Inicio Internacionales España conmemoró la acción que permitió desbaratar el intento de golpe de 1981, en medio de los escándalos del Rey emérito – Télam

España conmemoró la acción que permitió desbaratar el intento de golpe de 1981, en medio de los escándalos del Rey emérito – Télam

12 minuto leer
Comentarios desactivados en España conmemoró la acción que permitió desbaratar el intento de golpe de 1981, en medio de los escándalos del Rey emérito – Télam
0

La conmemoracin del “Tejerazo” cont con el rey Felipe VI, su esposa, Letizia Ortiz, y el jefe de Gobierno, Pedro Snchez.

Espaa record este martes los 40 aos del fallido golpe de Estado de 1981 que ciment su democracia y la autoridad del rey Juan Carlos I tras la extensa dictadura franquista (1939-1975), un aniversario sin embargo empaado por el exilio del abdicado monarca, las investigaciones por corrupcin en su contra y las crecientes crticas a la calidad democrtica de las instituciones espaolas.

En un acto sobrio, marcado por la pandemia y el rechazo de algunos partidos, el rey Felipe VI destac ante el Congreso el rol decisivo de su padre para frenar la intentona, si bien muchos siguen sospechando hoy de posibles vnculos con los golpistas.

“Su firmeza y su autoridad fueron determinantes para la defensa y el triunfo de la democracia”, le reconoci su hijo y heredero, quien desde la partida del monarca emrito en agosto pasado a Abu Dhabi haba omitido referirse de forma expresa sobre su progenitor.

Felipe VI subray, asimismo, “su responsabilidad y su compromiso con la Constitucin” ante la “inaceptable fractura del legtimo y legal orden democrtico”, report el diario Pblico.

A la ceremonia asistieron el jefe de Gobierno, el socialista Pedro Snchez, las presidentas de las cmaras parlamentarias, los dirigentes de la oposicin y representantes de otros poderes del Estado, pero fue boicoteada por los partidos independentistas, soberanistas y republicanos.

Adems, falt uno de los grandes protagonistas, el propio Juan Carlos I, abdicado en 2014 y exiliado en Emiratos rabes tras las crecientes sospechas sobre el origen opaco de su fortuna.

El ex jefe de Estado, que regulariz meses atrs unos 825.000 dlares ante el fisco para evitar una persecucin por blanqueo, es objeto de tres investigaciones judiciales, perdi el apoyo de gran parte de la opinin pblica y est distanciado de su hijo que, para proteger la Corona de sus escndalos, renunci a su herencia y le retir la asignacin presupuestaria de la Casa Real.

El Tejerazo

Juan Carlos y Sofía, en tiempos felices para los reyes,

Juan Carlos y Sofa, en tiempos felices para los reyes,

Pese a las polmicas, cuatros dcadas despus del conocido popularmente como 23-F, los espaoles mantienen vivo el recuerdo de la tarde en que unos 200 oficiales armados, liderados por el teniente coronal de la Guardia Civil Antonio Tejero, irrumpieron en el Congreso de Diputados y realizaron una serie de disparos intimidatorios contra la bveda del edificio.

Adems de la imagen de Tejero, pistola en mano, tambin qued impresa la imagen de los legisladores en el piso, tratando de protegerse de los tiros, mientras el presidente de Gobierno saliente, Adolfo Surez desafiaba a los golpistas de pie, y el lder comunista Santiago Carrillo permaneca impvido en su banca.

Antes de que irrumpieran los sublevados, los legisladores se preparaban para votar la investidura del Gobierno centrista de Leopoldo Calvo-Sotelo, quien asumira como segundo presidente elegido en democracia, tras 37 aos de dictadura.

Horas despus del asalto al Congreso, el capitn general Jaime Milans del Bosch, un veterano del bando franquista durante la Guerra Civil, orden sacar los tanques a las calles de Valencia y redactar un decreto para instalar el estado de excepcin bajo su mando.

En medio de la tensin y el temor de una poblacin que an sangraba las heridas de la Guerra Civil de 1936-1939 y de la cruenta dictadura franquista posterior, el silencio de Juan Carlos I, recluido en el Palacio de la Zarzuela, reson con ms fuerza durante el da.

Por eso, cuando a la noche el monarca, vestido de capitn general de los ejrcitos, inst a los sublevados a respetar la legalidad democrtica de una joven Constitucin que haba nacido apenas tres aos atrs, en 1978, la mayora del pas que no aoraba el pasado franquista volvi a respirar.

“La Corona, smbolo de la permanencia y unidad de la patria, no puede tolerar en forma alguna acciones o actitudes de personas que pretendan interrumpir por la fuerza el proceso democrtico que la Constitucin votada por el pueblo espaol determin en su da a travs de referndum”, dijo el rey, de 43 aos, a la madrugada en una cadena nacional por televisin.

La toma del Congreso dur 17 horas y media; los golpistas se dieron por vencidos el martes 24 al medioda.

Pese a las dudas que an rondan sobre el rol que tuvo el rey en el intento de golpe, en ese momento Juan Carlos I sali fortalecido de esa dramtica jornada.

Hasta la revista Times se ufan de la imagen del monarca, a quien describi como “uno de los hroes ms inverosmiles e inspiradores de la libertad del siglo XX, desafiando un intento de golpe militar que buscaba subvertir la incipiente democracia posfranquista espaola”.

Los militares dijeron iniciar una transformacin interna, pero no se hicieron purgas masivas. S, en cambio, se promovieron lderes con perfiles ms cercanos a los nuevos principios democrticos; se profesionalizaron las filas, se aboli el servicio militar obligatorio y se permiti el ingreso a mujeres.

Una conmemoracin sin consenso

La ceremonia fue extremadamente austera.

La ceremonia fue extremadamente austera.

Sin embargo, en los ltimos aos, los cuestionamientos sobre la calidad de la democracia y las instituciones espaolas han tomado relieve, algo que evidenci la semana pasada la ola de protestas a favor de la libertad de expresin tras el encarcelamiento de un rapero por sus dichos contra la Corona.

“Se ha producido un avance innegable” pero eso “no nos puede permitir ser autocomplacientes, hay muchas cosas que todava necesitan ser mejoradas”, dijo la vocera gubernamental, la socialista Mara Jess Montero.

En tanto, el nmero tres del Gobierno y lder del izquierdista Podemos, Pablo Iglesias, asisti este martes al acto por “respeto institucional”, pero evit aplaudir el discurso de Felipe VI y reivindic sus ideas republicanas al afirmar que “40 aos despus, la monarqua ya no es condicin de posibilidad de la democracia”.

Iglesias reclam adems la publicacin de toda la documentacin sobre el fallido golpe de Estado para “no ocultar a los espaoles lo que realmente pas”.

Una demanda hecha tambin por partidos independentistas de Catalua, Galicia y Pas Vasco, que presentaron hoy una proposicin para desclasificar los archivos confidenciales sobre el 23-F, al que atribuyeron el blindaje de “la mal llamada transicin democrtica espaola, con la figura del Rey y el Ejrcito como sus mayores garantes”.




Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Biden concede amparo migratorio a unos 320.000 venezolanos en Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, concederá a unos 320.000 venezolanos que se en…