Inicio Opinión    FMI: Los costos del plan

   FMI: Los costos del plan

14 minuto leer
Comentarios desactivados en    FMI: Los costos del plan
0

 

El presidente Alberto Fernández se propone solucionar el problema con el FMI. Mandará a principios de diciembre un programa económico al Congreso para buscar respaldo de Juntos por el Cambio, y llevarlo para obtener la venia del staff de Fondo.

A su vez, el portavoz del Fondo, Gerry Rice, insiste: “Trabajamos para un entendimiento sobre un plan integral que aborde en forma duradera los desafíos económicos y sociales más urgentes de la Argentina, fortalezca la estabilidad económica y ataque la alta inflación, que afecta de manera desproporcionada a los más vulnerables…Es importante que este plan tenga amplio respaldo político y social”.

Principios de diciembre” anticipa el Presidente.  Falta al Gobierno ajustar la opinión del dúo Fernandez y a la oposición. No hay indicios sobre un plan común.

Es una cuestión que examinan aquí dos interesantes y responsables economistas. Y el tiempo corre entre populosas marchas deprotesta o festejo, las agresiones políticas entre las dos coaliciones y el sinsabor dolorido y triste de la gente de a pie.

Se trata de llegar al acuerdo final hacia enero y evitar la incertidumbre hasta marzo, con vencimientos críticos. «Si ya estuviésemos de acuerdo en todo, ya habría acuerdo», dijo el ministro Guzmán. “Nosotros no vamos a firmar un ajuste. El gasto social explica el 65% y es el más difícil de cortar”.

Guillermo Rozenwurcel*. “Mientras la indefinición prevalece en el ámbito de la política, la dinámica de la economía no se detiene. Los problemas de hoy son los mismos que los de los días previos a las elecciones pero, a diferencia de entonces, los ciudadanos de a pie y los principales actores económicos están esperando definiciones que ya no pueden seguir postergándose a riesgo de que la crisis se acelere y profundice.”

“No parece haber más espacio para que el Gobierno continúe el mismo curso de acción que hasta ahora, pateando para adelante la solución de los problemas.”

“Con las reservas prácticamente agotadas y la necesidad de conseguir recursos para hacer frente a los próximos vencimientos de diciembre y marzo, que totalizan casi 5900 millones de dólares entre diciembre y marzo próximos, no hay margen para nuevas dilaciones si se quiere evitar un default con el Fondo de consecuencias catastróficas.”

“El propio Presidente pareció admitirlo cuando anunció que el Gobierno elaborará un programa económico plurianual que se propone acordar con la oposición en el Congreso y, sobre esa base, buscar el tantas veces postergado acuerdo con el FMI.”

“Lo que a primera vista parecería una muestra de sensatez no lo es tanto apenas se analiza con más detalle la iniciativa. En primer lugar, esperar que la oposición comparta los costos del ajuste que inevitablemente involucrará el acuerdo parece como mínimo ingenuo o, más bien, malintencionado si pretende hacerle cargar a la oposición las culpas de un inevitable rechazo al llamado a colaborar con el Gobierno en las presentes circunstancias.”

“En segundo lugar porque el gobierno no parece tener noción de lo que involucra la negociación con el Fondo, que más allá de algunos escarceos irrelevantes, aún no ha comenzado.”

“Las exigencias del FMI, donde es determinante la posición del Tesoro americano, incluirán en materia de estabilización la devaluación cambiaria, la actualización de las tarifas públicas y una política monetaria y fiscal contractiva que apunte a reducir la inflación.”

“Además, si lo que se negocia, como no parece haber otra alternativa, es un Plan de Facilidades Extendidas, el acuerdo involucrará una serie de reformas “estructurales” entre las cuales estarán, de cajón, la reforma previsional y la impositiva.

Cualquiera sea el plan que finalmente se acuerde, habrá inevitablemente costos para el país en materia de actividad, empleo e ingresos. Pero para alcanzar un ajuste sea socialmente factible, que evite un shock inflacionario, financiero y cambiaria que deje la economía y la sociedad patas para arriba y que, por el contrario, minimice esos costos y los distribuya equitativamente, el plan no puede tener como guión las recetas estándar del FMI.

