégico operacional Remigio Ceballos, jefe de las FANB, al frente estos días de las maniobras Angostura; el comandante general de división, Jesús Suárez Chourío; el almirante de la Armada, Alessandrello Cimadevilla; el mayor general Edgar Cruz, que dirige el aeropuerto internacional de Maiquetía, y el mayor general Antonio Benavides, al frente de la Guardia Nacional durante la represión de 2017 contra los estudiantes y jefe de gobierno del distrito capital.









2 El gobierno cubano








La alianza tejida por Fidel Castro desde antes incluso que Chávez ganara las elecciones de 1998 se mantiene igual de vigorosa, por algo ya le anticipó en 1959 al presidente Rómulo Betancourt: “Echarle vaina a los gringos con tu petróleo y mi revolución”. La inteligencia cubana trabaja sin disimulo en la protección de sus intereses venezolanos.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, cuantificó el número de cubanos presentes en Venezuela, a quienes el Parlamento califica como un ejército de ocupación. “Hay dos cifras. La primera es de 46.000 cubanos que están en la nómina venezolana y han sido financiados por el lavado de dinero. Y otra: 22.000 cubanos que votaron desde Venezuela en el referéndum constitucional cubano. Las tareas que identificamos [al margen de salud y cooperación] son de inteligencia, documentación civil, control de manifestaciones y torturas”.








El politólogo Ivo Hernández lo denomina el “segundo muro de Berlín” levantado durante dos décadas y que si se tumba en Venezuela amenaza con llevarse por delante en un efecto dominó a Nicaragua y a la propia “isla de la felicidad”, como le gustaba definirla a Chávez. “El Parlamento hizo lo que le tocaba hacer, ya la solución no está dentro, está en las democracias de Occidente, en Estados Unidos, Canadá y Europa”, sentencia Hernández. “Venezuela es un Estado fallido, una pequeña mafia atravesada por fuerzas globales, donde se necesita una ayuda humanitaria urgente”, sentencia el académico de la Universidad de Münster, en Alemania.




Crédito: Ippóliti


3 Partido Socialista Unido de Venezuela

A pesar de la manifiesta debilidad popular del chavismo y al abandono de destacados dirigentes, ahora críticos o disidentes, el PSUV mantiene prietas sus filas gracias a sus dirigentes nacionales y locales. La cúpula en torno de Maduro, los ministros, los gobernadores, alcaldes y los militantes en los poderes públicos (Tribunal Supremo de Justicia, Consejo Nacional Electoral, Fiscalía y Contraloría) apuntalan la trinchera del Palacio de Miraflores.

Puertas afuera, las puñaladas políticas y las luchas de poder son diarias, la condición es que no afecten al poder central. La tantas veces repetida democracia participativa fue pulverizada, por la estructura vertical que abarca desde los consejos comunales hasta las unidades de batalla Bolívar-Chávez. Entre ellos también figuran las milicias, que son la principal herramienta para rellenar los enormes huecos en los mítines gubernamentales. Maduro pretende fortalecer la FANB y la Guardia Nacional con militantes del partido y ordenarlos a través de 50.000 cuerpos a la orden de un sargento.


4 Rusia, China y Turquía

La triple alianza, más económica que geoestratégica, aunque Moscú fomente con picardía sus intereses políticos en el continente. “Valoramos como alarmante la situación, resultado de una burda violación del principio de no injerencia en los asuntos internos de un Estado soberano”, acusó el canciller ruso, Serguei Lavrov. Moscú no solo abastece con armas a la FANB, incluidas las aeronaves Sukhoi, también envía superbombarderos atómicos para que los vea el mundo. Mientras tanto, las empresas petroleras rusas son las grandes beneficiadas de la apertura en la Faja del Orinoco. También las chinas, el otro gran socio comercial de Caracas y el que más barriles de petróleo recibe después de Estados Unidos.

La amistad con Turquía es la más reciente, nacida en la necesidad de comprar comida barata y en la venta del oro que Venezuela extrae del Arco Minero.


5 Fuerzas Especiales dela Policía Bolivariana

Las FAES recibieron unos cuantos días de permiso, tras liderar la represión contra las protestas de enero, que dejaron más de 40 muertos, según la ONU. Su próximo destino son las fronteras, en vísperas de la apertura de los canales humanitarios. Nacida como una fuerza de elite contra la delincuencia en 2017, en medio de la sublevación popular contra Maduro, se asemeja hoy a un batallón de “exterminio”, según las denuncias de Amnistía Internacional y ONG locales, como Provea.

