Inicio Opinión FENÁNDEZ & FERNÁNDEZ: LAS VOCES

FENÁNDEZ & FERNÁNDEZ: LAS VOCES

20 minuto leer
Comentarios desactivados en FENÁNDEZ & FERNÁNDEZ: LAS VOCES
0

Jaime Duran Barba: “Cristina es una candidata poderosa porque es líder de un importante porcentaje de argentinos que quiere una sociedad autoritaria en la que se protejan sus intereses. Se sienten inseguros con la democracia. Una candidata con esa fuerza no va a dejar el poder, debe ganarlo por sí misma o poniendo a un testaferro que controle. El misterio y la sorpresa son juegos de poder típicos del  kirchnerismo.

Esta fórmula no sube el techo de Cristina y le baja el piso. Varios seguidores de ella ven mal a Alberto Fernández. Cristina anunció que su fórmula estaría integrada por Alberto Fernández para presidente y ella misma para vicepresidente. Logró cosas únicas: es la primera vez que el candidato a vicepresidente anuncia quién sería “su” candidato a presidente en el continente. Deja en claro quién es el que manda. La segunda cosa única es que con la imagen de Alberto endureció su techo y perdió la solidez de su piso.”

 

Andrés Malamud. “La grieta te aprieta: como adentro de un compresor de chatarra, el que se queda en el medio muere estrujado. Al correrse hacia el centro, Cristina obliga a Macri a hacer lo mismo. Los votos talibanes ya los tienen, ahora compiten por los moderados.

A Macri le pegó donde le duele: en la economía y en la interna. De la economía relató el sentido común, que no favorece al Gobierno. A la interna de Cambiemos, llámese Plan V, H o L, la atizó con una frase: “Los dirigentes debemos dejar de lado las vanidades personales y yo estoy dispuesta a aportar desde el lugar que pueda ser más útil” El kirchnerismo ya empezó a pacmanizar al peronismo residual. El Gobierno reaccionó como siempre: en negación. Es la primera etapa, después se enojan. A esta altura ya estarán masticando encuestas. En cualquier caso, el desafío los forzará a innovar.

La substancia ideológica del mensaje es simple: nacionalismo popular mata izquierdismo y antiimperialismo. Hoy pocos se acuerdan, pero en 2015 Macri quería volver al mundo suave de Obama. Cristina, en cambio, está cómoda en el mundo áspero de Trump.

La decisión de Cristina consolida la grieta, pero la modera: habrá dos polos menos polarizados. Es una mala noticia para el peronismo federal. Es una buena noticia para el Gobierno, pero un problema para Cambiemos. No está dicho que sea malo para la Argentina, gane quien gane.

 

Luis Tonelli. “Finalmente, ese cisne negro apareció. Y haciendo gala de su definición –como fenómeno inimaginable en su ocurrencia– nadie previó que Alberto Fernández podría ser ungido por la ex presidenta como el candidato presidencial de una fórmula con ella como vicepresidenta y consecuentemente ha sumido en la perplejidad a todos.

Pero también dentro del oficialismo están los que dudan si con Alberto Fernández la grieta sigue –o por lo menos, con la intensidad suficiente para sostener en ese certamen de negatividades que Macri pueda ganar por tener un poco menos de imagen negativa que CFK–. Por el contrario, dicen: “La grieta fue. Y Macri como candidato también. Hay que pensar rápido en otra cosa”.

Si la grieta se modera, el denominado “peronismo racional” está en problemas. Alberto Fernández transitó ese centro que nunca terminó de cuajar. Y si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña. Y en este caso, fue la ex presidenta la que movió hacia el centro (en términos electorales), cuando el centro todavía se debate en cómo constituirse.

Si el kirchnerismo consigue cambiar la lógica de la polarización, buscando seducir ese centro vacante (exactamente lo contrario a lo que hizo en 2015, perjudicando la candidatura de Daniel Scioli), entonces Cambiemos tiene que también cambiar la estrategia política que tanto resultado le había dado hasta el momento.”

Carlos Fara “Cristina tiene una imagen tan potente que es difícil decir que ahora el contrincante es Alberto Fernández, estando ella en la fórmula. Desde ese punto de vista, veremos qué dice en los estudios el por lo menos 40% que prefiere que no haya grieta. ¿Creerán que “el peligro CFK” ha desaparecido? ¿El oficialismo debe entonces revisar sus cálculos previos?

Con un solo video que sorprendió a todos, CFK logró una vez más hacer una jugada maestra, obligando a todos los demás a revisar sus estrategias. No es una movida de jaque mate, pero puede serlo. La moneda sigue en el aire.”

 

Jorge Raventos. “La designación de Fernández tanto como la reciente visita a la sed del Partido Justicialista muestra la intención de disputarle en todos los frentes los votantes justicialistas al peronismo federal. Ese es el primer frente.

El otro blanco de la señora de Kirchner es Cambiemos. Su original resolución de la fórmula propia no conmueve la rígida línea polarizadora que orientan los estrategas de la Casa Rosada (a lo sumo, le exige alguna variante creativa), pero golpea sobre el flanco radical de la coalición.

El peronismo -con la victoria de Schiaretti en Córdoba y con la “extravagancia” de la fórmula de CFK- le puso su firma a la semana que termina.”