Y para eso se requiere ir a la negociación con un equipo profesional competente y una propuesta propia consistente y técnicamente irreprochable.

A nuestro juicio, muy sintéticamente, una propuesta posible debería incluir una salto cambiario inicial moderado (en vez de una maxidevaluación) seguido de ajustes mensuales que acompañen la inflación, un sendero plurianual creíble de ajustes tarifarios (en vez de un tarifazo por única vez) y una desindexación de precios y salarios por medio de un acuerdo de duración limitada, seguido por la apertura de paritarias con un horizonte de inflación sustancialmente menor al actual.

Ese conjunto de medidas, por supuesto, debe ir acompañado por el compromiso de una reducción progresiva del déficit fiscal y de un programa monetario consistente con la desaceleración de la inflación.

Negociar con el FMI a partir de una propuesta propia es factible, como lo muestran los acuerdos logrados tanto por el equipo de Sourrouille en el Plan Austral, como por el de Cavallo en la Convertibilidad.

Hasta ahora, sin embargo, más allá de una retórica vacía, el Gobierno no ha dado indicios de contar con una propuesta propia consistente. Tampoco, más allá de algunos nombres propios rescatables, de tener un equipo profesional competente liderado por un Ministro con suficiente poder de conducción.

 

Guillermo Rozenwurcel* Licenciado en Economía por la Universidad de Buenos Aires (UBA), Master por la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro y Doctor por la UBA. Es autor de “Argentina: una estrategia de desarrollo para el siglo XXI” Editorial Teseo).

 

Juan Carlos de Pablo*. El domingo pasado el presidente de la Nación anunció que enviará al Congreso un programa económico plurianual, que incluirá entendimientos con el FMI. ¿Alguien tiene alguna idea del fenomenal desafío técnico, que en esta Argentina tan fluida y volátil, plantea la elaboración de un programa económico para, digamos, los próximos cinco años?

Que nadie se ofenda, pero ¿alguien puede creer que los actuales funcionarios del área económica están en condiciones de realizarlo? En términos del calendario, ¿desde hace cuántas semanas un notable grupo de profesionales idóneos lo está elaborando en secreto? ¿O es que recién ahora se van a poner a trabajar en esto?

¿Sabe quién tiene programas económicos plurianuales, enlatados, donde está todo escrito, excepto el nombre del país y algunos numeritos (como en los contratos de alquiler)? ¡La burocracia del FMI! Que para cuidarse las espaldas exigirá más de lo que debe, ignorando la debilidad política del actual gobierno.

Aquí y ahora, la secuencia deseable es la siguiente: 1) el oficialismo termina absorbiendo el resultado de las urnas; 2) algún miembro del Poder Ejecutivo, con sentido de gestión, reorganiza el área económica y 3) un ministro de economía a cargo, plantea objetivos modestos, para transitar un par de años, en un contexto de debilidad política.

Esto es lo mejor que puede pasar, pero, ¿qué es lo que va a pasar? Nadie lo sabe. Es fácil imaginar el techo de lo que puede ocurrir, no cuántos escalones descenderá la realidad. No tendremos tiempo para aburrirnos.

 

Juan Carlos de Pablo. Estudió en la Universidad Católica Argentina y en Harvard. Es doctor honoris causa en l UCEMA.​ (Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina)

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • Cuando un amigo se va

      Guillermo Roux fue un infatigable creador de afectos, memoria, experiencias, obras.…
  • ¿Dónde está Peng Shuai?

     La tenista Peng Shuai finalmente apareció pero no tanto. No se sabe dónde está y cómo est…
  • La trampa cambiaria

    Miguel Kiguel.* Que la Argentina tiene pocas reservas internacionales es un secreto a voce…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

La campaña de la Capital Navidad Ecológica genera la activa participación de vecinos y entidades

La campaña tiene por objetivo generar concientización sobre el cuidado del medio ambiente.…