Inicio Internacionales Europa alerta de un brote de botulismo en pacientes que se operaron para perder peso

Europa alerta de un brote de botulismo en pacientes que se operaron para perder peso

10 minuto leer
Comentarios desactivados en Europa alerta de un brote de botulismo en pacientes que se operaron para perder peso
0

El Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) ha alertado de un brote con 14 casos de botulismo en pacientes que viajaron a Turquía a someterse a una operación para adelgazar entre el 22 y el 25 de febrero. Se trata de 12 personas procedentes de Alemania de mediana edad, una paciente de entre 25 y 44 años de Austria y otro posible caso de entre 45 y 64 años residente en Suiza. En España, el Ministerio de Sanidad no tiene constancia de ningún caso comunicado hasta este lunes y mantiene «una vigilancia activa y una constante monitorización».

Según consta en el último boletín epidemiológico semanal del ECDC relativo a las enfermedades que suponen una amenaza en activo, publicado el 10 de marzo, hasta el pasado viernes se han contabilizado un total de 14 casos y todos ellos viajaron a Turquía para someterse a una operación para perder peso. Diez de ellos, en la misma clínica de Estambul, por lo que el brote de botulismo es «aparentemente yatrogénico».

La intervención consistía en una inyección intragástrica de toxina botulínica, que es un tratamiento para la obesidad por sus efectos de retraso del vaciamiento gástrico y la inducción de saciedad temprana, con la consiguiente disminución de la ingesta y la pérdida de peso, según se explica en este estudio de endocrinos de la Universidad de Málaga publicado en el portal del Instituto de Salud Carlos III.

Según el informe del ECDC, los 12 casos reportados en Alemania proceden de diferentes regiones del país germano y todos son adultos de mediana edad que se sometieron a tratamientos con entre 1.000 y 1.500 unidades de toxina botulínica intragástrica en Turquía entre el 22 y el 25 de febrero de 2023. Los cuadros clínicos van de leves a graves y hay varios casos que han sido hospitalizados, entre los cuales hay pacientes que han necesitado atención en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). 

Las autoridades europeas informaron de que de ocho casos de los que se dispone información, «todos recibieron tratamiento en la misma clínica en Estambul». Según lo que se sabe hasta el momento, «no hay indicios de que el tratamiento esté siendo organizado por una compañía comercial de viajes médicos en este momento», sino que los pacientes contaron que se organizaron por cuenta propia a través de un grupo de WhatsApp para comunicarse con el hospital

El Ministerio de Sanidad ha asegurado a 20minutos que hasta este lunes por la mañana no ha recibido notificación de ningún caso. En este sentido, «se mantiene una vigilancia activa y una constante monitorización», han agregado. Sin embargo, el ECDC no descarta que se detecten nuevos casos, «particularmente entre las personas que hayan viajado a Turquía a someterse a tratamientos con inyecciones intragástricas de toxina botulínica». A estas personas, agrega el informe, se les recomienda acudir a un centro médico «tan pronto como sea posible» en caso de presentar síntomas compatibles con el botulismo: dificultad respiratoria y/o para tragar, debilidad muscular generalizada o ptosis (cuando el párpado superior cae sobre el ojo).

Respecto a la paciente de Austria, se trata de una mujer de entre 24 y 44 años que necesitó atención hospitalaria y que también recibió el 22 de febrero una inyección intragástrica de toxina botulínica en la misma clínica que ocho casos de Alemania y el posible caso de Suiza, que también es una mujer, de entre 45 y 64 años, y también se sometió al mismo tratamiento para perder peso. 

El ECDC recuerda que, en raras ocasiones, las personas que se tratan con inyecciones de toxina botulínica (como por ejemplo para disimular las arrugas o para la espasticidad muscular) pueden desarrollar botulismo yatrogénico si se les inyecta una dosis excesiva. 

Antecedentes

Esta no es la primera vez que se informa de casos de botulismo tras una inyección intragástrica de toxina botulínica: en 2019, Francia reportó un caso sospechoso de una joven paciente que se había sometido a esta intervención para perder peso en Egipto y tuvo que ser hospitalizada en Francia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta en agosto de 2022 tras detectar cinco lotes falsificados de toxina botulínica en Jordania, Turquía, Kuwait, Reino Unido y Polonia. La OCDC recuerda que también se han registrado brotes de botulismo yatrogénico en el pasado vinculados a la utilización de toxina botulínica falsificada o sin licencia en países como Turquía y Egipto, donde estos tratamientos se ofertan a precios mucho más económicos que en países europeos. Respecto al actual brote, las autoridades europeas desconocen por el momento si los lotes empleados son los falsificados detectados el año pasado.

Los síntomas del botulismo pueden ser muy graves y la recuperación completa puede alargarse de semanas a meses. La mortalidad para los casos de botulismo transmitido por alimentos es de entre el 5 y el 10 por ciento, pero no se disponen de datos relativos al botulismo yatrogénico.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

JxC presiona a De Loredo para que defina su futuro político – NCN

La no definición de Rodrigo de Loredo respecto a su futuro político provoca preocupación y…