Inicio Internacionales estas son las novedades de una escala “más estricta”

estas son las novedades de una escala “más estricta”

7 minuto leer
Comentarios desactivados en estas son las novedades de una escala “más estricta”
0

Desde este miércoles entra en vigor el nuevo etiquetado energético de fuentes de iluminación, impulsado por la Unión Europea (UE) con el objetivo de “ayudar a los consumidores a reducir su factura energética y su huella de carbono”.

La nueva versión de la etiqueta energética se aplicará fundamentalmente a las bombillas y otros productos de iluminación de las tiendas físicas y puntos de venta online.

El cambio más importante, destaca la Comisión Europea en un comunicado, es que se volverá a utilizar una escala “más sencilla” que irá de A (productos de mayor eficiencia) a la G (productos de menor eficiencia). “Este paso se da como consecuencia de la considerable mejora de la eficiencia energética en este sector experimentada en los últimos años”, señalan en el escrito, en el que celebran que cada vez más “fuentes luminosas”, como bombillas y módulos LED, hayan obtenido las -ya antiguas- etiquetas A+ o A++.

Ya en el mes de marzo comenzó a aplicarse este nuevo etiquetado a cinco familias de productos eléctricos (frigoríficos, congeladores y vinotecas, lavadoras, lavavajillas y pantallas electrónicas) y, tal y como recuerda el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, “los distribuidores tendrán 14 días hábiles para efectuar el cambio en los productos a la venta”.

En este caso, el plazo de dos semanas se aplica solo para el caso de las ventas en línea. Por el contrario, los productos que lleven la antigua etiqueta podrán seguir comercializándose en puntos físicos de venta al por menor durante un período de 18 meses. 

Según destaca la comisaria de Energía de la UE, Kadri Simson, esta actualización “ayudará a los consumidores a reconocer cuáles son los mejores productos de su categoría, lo que a su vez les ayudará a ahorrar energía y dinero en sus facturas. Gracias a una iluminación más eficiente desde el punto de vista energético seguiremos reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuyendo a que la UE llegue a ser climáticamente neutra de aquí a 2050″.

Ahora, adelantan que el próximo paso es seguir aplicando este reetiquetado en otros productos, como secadoras, aparatos de calefacción local, acondicionadores de aire, aparatos de codina, unidades de ventilación, radiadores y calentadores y calderas, así como paneles solares. 

Una nueva escala “más estricta”

El punto principal es que desaparecen las clases energéticas A+, A++ y A+++ para volver a la escala de clasificación que va de la A a la G en función del consumo y eficiencia energética de cada producto. Por tanto, en verdad no varía la eficiencia energética de los productos, pero la actualización de la escala si que podrá hacer que la letra de alguna etiqueta cambie.

Es, según destacan, una escala “más estricta” diseñada para que sea más complicado alcanzar las clasificaciones A o B, dejando así espacio para que se vayan introduciendo en el mercado productos más eficientes. 

“Los productos más eficientes desde el punto de vista energético que se comercializan en la actualidad normalmente irán etiquetados a partir de ahora como C o D”, explican. 

Además, el nuevo etiquetado incorporará un código QR para que el consumidor pueda acceder a las características y datos de cada modelo dentro de una nueva base de datos a escala europea denominada EPREL (European Product Database for Energy Labelling).




Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Hoy tenemos que tener el eje puesto en la reactivación

Allí, sostuvo que uno de los motivos que impulsó la renovación fue la derrota electoral, a…