Inicio Opinión ETCÉTERA: EL FAUX PAS | 7miradas

ETCÉTERA: EL FAUX PAS | 7miradas

6 minuto leer
Comentarios desactivados en ETCÉTERA: EL FAUX PAS | 7miradas
0

La señora Mirtha  Legrand  ha desarrollado una larga carrera como actriz y animadora. Su marido, Daniel Tinayre,  proyectó, produjo y comercializó sus almuerzos por televisión, así como contribuyó a crear su imagen profesional y su ascenso social, hasta transformarla en un icono imbatible para las clases medias femeniles que a mediodía la siguen por televisión. El señor Tinayre murió y la señora Mirtha siguió con su estilo.

Pero su nieto no es su marido. Carece de los talentos –y la prudencia- de su extinto abuelo. La pregunta que la animadora asestara al periodista Nelson Castro sobre su sexualidad señaló el indicio de este juego peligroso que es hoy la televisión: sin límites, donde el éxito –léase rating-  vale más que el decoro y la calidad. Esta vez no hubo reacción pública ante semejante desmadre

La señora Legrand se ha disculpado de un reciente y comentado programa y dicho que “se le fue de las manos”.  No es propio –ni creíble- que nada así  por su experiencia en la conducción del ciclo. Puede inferirse que lamenta las consecuencias públicas más que la entrevista en sí. La admirable editorial de “La Nación” sobre esta y otras infamias de la televisión, resumen la magnitud de este faux pas. Así, en francés, como lo diría la propia  protagonista de este episodio: paso en falso o mejor dicho una violación de las normas sociales, desliz o metedura de pata.

 

Fragmentos de la editorial de “La Nación”, titulado: La televisión no puede ponerse al servicio de las infamias.

 

“En esta exhibición de indecencia parecen concentrarse varias de las miserias que contaminan la República. Una de ellos es el recurso del escarnio y dela calumnia para intimidar a personajes públicos, sobre todo a periodistas. La práctica de ese método trascendió al gobierno de los Kirchner, que se sirvieron de él hasta el hartazgo. Aunque debe reconocerse que durante esa etapa no se llegó al nivel de agresividad y bajeza al que asistió el sábado en La noche de Mirtha.”

“Afirma que se apeló a la bajeza para conseguir rating es un insulto a la audiencia de la conductora. Nadie puede alegar absoluta inocencia respecto del contenido que se ofrecería en la pantalla. La controvertida invitada venía repitiendo en las redes sociales desde hacía varios días las mismas difamaciones que reprodujo esa noche sin que nadie la interrumpiera. Desde esas mismas redes el productor general del ciclo, Ignacio Viale (h), había prometido durante la tarde del sábado que se trataría de una emisión incendiaria.”

“El papel de la conductora esa noche fue incomprensible. Dejó la impresión de haber entregado la conducción a una de las invitadas, para que difamara e insultara sin prueba alguna a políticos, religiosos, directivos de canales de TV que compiten con el 13 o periodistas que realizan su trabajo con decencia. Entre ellos, la periodista que también había sido invitada a su mesa.”


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

¿VOLVIÓ LA CAMPAÑA DEL MIEDO? Mirá lo que dice Jonatan Viale sobre CFK candidata

source Relacionado …