Inicio Internacionales estas son las exigencias de cada parte y el único punto de acuerdo

estas son las exigencias de cada parte y el único punto de acuerdo

15 minuto leer
Comentarios desactivados en estas son las exigencias de cada parte y el único punto de acuerdo
0

Rusia y Ucrania están todavía lejos de la paz, pero harán un nuevo intento por acercarse a ella. Está previsto que este martes se retomen en Turquía las negociaciones presenciales entre las delegaciones de las partes, aunque tanto Kiev como Moscú han reconocido que los contactos están siendo constantes (de manera virtual), pero de momento apenas han dado resultados. Desde que comenzó la invasión rusa, el pasado 24 de febrero, solo ha parecido hacer un cierto repliegue para rearmarse mientras la resistencia ucraniana se mantiene con el paso de los días.

¿Qué separa ahora mismo a Rusia y Ucrania?

Las posiciones siguen alejadas fundamentalmente porque la posición del Kremlin no ha cambiado: tiene tres grandes peticiones para Kiev. Moscú quiere que Ucrania sea neutral y quede desmilitarizada -y ‘desnazificada’, que en el lenguaje de Putin puede referirse a una protección específica para el idioma ruso-, y además pretende que Zelenski reconozca a Crimea como parte de Rusia y también la independencia del Donbás. 

El Gobierno ucraniano, por su parte, solo ha cedido en la primera parte, y acepta la neutralidad toda vez que ya ha asumido que no entrará en la OTAN. Los reclamos de Moscú, eso sí, no incluyen, como sí se sugirió al principio que harían, una lejanía de Ucrania de la Unión Europea ni el cambio de Gobierno hacia una deriva prorrusa como la que existía en la época de Viktor Yanoukovich.

Las exigencias de Vladimir Putin han ido suavizándose a medida que la invasión se le estancaba, pero Zelenski no está dispuesto a ceder. El presidente ucraniano ya ha dejado claro que no negociará nada «que tenga que ver con la integridad territorial del país» y que, además, cualquier acuerdo entre las delegaciones tendrá que ser sometido a referéndum. En ese escenario, Kiev ni quiere reconocer la independencia del Donbás ni que Crimea es parte de Rusia, y además abre la posibilidad a que cualquier pacto que se alcance ni siquiera sea definitivo.

Pero las conversaciones podrían acabar bloqueadas porque miembros del equipo negociador ucraniano en las conversaciones con Rusia para parar la guerra presentan síntomas de envenenamiento, y también el magnate Roman Abramovich, que ha intentado ejercer como mediador. La inflamación en los ojos, el lagrimeo o el picor en la piel son algunos de los elementos que algunos integrantes de la delegación de Kiev han estado expuestos a sustancias venenosas, según ha adelantado The Wall Street Journal y Bellingcat que añaden, en todo caso, que la vida de los implicados no corre peligro.

Aunque la vía diplomática nunca se ha cerrado del todo, los bombardeos siguen. La Administración militar de Volyn ha confirmado que los misiles rusos han alcanzado un depósito de petróleo. «Se han registrado ataques con misiles en el depósito de petróleo. La alarma aérea continúa. Estén en los refugios», advirtió el jefe de la Administración Militar Regional de Volyn, Yuriy Pohulyayko.

Así, Pohulyayko explicó que «el misil de crucero ha sido disparado desde el lado de la República de Bielorrusia» y detalló que los servicios de emergencia están trabajando en el lugar del ataque que por el momento no ha causado víctimas. «De nuevo, ataques con misiles en Lutsk, Járkov, Yitomir y Rivne. Más y más ataques cada día. Mariupol bajo bombardeo. Los rusos ya no tienen lengua, humanismo, civilización. Sólo cohetes y bombas», denunció el asesor presidencial de Ucrania, Mikhailo Podoliak, en su cuenta de Twitter.

En ese escenario, desde hace varias jornadas se ha observado un avance de las tropas terrestres rusas en Mariúpol, lo que parece indicar una inminente toma de la ciudad. Tras varias semanas de cerco e intensos bombardeos, las fuerzas rusas han ganado la mayor parte del terreno en el sur de Mariúpol mientras Rusia intenta capturar el puerto, según señala este lunes el último parte del Ministerio británico de Defensa sobre la guerra en Ucrania.

