Inicio Opinión ETCÉTERA: ¿QUIEN ES BOLSONARO? | 7miradas

ETCÉTERA: ¿QUIEN ES BOLSONARO? | 7miradas

12 minuto leer
Comentarios desactivados en ETCÉTERA: ¿QUIEN ES BOLSONARO? | 7miradas
0

El 8 de mayo de 1970 el guerrillero Carlos Lamarca buscó refugió en las inmediaciones del tranquilo pueblo de El Dorado, en el estado de San Pablo. Lo buscaban fuerzas militares. Allí vivía junto a sus padres y cinco hermanos Jair Mesías Bolsanaro de 15 años. Fue él, conocedor de la zona,  quien los guio por el monte. Tres años después se incorporó al Ejército. A los  18, ingresó a la Escuela Preparatoria de Cadetes del Ejercitó. Fue trasladado a la prestigiosa Academia Militar de las Agujas Negras (AMAN), en Resende, Río de Janeiro donde establo amistad con varios compañeros que ahora la mayoría ya como generales de reserva forman parte del núcleo duro de su campaña que diseña políticas públicas para su gobierno. Integró la Brigada de Infantería Paracaidista, con el rango de capitán. El progresismo se escandaliza por esas afinidades.

“Sospecho que las fuerzas militares mismas serán las primeras en frustrar cualquier intento de utilizarlas que vaya más allá su autoridad constitucional ya que, en última instancia, esto las amenaza en términos legales e institucionales”, afirma Evan Ellis, profesor en la Escuela de Guerra del Ejército de Estados Unidos.

A la mayoría de los votantes no le importa la suspicacia opositora. Quieren que el nuevo Presidente destruya al establishment político al que consideran irremediablemente corrupto e incompetente.  Incluso el PT. Consideran sus comentarios como un cambio renovador de la irritable corrección política asociada a la izquierda. “Se transformó en un punto de convergencia para diversos e innumerables puntos de descontento con un sistema político corrompido hasta la médula”, afirma Daniel Aarao Reis, profesor de historia contemporánea de la Universidad de Federal Fluminense de Niterói

Descendiente de inmigrantes italianos y alemanes, de familia de clase media baja, la madre les inculcó desde su  infancia una fe católica, que entrevera hoy con el credo evangélico de su actual mujer Michelle de Paula. O sea se conecta con la mayoría religiosa –un 80% de la población.

Por aquellos años conoció a su primera esposa, Rogéria Braga madre de sus tres primeros hijos: Flavio (37, actualmente diputado estatal en Río de Janeiro y recién elegido senador), Carlos, (35, concejal de la ciudad de Río de Janeiro) y Eduardo (34, reelegido diputado). La propia Rogéria fue concejala con la ayuda de su esposo, cuando este comenzó su carrera legislativa.

Bolsonaro pasó 17 años en el Ejército, en diferentes sitios en los estados de Río de Janeiro y Mato Grosso so Sul. Sus superiores lo calificaron como una persona ambiciosa, agresiva y con una intención de liderar a sus camaradas.

Dejó la carrera de las armas, pasó a la reserva y se presentó como candidato a concejal por el Partido Demócrata Cristiano. En la Asamblea Legislativa de Río estuvo un año. Hizo alianzas políticas locales que mantiene hasta hoy a través de su hijo; se ocupó  de tratar cuestiones militares y en el  Congreso nacional fue elegido diputado 1991 y hoy está al final de su séptimo mandato. Eso transitando por nueve partidos políticos.

A principios de este año se hizo Partido Social Liberal (PSL), y lo convirtió en una importante significativa fuerza en el Congreso. En la primera vuelta electoral, el PSL pasó de 8 a 52 diputados y de no tener ningún senador a cuatro bancas.

Como diputado sobresalió con sus comentarios controvertidos a favor de la dictadura y a la  equidad salarial entre hombres y mujeres, su rechazo a la homosexualidad, sus declaraciones racistas y xenófobas, y su ya célebre ataque a una colega diputada a la que le dijo que era tan fea que no merecía ni ser violada.

El gran cambio político de Bolsonaro ocurrió a partir de las masivas protestas de 2013 en reclamo de mejores servicios públicos en todo el país y contra de los gastos para estadios e instalaciones del Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río 2016. Bolsonaro percibió la insatisfacción mayoritaria de la población con la “vieja clase política” y a fortalecer imagen de “antiestablishment”. Consagró su imagen pública durante el proceso de impeachment a Dilma Rousseff, cuando en el debate en la Cámara, en mayo de 2016, dedicó su voto al fallecido coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, quien tuvo presa a la ex mandataria durante la dictadura.

Desde entonces se enfocó en la presidencia, con un discurso anti izquierdista, de recuperación moral, de busca la vuelta de valores familiares tradicional y de mano dura frente a la corrupción y la  criminalidad. Fue junto a líderes de la llamada “bancada BBB”, diputados evangélicos, productores del agronegocio y los expolicías y militares ligados a las cuestiones de seguridad pública.

Las redes sociales le sirvieron de plataforma perfecta para difundir su discurso moralista y de vocablos fuertes. Sus mensajes por Facebook, Twiter e Instagram se volvieron virales gracias a que son simples de entender, con soluciones fáciles que la gente quiere oír.

Los mercados tienen grandes expectativas en relación con el nuevo presidente. A diferencia del PT, al que se acusa de destruir la economía durante la presidencia de la sucesora de Lula da Silva, Dilma Rousseff, Bolsonaro formó un equipo económico integrado por tecnócratas que respondan a su asesor Paulo Guedes, un financista graduado de la Universidad de Chicago.

Si logra implementar las reformas, esto podría propiciar un nuevo círculo virtuoso para Brasil, afirma Tony Volpon, economista de UBS. La recesión que comenzó en 2014 ya hizo caer más de siete puntos porcentuales a la economía de Brasil.

La principal reforma, sin embargo, es la reforma del costoso y, en general, injusto sistema previsional, que permite a muchos trabajadores jubilarse con poco más de 50 años y beneficia a funcionarios públicos bien remunerados. Bolsonaro apoya algún tipo de reforma previsional.

Según Fernando Henrique Cardozo, la actual etapa del capitalismo, tecnológico- financiera, “está fragmentando las viejas clases y disolviendo sus cementos de cohesión, volviendo vacías las ideologías que les correspondían”. Y define “Bolsonaro es una hoja seca impulsada por el vendaval de todas estas transformaciones. Simboliza el ansia del orden ante el miedo a lo desconocido”


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Alumnos de Pinto visitaron Casa de Gobierno

20/11/2018 – En el marco del programa “Conociendo mi Provincia” alumnos de la escuel…