Inicio Internacionales Francia deja a Macron sin la comodidad de la mayoría absoluta mientras la izquierda y Le Pen le preparan una legislatura exigente

Francia deja a Macron sin la comodidad de la mayoría absoluta mientras la izquierda y Le Pen le preparan una legislatura exigente

14 minuto leer
Comentarios desactivados en Francia deja a Macron sin la comodidad de la mayoría absoluta mientras la izquierda y Le Pen le preparan una legislatura exigente
0

Ganar no significa gobernar. Emmanuel Macron ya sabe que tendrá por delante una legislatura muy complicada después de que este domingo su partido, Ensemble, perdiera la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, acechado por otros dos acontecimientos importantes: la unión popular de la izquierda, encabezada por Jean Luc Mélenchon, sumó suficientes escaños para ser segunda fuerza, mientras que la ultraderecha de Marine Le Pen consiguió su mejor resultado histórico y tendrá grupo propio por primera vez desde 1986. La Francia ‘tripartita’ avisa de cinco años muy exigentes para el presidente, que por lo pronto solo podrá superar los 289 diputados que marcan la mayoría si suma con Los Republicanos.

La Asamblea Nacional, con todo, se ha convertido en una traslación de lo que ya se vio en las presidenciales: una Francia de tres polos en las que el espacio presidencial va perdiendo fuelle. Además, Macron no se podrá presentar en 2027, por lo que tendrá que buscar sucesor o sucesora. Ensemble alcanzó los 246 asientos, que sumados a los 64 de LR llegan a la mayoría absoluta. Pero en la derecha tradicional hay voces recelosas de Macron, por lo que este tendrá que sentarse a negociar. 

La segunda fuerza más votada fue la Unión Popular de Mélenchon, que pese a quedarse lejos de las expectativas, logró 142 diputados. Por lo pronto, ya ha anunciado una moción de censura contra el Gobierno para el 5 de julio. Esa cita ya servirá para empezar a medir el estado de salud del liberalismo galo. Eso sí, socialistas y verdes no quieren mantener el acuerdo y se dividirán en tres grupos parlamentarios. Así, la otra gran vencedora de la noche fue Marine Le Pen, pues su partido ha pasado de los 8 escaños en 2017 a los 89 y la desintegración de NUPES convierte a la formación en la primera de la oposición. La propia Le Pen ya ha avisado de que va a bloquear las reformas del «presidente minoritario», en referencia a Macron, comenzando por la de las pensiones. 

Un dato histórico (negativamente) para Macron

Macron se convierte en el primer presidente en los últimos 34 años que no obtiene mayoría absoluta en la Asamblea Nacional y, como primer paso, necesitará retocar el Ejecutivo porque dos de sus ministros, entre ellos la de Transición Ecológica, no revalidaron su escaño. Quien sí seguirá en el cargo salvo giro inesperado es la primera ministra, Elisabeth Borne. El camino fácil para Macron sería negociar con Los Republicanos, pero en Francia ya avisan de que se puede caer en la ingobernabilidad. Dada la situación, algunas voces ‘macronistas’ se abren incluso a sentarse con Le Pen para sacar adelante algunas políticas, aunque la líder extremista no parezca por la labor.

«Es un primer puesto decepcionante», reconocieron desde el Gobierno, con un Macron que apenas se ha pronunciado tras el resultado y que, además, se había implicado muy poco en la campaña. De hecho, ha mantenido el perfil alto con entre otras cosas la visita a Volodimir Zelenski en Kiev junto al canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi. Otra de la bazas que manejaba el presidente galo es la presidencia rotatoria del Consejo de la UE, pero su semestre se acaba el próximo 1 de julio. Todos los componentes le invitan a rearmar sus planes.

Aldo Rubert, investigador doctoral y profesor de sociología política en la Universidad de Laussane, cuenta a 20minutos «lo que podría parecer más cómodo para todo el mundo es que se forme una coalición entre LR y Ensemble» pero hay voces de Los Republicanos que no quieren eso. «Si en cambio Macron quiere gobernar con pactos puntuales no va a ser tan fácil y para Francia no es tan usual», añade, y habla de «un escenario bastante complicado».

En la izquierda tampoco las cosas son sencillas, sobre todo tras la vuelta a la división. «El pacto para las legislativas de la NUPES ya era de por sí que cada partido tuviera un grupo parlamentario propio, pero contaban con ser la primera fuerza de la oposición porque RN tendría unos 60 escaños. Eso no ha sido así», comenta Rubert, que se apoya además en datos: «La izquierda consigue un resultado que es más que el doble de 2017, pero si nos basamos en el voto absoluto el porcentaje de apoyo es parecido al de entonces. El hecho de que haya ido unido permite superar el obstáculo de las dos vueltas».

Lo que es llamativo es que RN ha conseguido por sí sola un resultado incluso superior al de la Francia Insumisa

La noticia de la noche, con todo, estuvo en el ascenso de la ultraderecha. «Lo que es llamativo es que RN ha conseguido por sí sola un resultado incluso superior al de la Francia Insumisa«. En cualquier caso, el experto es «cauto» al hablar de una ruptura del frente republicano contra la derecha radical. «Las elecciones legislativas los franceses las viven como unas elecciones de segunda, porque les da la impresión de que te juegas menos y sobre todo cuando tu partido ha sido eliminado se da menos importancia a la segunda vuelta. El hecho de no verlo tan en grande cambia un poco el panorama». 

Asimismo, recurre a los sondeos que ya se conocen para tomar las cosas con perspectiva. En alguna encuesta, por ejemplo, se recoge que «en un cara a cara Macron-Le Pen, un 45% de la NUPES se abstendría, un 31% habría optado por Ensemble y un 24%habría votado a RN». Así, Rubert sostiene que «habrá que esperar a encuestas poselectorales con muestras más significativas, pero podemos ver que el pacto republicano en comicios en los que lo nacional no importa tanto se ha debilitado. Además, en los duelos NUPES-RN, el 48% de los candidatos de Macron no dio ninguna consigna».

Por su parte, Bernardino León Reyes, director de Future Policy Lab profesor asociado de Science Po añade que «probablemente nos vayamos a una legislatura corta o no cumpla los cinco años porque Los Republicanos ya han dicho que no habrá una coalición» porque no quieren «ser un socio minoritario, dado que ese tipo de acuerdos acaban debilitando al actor más pequeño». León ni siquiera descarta que «Macron convoque elecciones legislativas pronto» viendo el panorama.

Probablemente nos vayamos a una legislatura corta o no cumpla los cinco años

El profesor considera que NUPES «puede sobrevivir porque el sistema de doble vuelta exige este tipo de acuerdos y con la alianza se rompió el tabú de que el partido más a la izquierda lidere esa coalición. Los resultados, con todo, han sido muy buenos, aunque no sean los esperados». En palabras de León «aunque no vaya a ser un único grupo en el Parlamento, quiero pensar que sí va a ser la receta para las próximas presidenciales». Eso sí, asume que el frente republicano contra la ultraderecha «si no se ha roto, sí que se ha resquebrajado por algunas partes porque si en las presidenciales Macron movilizó el discurso del combate entre él y la extrema derecha» ahora «jugó a repetir esa retórica pero esta vez en contra de la extrema izquierda». El plan, en definitiva, no le ha salido del todo bien a Macron… y la legislatura se le puede hacer muy cuesta arriba.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Día internacional de las pymes – Más de 150 empresarios pymes celebraron su día en el Senado de la Nación – NCN

Más de ciento cincuenta representantes de entidades Pymes del país participaron en el Sena…