Inicio Opinión FMI. UN DATO PURO Y DURO.

FMI. UN DATO PURO Y DURO.

10 minuto leer
Comentarios desactivados en FMI. UN DATO PURO Y DURO.
0

Por Jorge Arguello: La historia de la relación entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) es extensa y accidentada. Argentina representa el 42,8% del total de la cartera de préstamos del Fondo (es el máximo acreedor, lejos del segundo, Egipto, con 11,5%). Ese dato puro y duro describe con elocuencia la situación. La explica solo en parte.

También influye la magnitud de la crisis que deja el gobierno de Mauricio Macri, quien pidió asistencia financiera al FMI por primera vez desde que el presidente Néstor Kirchner saldó todas las cuentas con el Fondo en 2006, otro hito en la relación bilateral, hoy impensable.

El punto saliente aquí es que la Argentina asume ese riesgoso predominio en la cartera de préstamos del Fondo cuando la gestión y el prestigio del organismo multilateral de crédito se ven cuestionados. Y no solo por países que padecieron su mala praxis.

Las declaraciones de Steven Mnuchin, del Tesoro de Estados Unidos, sobre las perspectivas de la relación de Argentina con el FMI denotan que forman parte central de la actual agenda global.

“Argentina tiene un compromiso con el FMI. Nuestra expectativa es que este gobierno cumpla con ese compromiso y si solicita cambios, como cualquier otro país, el FMI considerará su solicitud como parte de su plan económico. Queremos que el pueblo de Argentina y la economía tengan éxito”, dijo.

El fracaso del salvataje récord del FMI sirve en los renovados planteos de revisión y reforma del organismo, fundado en 1945 (Acuerdos de Bretton Woods) bases del “orden liberal” de posguerra que tambalea entre proteccionismos y guerras comerciales que desafían el futuro de la globalización.

Los “cuatro cursos de colisión para la economía global”, definidos por el economista Nouriel Roubini incluyen la renegociación de la deuda entre la Argentina y el Fondo Monetario, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el conflicto entre Washington e Irán y el  Brexit al Reino Unido y que arrastra a la Unión Europea.

 Los sesgos y problemas en el esquema de intervención del FMI, los resultados alcanzados a lo largo de su historia y el rol protagónico de Estados Unidos en el proceso decisorio son los aspectos de las críticas que recibe el Fondo a nivel global.

Kenneth Rogoff, pregunta cómo reorientar el mandato del Fondo frente a las crisis de deuda de los mercados emergentes y hacerlo cuando a esos países se les cierra el crédito privado. Descartada la “austeridad”, dice, la única respuesta es aumentar sustancialmente los flujos de ayuda de parte de los organismos de asistencia internacional.

Las críticas de los analistas conviven con las presiones que ejercen desde hace tiempo un grupo de países en desarrollo encabezados por la que ya es hoy la segunda economía del mundo, China, que buscan aumentar su poder de voto en el directorio de FMI o sea, de decisión.

Estados Unidos, primer accionista (16,5%) detenta poder de veto en el FMI. En la reunión del Comité Monetario y Financiero Internacional del organismo postergó otra vez la discusión sobre un aumento de fondos disponibles y participación de los países en las cuotas.

La última revisión de las cuotas del FMI se precipitó tras la crisis de 2008, cuando los países desarrollados necesitaron a los emergentes, que apoyaron una respuesta global y ganaron algo de influencia.

A pesar de los cambios, Estados Unidos conservó su participación (China saltó al 6% pero quedó como tercera accionista, apenas detrás de Japón).  Es necesaria una mayoría del 85% para rediscutir el esquema de cuotas.

Las críticas y debates en torno al rol del FMI devienen en un proceso más amplio que afecta al conjunto de los organismos multilaterales.  Sobresalen las dificultades de la Organización Mundial del Comercio (OMC) ante la nueva política comercial de los Estados Unidos y su guerra comercial con China.

La relevancia que asume el caso de Argentina y el FMI por la traumática experiencia del 2001, y la importancia de nuestro país en la cartera total de créditos del organismo.

El programa stand by aprobado en 2018 es el más importante de la historia del Fondo; queda muy expuesto a lo que ocurra en el país, la cual es consciente Kristalina Georgieva, la primera jefa del organismo que procede de un país no desarrollado.

Argentina es por lejos el mayor deudor del organismo e iguala en importancia a la suma de los ocho siguientes deudores.

Para la Argentina, la deuda con organismos internacionales es uno de los aspectos de la futura renegociación de la deuda (las obligaciones con el sector privado –bajo legislación local y extranjera– e intra sector público son las otras). Los organismos internacionales representan un 21% de la deuda pública bruta, de los cuales la mayoría (65%) corresponde al FMI.

Los vencimientos de capital e intereses del acuerdo de 2018 plantean un volumen de intereses y vencimientos que aumentan desde el 2021. Es un cronograma desproporcionado si se lo compara con los actuales resultados de las cuentas externas y la capacidad de repago del país.

La posibilidad de establecer un sendero que permita a la Argentina normalizar su situación financiera se jugará en las negociaciones con el FMI, en un camino recorrido muchas otras veces desde 1958.

Solo que esta vez el “caso argentino” también pondrá a prueba el prestigio, y tal vez el futuro mismo, del propio FMI.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • Pecado capital

    Juan Grabois expresa sus ideas y las gira con una aspiración literaria y confesional en “L…
  • 16 años después

    Federico Pinedo arma su vida, que nunca será del todo privada en tanto la política es una …
  • Jugar en primera

    Bolsonaro, se considera aliado ideológico de Donald Trump. No es el caso por cierto del go…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Avanza la pavimentación en el barrio Borges y proyectan nuevas obras para los vecinos

  Dando continuidad al plan de mejoramiento de la red vial urbana, ia Intendente de l…