Inicio Opinión ETCÉTERA: MEJORES MENTES SE NECESITAN

ETCÉTERA: MEJORES MENTES SE NECESITAN

12 minuto leer
Comentarios desactivados en ETCÉTERA: MEJORES MENTES SE NECESITAN
0

 

A la ex secretaria de Estado Madeleine Albright le preocupa la posibilidad de un nuevo ascenso del fascismo en el mundo. Confía en la fuerza de la democracia liberal y sus instituciones. Es la Gran Dama de la política exterior estadounidense, iniciada como embajadora de la ONU en Nueva York de 1991 a 2000 antes de ser secretaria de Estado de Bill Clinton.

De acuerdo a Albright es el presidente Donald Trump, infligió graves daños a la relación transatlántica y ha puesto en la mira el orden político occidental, orden que Albright ayudo a crear. A mediados de julio, se publicó su último libro en alemán, cuyo título es “Fascismo: una advertencia”

Cuando escribí este libro, decidí que debía hacer algo que fuera histórico, no emocional. Hay notables similitudes entre entonces y ahora que tienen que ver con divisiones en la sociedad, la sensación de que hay ganadores y perdedores en lo económico y político que se aprovechan de esas divisiones. En lugar de buscar puntos de coincidencia, hacen todo lo posible para exacerbar las divisiones.

Creo en el patriotismo pero me preocupa el nacionalismo. Todos nos vemos beneficiado con la globalización, en muchos aspectos, pero también es una espada de doble filo porque la gente parece perder su identidad y su sentido de pertenencia.

No creo que el presidente Donald Trump sea fascista. Es antidemocrático; no respeta instituciones democráticas como la libertad de prensa, a la que llama “enemiga del pueblo”.

Es mejor sobrestimar el populismo que suponer que todo está bien cuando no lo está. La realidad es que el índice de aprobación de Trump está subiendo, no cayendo. Los políticos republicanos tienen miedo de oponerse a él. Cada semana cambia el carácter del debate político. Ya lo dijo Mussolini: “Si le arrancas a la gallina una pluma a la vez, la gente no se dará cuenta”.

Por el solo hecho de que vea indicios de fascismo, no significa que necesariamente sea el mismo fascismo que presenciamos durante el siglo XX. El Tercer Reich no reaparecerá. La democracia se remota a los antiguos griegos y se la ha practicado de diversas maneras a lo largo de la historia. Al final, la democracia liberal se impulsó. “Concesiones mutuas” es una buena expresión, es el elemento básico de la democracia. Hay líderes que operan sobre la base de exacerbar las divisiones de la sociedad para su propio beneficio. Así, destruyen la posibilidad de encontrar puntos de coincidencia.

Se discute qué viene primero, el desarrollo político o el desarrollo económico. La gente quiere votar a sus representantes y quiere comer. La conclusión es que la democracia tiene que aportar resultados. Y se tiene la sensación, en algunos lugares, de que la democracia no ha abordado de manera realmente eficaz la creciente división entre los pobres. Los ciudadanos demandan empleo, un sistema de salud que funcione, educación. Los populistas ofrecen soluciones aparentemente fáciles. Dicen: Tengo una respuesta fácil para ustedes” y eso es lo que vemos hoy.

El contrato social mantenía unidas nuestras sociedades se ha roto. La gente renunció a algunos de sus derechos individuales para ser protegida por el Estado y para que el Estado también le provea cierto número de servicios. Pero a través de los años ninguno de los dos ha respetado a su parte del acuerdo. El Estado descuido a los ciudadanos y los ciudadanos evadieron impuestos y están dispuestos a dejarse seducir por los populistas. Me parece que ahora tenemos que dilucidar cómo volver a hacer del contrato social algún tipo de contrato genuino en el que ambas partes sepan qué se supone que hagan. Estamos en un periodo en que tanto la extrema izquierda como la extrema derecha sacan partido de las divisiones e incertidumbres para exacerbarlas.

Muchos aún creen que la política exterior de los EE.UU viene en segmentos de cuatro años. Pero no es así. Hemos tenido 70 años de buenas relaciones con Europa, no siempre exactamente iguales. Hemos tenido muchos altibajos y así es como vemos al gobierno actual. Con este presidente, las relaciones transatlánticas atraviesan un período difícil pero no creo que debamos darlas por perdidas. Perdurarán.

Pese a las controversias recientes, la OTAN sigue siendo la institución más potente y versátil del mundo en su tipo. Todos los miembros de la alianza acordaron en el pasado destinar por lo menos el 2% de su PBI al gasto de defensa. Al pedir apoyo a esta norma, Trump sólo se hace eco de lo que decían presidentes estadounidenses anteriores, y también líderes de la OTAN. No hay nada particularmente llamativo en que jefes de gobierno estadounidense o europeo se reúnan con el presidente de Rusia. Sin embargo, es vital que los líderes de ambos lados del Atlántico reafirmen su compromiso con una sociedad cooperativa y productiva. La alianza tiene la misma fuerza que los lazos de amistad y confianza que hay entre sus miembros.

La doctrina revisada de la OTAN busca defender a los Estados miembros de las amenazas a la seguridad tanto directas como indirectas, nuevas y viejas. La OTAN, por lo tanto, tiene un papel claro de proteger a sus miembros de las posibles agresiones de Rusia y contener la amenaza que plantean los ciberataques y el terrorismo internacional. Sin embargo, como alianza militar, la OTAN no interfiere en asuntos de política civil como la inmigración que conciernen a los gobiernos nacionales y la UE.

Espero que, durante la cumbre de la OTAN en Bruselas, el presidente Trump y los líderes de la alianza tengan tiempo para hablar de un abordaje coordinado de los diversos temas relacionados con Rusia. Tengo la esperanza de que acuerden seguir apoyando la soberanía de Ucrania, un final negociado para la guerra en Siria y el rechazo por Rusia en las elecciones democráticas.

La Unión Europea tiene problemas internos: la forma en que están comportando Hungría y Polonia y determinar qué estructura pueden usarse para hacer frente a eso.

El mundo está sumido en el caos. Las instituciones occidentales, tal como las personas a los 70 años, necesitan algunas refacciones. Quizás este sea el momento. Necesitamos que las mejores mentes traten de resolver los problemas del siglo XXI.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Alumnos del interior visitaron al Gobernador

15/11/2018 – Las delegaciones escolares que visitaron fueron el Colegio Agro técnico…