 

Santiago Fioriti. La polarización no corre peligro y Alberto Fernández no asoma como un candidato que pueda irrumpir como la renovación, mucho menos como “lo nuevo”. Un fantasma recurrente en el poder es que aparezca un nombre nuevo y atractivo para seducir al 50 por ciento del electorado que hoy dice en las encuestas que no quiere votar ni a Cristina ni a Cambiemos. Es muy temprano para analizar cuánto afectará la estrategia del Gobierno la jugada de Cristina, pero las primeras conversaciones que mantuvieron quienes se abocan a esa tarea es que nada debería alterar los planes. “Se vota a Mauricio o se vuelve al pasado”, será uno de los mensajes de la campaña.

El volantazo de Cristina encuentra a Macri en medio de una fuerte movida interna de sus socios radicales por ampliar Cambiemos y, eventualmente, por desafiarlo a una interna con un candidato propio. El Ejecutivo se resiste, pero el 27 de este mes, en Parque Norte, podría alumbrar un documento con la definición.

Alfredo Cornejo. Me parece que es una nueva trampa de Cristina. Es Cámpora al Gobierno, Perón al poder. Para los más jóvenes, es poner a alguien que luego se lo maneja de atrás. Hoy está más vigente que nunca la posibilidad de incorporar peronistas no kirchneristas”.

 

Sergio Berensztein. Para un líder debilitado y cuestionado dentro de su propia coalición como lo es Mauricio Macri, la candidatura de Alberto Fernández representa una mala noticia. La imagen del presidente tenía la potencialidad de recuperar cierto atractivo anteponiéndose a una figura polarizada e ideológica distinta; sin embargo, vis a vis un perfil moderado, pragmático y flexible como el de Alberto Fernández las dificultades serán mayores.

Las tensiones dentro de Cambiemos se van a multiplicar en las próximas horas, sobre todo por parte de aquellos sectores que cuestionaban la candidatura de Macri, particularmente los radicales. La convención partidaria del 27 de mayo tendrá una gran repercusión, si es que no hay novedades relevantes antes.

La candidatura de AF ratifica la preeminencia del votante moderado en este ciclo electoral. Como es evidente, analizando el comportamiento electoral en las provincias en las que se desarrollaron hasta ahora, en todos los casos hubo un predominio de los oficialismos, que en general son gobiernos de coalición muy plurales liderados por un gobernador perteneciente a uno de los partidos históricos (PJ o UCR) o una fuerza de raigambre local. Ningún candidato relativamente radicalizado tuvo éxito, sino que, por el contrario, hubo fenómenos de polarización que los perjudicaron (como en Neuquén y Río Negro.)

 

Federico Aurelio “Cristina ha tomado una decisión pensando en una fórmula con capacidades complementarias a las que podía ofrecer su candidatura presidencial… La expresidenta destacó en su mensaje que la “Argentina necesita convocar a los más amplios sectores sociales, políticos y económicos. Consciente de las dificultades que tiene su posicionamiento, eligió un dirigente que conoce hace más de 20 años, que tuvo desavenencias, pero que mostró a lo largo de su trayectoria capacidad de diálogo aun con sectores enfrentados al kirchnerismo.

 

Juan Mayol, de Opinaia. Es una “decisión audaz de inciertos resultados…El objetivo es ampliar el núcleo de apoyo en primera vuelta y, fundamentalmente, garantizar un triunfo en un eventual ballottage frente al presidente Mauricio Macri, de incierto resultado si Cristina liderara la fórmula busca consolidar el 30% de voto kirchnerista y expandir el apoyo lo más posible al amplio 40% que hoy se siente decepcionado con Cambiemos. Su figura puede generar el mismo rechazo en núcleos ajenos que la de Carlos Zannini en 2015 con Scioli. Alberto Fernández presenta valores de imagen negativa cercanos al 70%” y en principio, se relativizan los efectos de expansión buscada”.

Hugo  Haime “El anuncio mueve el tablero político y es una operación política que recién comienza La ex presidenta necesitaba hacer una apertura política hacia otros sectores del peronismo y de la sociedad, y este anuncio no termina aquí. El anuncio generó adhesión de Massa y algunos gobernadores, y debemos esperar más novedades. El radicalismo continuará intentando replantear la formula oficialista y de allí debemos esperar novedades también. Al Gobierno se le abre el peor de los escenarios. La unidad del peronismo lo pone en una situación fuertemente comprometida. Y el golpe final podría ser que finalmente Cristina en pos de la unidad termine estando fuera de la fórmula”.

 

Lucas Romero, Synopsis, “esta elección se resuelve entre los moderados y hay una decisión de la expresidenta de correrse de la fórmula para poner un candidato que intente una fórmula más moderada para seducir a los moderados que tienen un sentimiento refractario hacia la expresidenta. Se queda en la fórmula, porque necesita orientar sus propios votos y que en una primaria sus votos no se dispersen entre diferentes candidatos. Posiblemente busque a Massa para esa oferta”.

 

Raúl Aragón “¿Puede Alberto Fernández ser el próximo presidente o sería Alberto al gobierno y Cristina al poder? ¿Esta  decisión tiene una correlación con el conflicto de la Corte Suprema con su primer juicio oral? Es curioso que esta decisión se inscriba justo en este momento, cuando le hubiera convenido mantener la incógnita hasta el límite del cierre de listas”, dijo Aragón. “esto remueve hasta cierto punto el fantasma de Cristina, que asusta a algunos sectores de la economía y abre el diálogo con el peronismo”.

 


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

JUDICIAL: LOS FERNÁNDEZ. | 7miradas

Una vez más, el ámbito de la justicia se ve alterado por factores ajenos a su propia activ…