Inicio Opinión EL FUTURO POSIBLE DE LAVAGNA

EL FUTURO POSIBLE DE LAVAGNA

6 minuto leer
Comentarios desactivados en EL FUTURO POSIBLE DE LAVAGNA
0

Roberto Lavagna lidera las encuestas de imagen. Es un fenómeno que se repite desde hace casi un año y se originó en las investigaciones iniciadas por Sergio Berensztein y otras consultoras prestigiosas. A medida que se acercan las elecciones crece la atención sobre sus movimientos. Y sus dichos. Por ejemplo los reproducidos por “La Nación”.

“La emergencia alimentaria que presenté fue por unanimidad y solo un voto de disidencia. No fue simplemente que nosotros lo logramos, sino que hubo respuesta de la Iglesia, la CGT, ONG y la clase política, dio lugar a una ley más genérica y menos precisa que lo que habíamos presentado, pero que tiene un enorme valor”.

“El Gobierno originalmente la rechazó y después la aceptó. Le pasa lo que le viene pasando con muchas cosas, reacciona tarde ante ciertos fenómenos, pero bueno, mejor tarde que nunca. Bienvenido que se hayan sumado”.

“Con Agustín Salvia (UCA) y Juan Carr (Red Solidaria).  Coincidimos muy rápidamente en que la única solución de fondo es la creación de trabajo. Y sí se habló de la actividad de formación laboral. Pero no hay creación de trabajo en una economía que no crece.”

-Su objetivo electoral es sumar al votante de Macri? Inquiere el cronista

“No, nosotros convocamos más ampliamente que eso. Eso sin duda, ¿por qué no? Pero también más ampliamente: ni Macri ni Cristina. Hay una parte que está votando por hartazgo con un gobierno que no les da soluciones y que se volcó en las PASO hacia uno de los polos. Nosotros decimos que eso no sirve. No puede seguir moviéndose entre el bombo populista y la patria financiera. Las democracias durables, serias son ubicadas en el centro del espectro y no en extremos.”

Ya en el 2013, en uno de sus libros (“Un Futuro Posible”, Lavagna reflexionaba: “Que resulte útil el camino de la construcción de una herramienta política e institucional, que refleje lo que creemos en el anhelo de la mayoría de la sociedad argentina: una vigorosa, equilibrada y moderna fuerza de centro. Es una propuesta alejada tanto del extravío irresponsable del nacional-populismo y su simulación seudo progresista impulsado a partir de 2007 como del liberalismo fundamentalista de mercado, que ejerció su hegemonía en los años noventa. Ambas experiencias demostraron su rotundo fracaso para encarar y solucionar los problemas del país y, desafortunadamente, nos permiten hablar de no una sino prácticamente dos décadas perdidas. Como muestra de ello basta mencionar la pobreza, la exclusión y la inequidad social, que siguen irguiéndose, prepotentes y triunfantes, luego de gobernar durante veinte años dos expresiones extremas y antagónicas del arco ideológico.”

“Pero hay datos de la realidad cuantitativa y cualitativa alterados. Antecedentes que venían pronunciándose… han adquirido una dinámica virulenta, que amenaza ya no solo al tejido institucional sobre el que se asentó la vida republicana desde la recuperación democrática, sino a la misma convivencia pacífica de la familia argentina.”

Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
  • CLIMA: LOS ACTIVISTAS

    Daron Acemoglu*. El aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en la at…
  • LA PREOCUPACIÓN DE VACA MUERTA.

    Guillermo Nielsen armó un plan que incluye un fideicomiso en el exterior e incentivos para…
  • FMI. UN DATO PURO Y DURO.

    Por Jorge Arguello: La historia de la relación entre la Argentina y el Fondo Monetario Int…
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Personal de Servicios Público trabajó en la erradicación de basurales durante el fin de semana

Personal de Servicios Público trabajó en la erradicación de basurales durante el fin de se…