Inicio Internacionales esto es lo que dice la nueva normativa de bioseguridad del país

esto es lo que dice la nueva normativa de bioseguridad del país

10 minuto leer
Comentarios desactivados en esto es lo que dice la nueva normativa de bioseguridad del país
0

El Ministerio de Agricultura de Australia cuenta con unas estrictas normas para regular los productos importados al país. Esta normativa de bioseguridad busca evitar el contagio y la propagación de enfermedades y plagas. La importación de algunos alimentos está sujeta por ley a ciertas condiciones de bioseguridad, entre ellas que se solicite un permiso.

Es por ello que este lunes le han retirado el visado a un español de 20 años tras ingresar al país con lo que ellos consideran «objetos de riesgo» sin declarar: el joven llevaba en su maleta un kilo de carne de cerdo cruda, según el ministerio australiano, que incluía dos envases de jamón, un envase de chorizo y otro de caña de lomo. Además, también había viajado con una cuña de queso.

Algunas de las enfermedades y plagas que se intentan evitar son la fiebre aftosa, la salmonelosis, la listeriosis, la gripe aviar, el SRAS y el virus Nipah, entre otras muchas. «Un brote de fiebre aftosa podría devastar las industrias ganaderas, afectar la economía y amenazar los puestos de trabajo», recoge un informe del Gobierno australiano. Para ello, todos los que quieran entrar en el país se verán obligados a cubrir la Carta del Pasajero.

¿Qué es la Carta del Pasajero?

Para entrar en Australia, además de tener un pasaporte válido y un visado para aprobado, hay que rellenar la Carta del Pasajero (en inglés, Incoming Passenger Card). Todos los equipajes son sometidos a control por rayos o manual a la llegada al país y cualquier medicamento y producto alimenticio tiene que ser declarado a través del formulario.

La tripulación del vuelo o del crucero le proporciona a los pasajeros la Carta del Pasajero, un documento legal donde deben marcar si llevan determinados productos de origen vegetal y animal. Una vez estos bienes están declarados, el usuario tiene que llevarlos a una oficina de bioseguridad para que sean evaluados e inspeccionados.

Servicio Australiano de Cuarentena e Inspección (AQIS) inspecciona el equipaje, carga, correspondencia, animales, plantas y productos derivados.

¿Qué productos necesitan un permiso de importación?

Los productos lácteos y de huevos, material vegetal, productos animales, animales vivos, semillas, nueces y frutas y verduras frescas, generalmente sólo pueden ingresar al país si se ha obtenido un permiso de importación de AQIS antes de la llegada. Si no se tiene dicho permiso, se confiscará y destruirá cualquiera de los artículos mencionados.

El Gobierno de Australia ha habilitado BICON, una página que permite identificar qué mercancías requieren un permiso de importación. Los alimentos se clasifican en tres grupos: de riesgo, de vigilancia y los que cumplen la normativa. Todos los productos de riesgo tienen que pasar un control antes de entrar en el país y algunos necesitan un certificado de importación. Los de vigilancia, por su parte, pasan controles aleatoriamente y no necesitan ningún documento para pasar la frontera.

¿Por qué el jamón y el queso son productos de riesgo?

La carne cuenta con unas estrictas condiciones de importación que suelen cambiar frecuentemente, en función de los brotes de enfermedades. Es recomendable buscar la información actualizada y las condiciones de importación de productos cárnicos en BICON.

Actualmente, las autoridades de protección de fronteras australianas no permiten que se introduzca en el país ningún tipo de carne procesada, incluidos los embutidos y el jamón. Tampoco están permitidas las carnes no enlatadas, como los artículos envasados al vacío, a menos que vayan acompañadas de un permiso de importación.

El jamón curado de secado lento sin cocer está clasificado como alimento de riesgo y no se puede introducir en el país. Esto se debe a que pueden producir enfermedades como la listeriosis y la salmonelosis.

Lo mismo ocurre con algunos quesos. Los que favorecen el crecimiento de la Listeria monocytogenes, que suelen ser los blandos y semiblandos, se clasifican como alimento de riesgo y no está permitida su entrada. Los quesos que sí pueden cruzar la frontera australiana tienen que estar envasados al vacío y tener código de barras para su identificación. Además, tiene que estar etiquetado con la fecha de caducidad y la fecha y el lugar donde se envasó. 

¿Qué pasa si no se declara la mercancía?

La Ley de bioseguridad de 2015 establece que los bienes no prohibidos no deben entrar en Australia salvo que cumplan las condiciones específicas. En el caso de que un producto que requiera un permiso de importación no lo presente se considerará un delito penal de conformidad con la sección 186 de la citada ley. 

Es por ello que el usuario se enfrenta a sanciones económicas o, incluso, a penas de cárcel dependiendo del grado del delito. En el caso del turista español se la ha cancelado la visa de viaje y se le ha impuesto una multa de 3.300 dólares australianos (2.124 euros).

Además, la ley no prevé la expedición de permisos después de que la mercancía haya entrado en territorio australiano de forma ilegal, por lo que será exportada o destruida. 


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Se entregaron reconocimientos y se rindió homenaje a la trayectoria de artistas que participaron de La Salamanca

La Dirección de Relaciones Institucionales y Protocolo fue la encargada de organizar la en…