«Rusia ha ganado la mayor parte del terreno en el sur del área de Mariúpol, donde continúan los intensos combates al tiempo que Moscú intenta capturar el puerto», reflejó el último parte. El alcalde de Mariúpol ha advertido este lunes de que la ciudad está al borde de una catástrofe humanitaria y que debe ser evacuada por completo. Según los cálculos de Kiev, unos 160.000 civiles que han quedado atrapados en la ciudad sin electricidad. Además, el alcalde eleva a 5.000 los muertos en la ciudad desde el inicio de la invasión.

«Rusia ha ganado la mayor parte del terreno en el sur del área de Mariúpol, donde continúan los intensos combates»

En cambio, las tropas ucranianas afirmaron haber recuperado el control de la ciudad de Irpin. El alcalde de la ciudad, Oleksander Markushin, aseguró que pese a la contraofensiva ucraniana la situación «sigue siendo peligrosa», por lo que el Ejército se apresuró a reforzar las fronteras. «¡Nuestra Irpin ha sido liberada del mal de Moscú! ¡Gloria a Ucrania! ¡Gloria a sus defensores! ¡Memoria eterna a los héroes caídos!», expresó Markushin.

¿Ha rebajado Putin sus objetivos militares?

Moscú no había previsto un conflicto largo, y pasado un mes desde el inicio dejó caer que ha rebajado sus objetivos militares para centrarse «en la liberación» del Donbás porque, además, el Kremlin considera que «se ha completado con éxito la primera fase de la operación militar especial» una vez que, dicen, han destruido la mayor parte del material militar y bélico del que disponía Ucrania. Eso sí, en parte se mantiene centrado en las ciudades como Kiev o Chernigov.

El Ministerio de Defensa ruso ha apuntado, asimismo, que continuarían con la invasión hasta que logren los objetivos establecidos por Putin, sin especificar cuáles eran esos objetivos. Los expertos consideran que Moscú ha terminado cayendo en un error de cálculo porque en su idea contra Ucrania incluyó también el hecho de poder dividir a Occidente, y se ha encontrado en cambio con una OTAN unida que, pese a ello, no accede a declarar una zona de exclusión aérea como implora Zelenski.

La opción de emular a las dos Coreas

Mientras el conflicto se mantiene, la inteligencia ucraniana teme que Rusia quiera usar en Ucrania la fórmula de las dos Coreas. «Hay razones para creer que puede intentar imponer una línea de separación entre las regiones ocupadas y no ocupadas de nuestro país. De hecho, será un intento de establecer las Coreas del Sur y del Norte en Ucrania», expresó el jefe de inteligencia, Kyrylo Budanov. Esto consistiría en que Rusia se anexionara precisamente la parte del Donbás, además de otras zonas como Dnipro o Mariúpol. Así, puede resultar creible que las fuerzas del Kremlin se centren en esos puntos y hayan ‘olvidado’ de momento la toma de Kiev, al menos a corto plazo. Mientras suenan las bombas, eso sí, las negociaciones se retoman… aunque sin mucho optimismo.

Por su parte, la ONU ha dado un paso más para alcanzar el alto el fuego humanitario, que sirva para facilitar la salida de más civiles -la cifra de refugiados ya supera los 3,7 millones de personas-. El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha anunciado este lunes el nombramiento de Martin Griffiths como mediador para el conflicto de Ucrania. «Desde el inicio de la invasión rusa, hace un mes, la guerra ha provocado la pérdida de miles de vidas; diez millones de desplazados, principalmente mujeres y niños; la destrucción sistemática de infraestructuras esenciales y que se hayan disparado los precios de los alimentos y la energía a nivel mundial», sostuvo, para ser rotundo en su conclusión: «Esto debe parar».


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

OIT aplaudió la iniciativa del G7 de avanzar con la transición justa hacia una economía verde

Ante la reciente Declaración de la Presidencia del G7, de avanzar con el objetivo de una t…