Inicio Opinión Formosa y los resultados de las pruebas Aprender

Formosa y los resultados de las pruebas Aprender

7 minuto leer
Comentarios desactivados en Formosa y los resultados de las pruebas Aprender
0


En su libro Pensar rápido y pensar despacio, Daniel Kahneman, premio Nobel de economía, describe los dos circuitos del cerebro para procesar información. Uno automático, toma los datos integrándolos a una matriz de interpretación predefinida; el otro deliberativo, analiza esa información detenidamente antes de sacar conclusiones. Sostiene también que normalmente usamos el circuito automático para la mayor parte de procesos, quedando el razonamiento analítico para muy pocas cuestiones.

El análisis publicado por el Observatorio Argentinos por la Educación sobre los resultados de la evaluación Aprender generó algunas sorpresas, al colocar a Formosa junto a Córdoba y CABA como casos de menor caída de aprendizajes luego de la pandemia.

Rápidamente surgieron opiniones impugnando que Formosa estuviera en esa suerte de cuadro de honor. Sin más, se cuestionó la validez de los datos de la provincia, a pesar de que la evaluación se toma con los mismos recaudos metodológicos y controles en todo el país a cargo del Ministerio nacional.

El pensamiento rápido descartó analizar detenidamente el caso, dejando de lado elementos que permiten entender estos resultados a partir de acciones concretas y de decisiones de largo plazo. Vale entonces reseñarlas brevemente.

La evaluación se aplicó en 6º grado para ponderar competencias que se desarrollan a lo largo de toda la primaria. Es un error creer que refleja solo lo ocurrido el año de la prueba. Formosa lleva más de diez años con una política de desarrollo de capacidades, que en primaria se expresa en metodologías de enseñanza consistentes a lo largo de los seis años que dan prioridad a la lectura, escritura, resolución de problemas y pensamiento lógico matemático.

El Instituto Pedagógico Provincial, junto con la dirección del nivel, desplegó una formación continua centrada en esas metodologías de enseñanza. Son más de diez años de labor sistemática con el conjunto de la docencia. La continuidad de las políticas y sus gestores es siempre una condición para los procesos de mejora. Los tres casos destacados en el referido informe lo ratifican.

Otro error es suponer que durante la pandemia la única actividad válida era la virtual. En las zonas rurales y pequeños pueblos formoseños las escuelas retomaron actividades presenciales mucho antes que las de las grandes ciudades. Así, ya hacia el último trimestre de 2020 empezó a haber clases recuperando el contacto directo. Son escuelas de bajo nivel socioeconómico, justamente las que registraron mejores resultados en términos comparativos. Es de recordar que Formosa tiene un porcentaje de población rural muy por encima de la media nacional.

Finalmente hay elementos de contexto que normalmente se relacionan con los resultados: la inversión educativa permitió mejorar la infraestructura y sostener planteles docentes, y el diálogo y acuerdos con los sindicatos docentes aseguró un clima de paz social, evitando conflictos que siempre dejan huella.

No se trata aquí de defender un gobierno sino dar reconocer el valor de dar prioridad a la educación con recursos y respaldo político a los equipos ministeriales para procesos de largo plazo.

Ellos y la dedicación de los docentes formoseños han hecho esfuerzos antes y durante la pandemia para mejorar la enseñanza de sus estudiantes. Deberíamos los especialistas dudar un poco de nuestro pensamiento rápido y analizar todos los factores antes de condenar lo inesperado.

Sergio España es miembro de la Asociación Civil Educación para Todos


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

una tormenta deja un muerto y decenas de heridos en festival de música

La tormenta que afectó al este de España el sábado dejó un muerto y decenas de heridos al …