“La diferencia entre las FAES con otros organismos policiales es su efectividad: actúan sobre la base de acciones de inteligencia y tienen mayor precisión en el asesinato de presuntos delincuentes”, denunció el Observatorio Venezolano de la Violencia. El chavismo sabe de su total lealtad, que se paga a golpe de dólares, y por eso son las favoritas para encabezar la represión. Le siguen muy de cerca la Dirección General de la Contrainteligencia Militar (Dgcim), especializada en la represión política, que además controla buena parte del Sebin, la policía política de la revolución. Estados Unidos sancionó anteayer a los jefes de los tres cuerpos, acusados de violar los derechos humanos.




"Nosotros tenemos una solidez en la legitimidad y el apoyo popular", asegura Maduro.
“Nosotros tenemos una solidez en la legitimidad y el apoyo popular”, asegura Maduro. Fuente: AFP


6 Empresarios boliburgueses

Los empresarios surgidos durante el chavismo y miembros clásicos de la llamada oligarquía local sufren el cerco de autoridades judiciales de Estados Unidos y España, pero se mantienen como los grandes lobistas de la revolución en el exterior. Para ello cuentan con sus inmensas fortunas, amasadas tras 20 años, durante los cuales se desviaron más de 400.000 millones de dólares, según el Parlamento y también Jorge Giordani, exvicepresidente económico de Chávez. Compraron medios para acallar las voces críticas y también se diseminaron como testaferros por el mundo. Son imprescindibles para ocultar los tesoros de los jerarcas bolivarianos.


7 Grupos paramilitares

Son el otro brazo armado de la revolución, fieles a Maduro. Los famosos colectivos chavistas participaron de forma directa en la represión de 2014 y 2017, incluso en enero atemorizaron a tiro limpio en las zonas populares de la capital. Al margen de la fidelidad revolucionaria, manejan negocios lucrativos por su cercanía al poder. Valentín Santana, líder de La Piedrita, es el rostro de la impunidad: se codea con ministros y alcaldes pese a que sobre él pesan dos órdenes de búsqueda y captura por homicidio. Participan en acciones conjuntas con las FAES.

Maduro les otorga tanta importancia estratégica que incluso apostó por ellos en la pulseada que mantuvieron con el general Miguel Rodríguez Torres, cuando este ejercía como ministro del Interior. El exjefe del Sebin fue destituido y está encarcelado por traición a la patria.


8 Gran Polo Patriótico

Los partidos que apoyan a Maduro más allá del PSUV siguen el guion establecido: críticas suaves y apoyo electoral. Con el Partido Comunista a la cabeza, aportaban tradicionalmente un millón de votos. Incluye a Podemos y a Patria Para Todos, partidos que llegaron a formar parte de la oposición, pero que el Tribunal Supremo de Justicia ordenó pasaran a manos de dirigentes chavistas. Sus líderes insisten en el diálogo y la injerencia de las potencias extranjeras. La última incorporación al GPP es el Movimiento Somos Venezuela, comandado por la vicepresidenta Delcy Rodríguez. La pretensión de Maduro de buscar votos en la clase media y de ser una alternativa al PSUV fue un fiasco electoral.


9 Guerrilleros colombianos

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) sustituyó a las FARC como aliado “inconfesable” de la revolución. Sus hombres y varios de sus comandantes encontraron en la zona fronteriza de Venezuela el santuario para sus acciones. Incluso el autor material del atentado de Bogotá, en el que murieron 22 cadetes policiales, había viajado en diversas ocasiones a Venezuela para adiestrarlos en el manejo de explosivos.

El Parlamento venezolano también alertó que el ELN hace tareas de vigilancia en minas de oro, incluidas las que pertenecerían al ámbito familiar de Maduro y la cúpula chavista. El Ejército colombiano denuncia desde 2017 que el ELN y disidentes de las FARC “fichan” a venezolanos que cruzan la frontera.


10 Bolivia y Nicaragua

La derrota del candidato presidencial del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en El Salvador profundiza la soledad continental de Maduro, dependiente ahora de la nueva reelección de Evo Morales en Bolivia y de la resistencia numantina de Daniel Ortega en Nicaragua, cuya subsistencia depende en buena parte del apoyo chavista. El petróleo venezolano, casi gratuito, abasteció a las islas del Caribe a cambio de su voto en la OEA. Ahora atrae a Arabia Saudita y la India, que acudieron en su auxilio para sortear sanciones. Otros países de África y Asia mantienen lazos de solidaridad a través del Movimiento de Países No Alineados, con Irán y Siria como baluartes. Y, por supuesto, tampoco falta el régimen norcoreano para otorgar mayor resplandor ideológico a la revolución.


















Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Marchar y negociar, las dos cartas que se juegan en la primera reunión de la CGT del año

Tras un larga receso estival, la cúpula de la CGT se reunirá esta tarde en Azopardo. Trata…