Inicio Internacionales Francia, en alerta máxima por otra protesta que desafía a Macron

Francia, en alerta máxima por otra protesta que desafía a Macron

11 minuto leer
Comentarios desactivados en Francia, en alerta máxima por otra protesta que desafía a Macron
0














Cerca del Arco del Triunfo, preparativos para la protesta Fuente: Reuters – Crédito: Philippe Wojazer


El gobierno movilizó a 89.000 efectivos y tomó medidas excepcionales por la manifestación de hoy de los “chalecos amarillos”; el arresto de 151 estudiantes en un suburbio de París aumentó la ira contra el presidente




PARÍS.- Francia está desde ayer en pie de guerra, después de que el gobierno de Emmanuel Macron, bajo presión por la crisis, movilizó a 89.000 policías y gendarmes para hacer frente al grave peligro que representa la nueva manifestación de hoy de los “chalecos amarillos”, muchos de ellos radicalizados. Pero también de grupos de ultraderecha, ultraizquierda y vándalos que la semana pasada devastaron la capital y ciudades del interior.





























Anoche, todos esperaban que una reunión de 90 minutos entre una delegación de seis voceros de “chalecos moderados” y el primer ministro, Edouard Philippe, lograra apaciguar levemente la situación.

Las cifras de movilización de fuerzas del orden no tienen precedente desde la sublevación estudiantil de mayo de 1968. Sobre todo en París, donde el Ministerio del Interior espera para hoy “varios miles de personas, pero también gente ultraviolenta”. En París, que tendrá el aspecto de ciudad bajo toque de queda, serán desplegados 8000 efectivos.















Es casi un 70% más de agentes que el sábado pasado. Ese operativo inédito tendrá el apoyo, por primera vez en la capital, de 12 vehículos blindados de la gendarmería, sobre todo para derribar barricadas. También habrá dos en Marsella y en Burdeos, según una fuente policial.















“Hicimos evolucionar el dispositivo con el objetivo de obtener una mayor reactividad. Con la voluntad de tener una auténtica movilidad para responder eficazmente a la estrategia de dispersión y movimiento permanente de los grupos interesados solo en causar destrozos”, explicó el ministro del Interior, Christophe Castaner. La idea, explican fuentes del ministerio, es “ir al choque”.

“No podemos dejar que se repita lo que sucedió la semana pasada”, advierten.











La detención de estudiantes en las afueras de París generó revuelo en Francia Fuente: Reuters – Crédito: Philippe Wojazer





Las autoridades detuvieron preventivamente a seis líderes de extrema derecha que, en los últimos días, arengaban a sus seguidores por internet a atacar los edificios públicos.

En el suburbio parisino de Mantes-la-Jolie, los violentos enfrentamientos y degradaciones llevaron a las fuerzas de seguridad a reunir a un grupo de estudiantes en un jardín, arrodillados, de cara a la pared y con las manos en la cabeza. Un video de la escena difundido por las redes sociales provocó una viva reacción en el país.








“La policía recuperó cuchillos, machetes y otro tipo de armas. El método puede ser discutible, pero las fuerzas del orden no hicieron absolutamente nada fuera de la ley”, declaró el prefecto regional. Hubo 151 estudiantes detenidos, según la prensa local.

La prefectura de París prohibió las manifestaciones de “chalecos amarillos” en un perímetro que incluye las cercanías del Palacio del Elíseo (sede de la presidencia), la plaza de la Concordia, una parte del Quai d’Orsay (Ministerio de Relaciones Exteriores), la Asamblea Nacional y el Hotel de Matignon (sede del primer ministro).

Se prohibió la tenencia de artículos de pirotecnia y productos inflamables en todo París, y se solicitó a los comercios ubicados en zonas de manifestación, como los Campos Elíseos, la plaza de la Bastilla, de la Madelaine, de la Ópera, de Italia y de Trocadero, que “tomen todas las precauciones para proteger” sus establecimientos.

En resumen, París será una ciudad fantasma: los grandes almacenes, como las Galerías Lafayette y Printemps, estarán cerrados. Los museos de la capital harán lo mismo. La mayoría de los comercios decidieron seguir los consejos de las autoridades y cerrar sus puertas, mientras todos los encuentros deportivos fueron anulados o postergados.

En el terreno político, Macron sigue guardando silencio. Según el Elíseo, consciente de ser el principal objeto de la protesta, el jefe de Estado no quiso hablar en vísperas de la manifestación para no provocar reacciones. Su intervención pública se producirá probablemente a comienzos de la semana próxima.

Por el momento es Philippe quien asumió la responsabilidad del diálogo, así como de los gestos de apaciguamiento del Ejecutivo: anulación de la tasa sobre los combustibles y propuesta de un bono excepcional de fin de año para los empleados de la pymes, desfiscalizado por el Estado. Después de un primer intento abortado esta semana, el primer ministro recibió anoche a un grupo de “chalecos amarillos” moderados, que llegaron a Matignon con una lista de reivindicaciones.

“El primer ministro nos escuchó, recibió nuestra lista de reivindicaciones, y se comprometió a transmitirla al presidente. Él es el padre de LA NACION y es él quien debe dar una respuesta”, dijo uno de ellos, Christophe Chalençon al término de la reunión.

Esa lista incluye organizar negociaciones generales sobre la fiscalidad, a fin de obtener “una redistribución justa de las riquezas”, un aumento de salarios y de jubilaciones, entre otros puntos. Los “chalecos moderados” lanzaron un llamado a los manifestantes violentos para que “respeten a los policías, que también son ciudadanos como nosotros”, dijo.

Pero ese no es el único foco incendiario que el gobierno francés enfrenta en este momento, la rebelión de los estudiantes secundarios contra la reforma del ingreso a la universidad gana en fuerza y amplitud, y podrían sumarse hoy a los “chalecos amarillos”.

Entre 200 y 300 establecimientos, es decir en el 5% y el 7% del total del país, se ven bloqueados o perturbados. Algunas protestas son pacíficas. Otras menos. Hay personas violentas que incendian basureros y autos, montan barricadas, se enfrentan con las fuerzas de seguridad y provocan heridos.











Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Comentarios cerrados

Mira además

Pablo Mirolo participó del Congreso Nacional del Frente Renovador

Invitado especialmente por Sergio Massa, el intendente de La Banda Pablo Mirolo, participó…